Estados Unidos

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 23 Agosto 2017 | 

15

16

51

Secciones

Miércoles 23 Agosto 2017 | 

15

16

51

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Demócratas acuden a Sanders y a su popularidad para reconstruir partido

El Diario | Jueves 20 Abril 2017 | 19:08 hrs

Associated Press |

Associated Press |

Louisville– A principios de esta semana, antes de bajar las escaleras para hablar con cerca de 3 mil residentes de Kentucky, el senador Bernie Sanders, independiente por Vermont, recordó su campaña presidencial del 2016.

Después de ganar impulso y de que sus mítines se convirtieran en eventos del tamaño de un estadio, descubrió la diferencia entre sus simpatizantes y los encargados de recaudar fondos para el Partido Demócrata.

“Hemos tenido congregaciones con cinco o diez mil jóvenes, una gran cantidad de energía”, dijo Sanders mientras degustaba un sándwich de bistec.

“Luego, entré a un salón y había mil personas del Partido Demócrata. Estuve en dos mundos diferentes –uno lleno de energía y de idealismo. El otro lleno de buenas personas –no pretendo hablar mal de ellos– ya que son el fundamento del Partido Demócrata”.

En ese momento, Sanders se encontraba en el segundo día de una larga semana, durante un recorrido por todo el país en compañía de Thomas Pérez, presidente del Comité Nacional Demócrata, DNC por sus siglas en inglés.

El DNC pagó la mitad de lo que costó el vuelo realizado en una avioneta de 12 plazas, así como también de los lugares, incluyendo el Palacio Louisville que se encuentra en el centro de la ciudad.

Mientras Sanders hablaba, Pérez se encontraba a una cuadra de distancia, reuniéndose con líderes del partido, quienes –al igual que los líderes demócratas– habían respaldado a Hillary Clinton en su campaña a la presidencia.

Posteriormente durante esa noche, subieron al escenario y elogiaron a Sanders, quien no es demócrata, por revitalizar al partido.

El presidente que derrotó al candidato preferido de Sanders para presidir el DNC fue parte del recorrido, siendo su acto inaugural.

“Nuestros valores están alineados en muchos de los asuntos cruciales que confronta el país y el Partido Demócrata”, comentó Pérez en una entrevista.

Las primeras 24 horas del recorrido revelaron tanto la fortaleza como las líneas de la estrategia.

Todo empezó el lunes por la noche en Portland, Maine, en donde una multitud se reunió en torno al Teatro Estatal para ver el tour “Únanse y contraataquen”.

Líderes del Partido Demócrata de Maine, iban de un lado a otro entre la multitud con portapapeles, alentando a los fanáticos de Sanders a inscribirse.

Aunque tuvieron competencia. Un grupo de la “Berniecracia” también habían traído sus propios portapapeles, con peticiones que alentaban al senador a postularse para presidente de manera independiente en el 2020.

Cuando inició el mitin, la mención de Pérez fue recibida con abucheos audibles sobre unos cuantos aplausos, el más ruidoso fue un hombre cuya camiseta mostraba su apoyo al Partido Verde.

Una vez que se encontró en el escenario, Pérez describió al Partido Demócrata como una barca de activistas, con una plataforma que podrían amar. Fueron los activistas, dijo, los que detuvieron la derogación del Decreto de Atención Asequible.

Fueron los activistas los que aprobaron el incremento al salario mínimo, que el gobernador republicano de Maine había detenido.

El presidente abandonó el estrado, y un anunciador que no se vio físicamente presentó a Sanders. En esta ocasión, no hubo abucheo, durante 48 minutos, Sanders mencionó el DNC de Pérez en una sola ocasión.

Cualquier simpatizante de Sanders podría descifrar ese código. En el 2016, especialmente después que quedó claro que no podría ganar la nominación, Sanders y sus delegados tuvieron una campaña mayormente exitosa para mover al partido hacia la izquierda.

La plataforma que Pérez no pudo ser elogiada lo suficientemente rápido, ya que fue alterada para apoyar los temas económicos de Sanders, así como también, la despenalización de la mariguana y el fin de la prohibición para financiar con dinero federal el aborto.

Una “comisión de unidad” creada para pacificar a los delegados de Sanders quienes culparon a los “súper delegados” de desviar las elecciones primarias, finalmente se constituyeron en un panel –Sanders estaba observando para ver si seguían su consejo.

Desde que Clinton perdió la elección general, hubo poca resistencia dentro del partido hacia la política de Sanders.

Mientras la avioneta volaba hacia Louisville, un sondeo realizado por Harvard y Harris que fue dada a conocer, encontró que Sanders contaba con la simpatía del 57 por ciento del total de electores.

Ningún político en Estados Unidos ha tenido un mejor nivel de aprobación.

“Sanders es un gran elemento para los demócratas”, comentó Mark Penn, exencuestador y estratega de Clinton, en un comunicado acerca del sondeo.

En Kentucky, en donde Clinton ganó por un estrecho margen a Sanders en las elecciones primarias, la popularidad del senador lo acompañó en todas las paradas que hizo.

“La razón por la que estamos en este recorrido es nada menos que tratar de revitalizar la democracia estadounidense”, dijo Sanders.

Al hacerlo no significa que va a ser fácil para los demócratas. En Frankfort, como en los discursos de los lunes, Pérez y Sanders sugirieron que los demócratas habían perdido electores ante el Partido Republicano de Trump porque habían dejado de hablar con ellos.

Pérez, quien ha criticado a los demócratas por los mismos pecados, realizó más ataques contra la presidencia de Trump. “El costo de un viaje a Mar-a-Lago podría financiar los registros de la base de datos de la Casa Blanca durante 13 años”, dijo después de terminar con los recortes de gastos en el presupuesto de Trump.

A su regreso a Louisville, Pérez sugirió que los demócratas tenían incontables oportunidades para mostrar a Trump como un falso populista, el desafío estaba en enfocarse y tener a alguien que los escuchara.

“Su vida no va a mejorar si un miembro de su familia, quien es adicto a los opioides deja de recibir atención médica”, dijo Pérez. “Su vida no va a mejorar si una factura de infraestructura no tiene los requisitos salariales actuales”.

El martes, cuando continuó el recorrido, Pérez y Sanders cambiaron de sincronía. Pérez pasó semanas hablando de Jon Ossoff, el demócrata que trató de ganar un distrito congresista de un suburbio de Atlanta que quedó vacante cuando Tom Price, secretario de Servicios Humanos y de Salud, se unió a la administración Trump.

Después de la derrota del 11 de abril que fue más cerrada de lo esperado, en un distrito de Kansas, Pérez consideró que los demócratas necesitaban “hacer cualquier cosa”

Sanders estuvo menos interesado en la postulación de Ossoff. “Él no es progresivo”, dijo.

Estuvo apoyando a los demócratas en base a su populismo económico, se puede diferir de los progresistas en temas sociales pero no en la amenaza que representan los mega ricos en la política estadounidense.

Pronto, dijo, es probable que la mayoría de 5-4 en la Suprema Corte logre que sea legal que los acaudalados entreguen cantidades ilimitadas a los candidatos, y la única manera de contraatacar esa política es con los miembros de las bases y pequeñas donaciones.

Sanders ya había dicho eso anteriormente, y en cada ocasión, había provocado el enojo del centro-izquierda que estuvieron preparados para acusarlo de abandonar a las mujeres o a los electores que no son caucásicos.

El jueves, estuvo dispuesto a hacer campaña en Omaha a favor de Heath Mello, un demócrata que se postuló para alcalde y que anteriormente había apoyado una propuesta que requiere que las mujeres que están considerando abortar se practiquen ultrasonidos.

Sin embargo, Pérez y Sanders se encuentran en la misma página acerca de la diversidad de candidatos. “Yo vivo en la republica de Takoma Park de esta gente”, dijo Pérez.

“Si ustedes exigen fidelidad en cada tema, entonces será un desafío. La plataforma del Partido Demócrata reconoce que estamos a favor de la opción, pero existen comunidades, como algunas de Kansas, en donde la gente tiene una postura diferente”.

Para el martes por la noche, el recorrido empezó a tener resultados. Hubo sólo un espectador molesto en Palace, quien gritó al presidente “usted es un cómplice del corporativismo” durante un momento de silencio.

Cuando estuvieron en Maine, hubo una ovación de pie cuando un miembro del Congreso local, un demócrata que había apoyado a Clinton, respaldó el llamado que hizo Sanders para que haya una “sola persona que pague” en la atención médica, al estilo de Canadá.

Luego, se dio un espectáculo más tranquilo en el escenario. El mismo Pérez presentó a Sanders, el senador le dijo a la audiencia que “atrajeran a millones de personas al proceso político” y crearan “un sistema político que no estuviera dominado por un grupo de billonarios”.

Después de 45 minutos, Pérez volvió a aparecer en el escenario y acompañó a Sanders al lugar en donde una banda folclórica llamada Reliquia interpretó “Esta Tierra es tuya”.

Los dos aplaudieron, cantaron la letra de la canción de Woody Guthrie.

A la distancia, pareció como si estuvieran cantando harmónicamente.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Sacerdote revela pasado racista y renuncia
The Washington Post | 00:01 hrs

William Aitcheson fue miembro del Ku Klux Klan y quemó cruces antes de ingresar al clero

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: