Los niños necesitan entender a nuestro gobierno si desean salvarlo | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 18 Diciembre 2018 | 

12

58

48

Secciones

Martes 18 Diciembre 2018 | 

12

58

48

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Los niños necesitan entender a nuestro gobierno si desean salvarlo

Esther J. Cepeda/The Washington Post | Viernes 07 Diciembre 2018 | 00:01:00 hrs

Chicago – Casi parece imposible, pero está sucediendo: los estudiantes están tan hartos que han recurrido a la acción legal para obtener la educación que necesitan para convertirse en ciudadanos productivos.

Como lo reportó la semana pasada The Associated Press, un grupo de estudiantes de escuelas públicas y sus padres entablaron una demanda colectiva en contra del gobernador de Rhode Island y funcionarios de educación del Estado, reclamando que el Estado no está preparando a los jóvenes para que participen completamente en la vida cívica.

Los estudiantes están pidiéndoles a las cortes federales que confirmen los derechos constitucionales de todos los estudiantes de escuelas públicas sobre la educación cívica que los prepare adecuadamente para votar, ejercitar la libertad de expresión, hacerle peticiones al gobierno, prestar sus servicios como jurado, escribir una carta al editor de un periódico, participar en el ensayo de un  juicio o involucrarse activamente en sus comunidades.

Musah Mohammed Sesay, un estudiante del último año de una preparatoria y uno de los que firman la demanda, le comentó a The Associated Press que él no ha tenido la oportunidad de conocer las cuestiones básicas sobre la manera como funciona el gobierno ni cómo se pueden responsabilizar a las personas que toman decisiones por los ciudadanos a los que gobiernan.

Es un triste escenario.  Rhode Island no cuenta con una educación cívica, tampoco requiere que los maestros sean entrenados en Civismo, y no examina a los estudiantes sobre su conocimiento en Civismo ni en la Historia de Estados Unidos, de acuerdo a Michael Rebell, asesor del caso y profesor de Derecho y Prácticas Educativas del Teachers College en la Universidad de Columbia en Nueva York, quien fue entrevistado por Providence Journal.

Rebell comentó que el grupo de destrezas es tan bajo en el radar educativo del Estado que el puesto de coordinador de Sociales y Ciencias dentro del Departamento de Educación de Rhode Island ha estado vacante desde hace seis meses.

El Departamento ha dicho que se requieren tres años de estudios sobre Historia y Sociales para graduarse de preparatoria, y que tiene estándares al nivel de cursos que hablan específicamente acerca del Civismo.

Sin embargo, el tener estándares en los libros es una cosa y asegurarse que los maestros tengan el suficiente conocimiento para enseñar la materia y el tener una evaluación establecida para calificar qué tan bien aprendieron los estudiantes, es otra cosa.

La demanda de Rhode Island, que podría llegar tan lejos como la Suprema Corte es la única instancia a la que pueden acudir los estudiantes que exigen que su educación reúna los estándares más básicos de utilidad en el mundo real.

En noviembre, estudiantes de Lowell, Massachusetts, consiguieron una victoria. Después de nueve años de una campaña de defensa, lograron tener éxito al presentar una ley que requiere que el Estado fortalezca los requisitos de la educación cívica.

La ley exige que la Historia de Estados Unidos, Ciencias Sociales y Civismo sean enseñados en las escuelas públicas. También requiere que las escuelas implementen proyectos de Civismo encabezados por estudiantes para los niños de octavo grado y preparatoria que aliente a los estudiantes a colaborar con funcionarios públicos y aprendan cómo funciona el gobierno.

Sin embargo, una organización no lucrativa llamada Iniciativa para la Educación Cívica está presionando para que los Estados requieran que los estudiantes de preparatoria aprueben un examen de 100 hechos básicos acerca de la Historia de Estados Unidos y el Civismo antes de que puedan graduarse.

Podría requerirse que las preguntas sacadas de la misma prueba sean aplicadas a  todos los inmigrantes para que puedan obtener la ciudadanía.

Hasta ahora, la organización ha logrado que 28 Estados aprobaran tal requisito – o algo similar – Texas también está considerando esa medida.

Estos cambios a la política de educación no pueden ocurrir lo suficientemente pronto.  Las calificaciones en Civismo en la Boleta de Calificaciones del país en el 2014 entre los alumnos de octavo grado no mostraron ninguna mejora respecto a su deprimente nivel del 2010.

Menos de una cuarta parte de los estudiantes calificaron en un nivel de “apto” o mejor, sólo aproximadamente la mitad dijeron que el curso de Civismo les pareció interesante “usualmente” o “siempre”.

A principios de este año, la Fundación Nacional de Becas Woodrow Wilson encuestó a mil adultos estadounidenses seleccionados al azar y les hicieron una prueba de opción múltiple acerca de Civismo.

Los resultados fueron espantosos:

Sólo el 13 por ciento supo cuándo se ratificó la Constitución de Estados Unidos, la mayoría contestó incorrectamente que ocurrió en 1776.

El 60 por ciento no supo con qué países peleó Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

El 57 por ciento no supo cuántos jueces hay en la Suprema Corte.

Esas condiciones – la marginalización de la educación cívica y los jóvenes que han tenido que demandar para obtenerla – crearon una tormenta perfecta.

Ellos representan la mezcla perfecta de la ignorancia, apatía y candidez que puede dar lugar al desmantelamiento de nuestras instituciones públicas, gobierno y democracia.

¿De qué manera se supone que los jóvenes deben saber que aquellos que olvidan su pasado están condenados a repetirlo si para empezar nunca aprendieron ese adagio?

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: