La pesadilla de Venezuela se está extendiendo a sus vecinos | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 16 Diciembre 2018 | 

1

35

28

Secciones

Domingo 16 Diciembre 2018 | 

1

35

28

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La pesadilla de Venezuela se está extendiendo a sus vecinos

Benny Avni/The New York Post | Lunes 27 Agosto 2018 | 00:01:00 hrs

Nueva York – Después del colapso del chavismo, ¿qué camino tomará América Latina?

No hace mucho tiempo que Venezuela, liderada por un caudillo ardiente y dedicada a difundir su marca de súpersocialismo populista, impulsó las economías de los aliados cerca y lejos con petrodólares. Hugo Chávez estaba extendiendo su revolución bolivariana por todas partes y los tiempos eran buenos.

No más.

Gastar generosamente para apuntalar el poder de los aliados de ideas afines, invertir fuertemente en obsequios en casa y descuidar la modernización de la industria del petróleo envejecida dio resultado. Venezuela, que posee algunas de las reservas de petróleo más grandes del mundo, está en bancarrota.

Se predice que las tasas de inflación que generan historia alcanzarán el 1 millón por ciento para fin de año. Los estantes del supermercado están vacíos. Los hospitales ya no pueden o no atenderán a los enfermos. Las pandillas deambulan por las calles. Piensa en ‘Babylon Berlin’, con la sensación de que ‘Mad Max’ es hacia donde se dirigen las cosas.

Venerables venezolanos, al menos los que pueden, han huido a las ciudades fronterizas de Colombia y otros países vecinos.

Ya en un agujero, el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro, está cavando más profundo. El viernes pasado anunció nuevas medidas económicas: reducir algunos ceros de la moneda local, el Bolívar; elevando drásticamente los impuestos; subiendo significativamente el salario mínimo.

Esperar un mayor colapso de las empresas locales restantes que no pueden pagar los nuevos salarios dictados desde arriba. La inflación probablemente seguirá aumentando.

Todavía no es tan malo en otros países que alguna vez disfrutaron de la generosidad de Venezuela o siguieron su modelo. Algunos, como Bolivia de Evo Morales, incluso cuentan con economías viables.

Pero toma Nicaragua. En el apogeo de la juerga de gastos de Venezuela, en 2011, Caracas le dio a Managua un valor de $ 557 mil millones en petróleo subsidiado. El omnipresente dictador local, Daniel Ortega, gastó esta ganancia inesperada en programas sociales para comprar votos. Los miembros de la familia y los compinches se hicieron ricos mientras controlaban el negocio de distribución de petróleo.

Avance rápido. El año pasado, Maduro cortó las entregas de petróleo a Ortega incluso cuando la economía nicaragüense bajó bruscamente. Los subsidios de comida y vivienda de Ortega desaparecieron. Los precios artificialmente bajos en la bomba aumentaron. Malestar seguido.

Inicialmente pequeñas manifestaciones contra Ortega fueron recibidas con fuerza. Ahora el país es una gran pelea callejera. Mientras los matones de Ortega intentan sofocar la rebelión, bandas criminales deambulan por las calles. El aumento de las tasas de pobreza está exacerbando la violencia. Es un ciclo sin fin.

¿Qué hay de Brasil? No, esta potencia latina nunca confió en la generosidad de Venezuela, pero aún añora los días de su ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y sus admirados funcionarios del Partido de los Trabajadores de Chávez.

Lula se encuentra ahora bajo arresto domiciliario en espera de maniobras legales, incluso después de que el Tribunal Supremo confirmara su condena por cargos de corrupción. Su sucesor elegido a dedo, Dilma Rousseff, también fue acusado de cargos de corrupción. La economía del país es débil y las tasas de criminalidad son altas. Sin embargo, Lula aún planea postularse nuevamente para presidente.

Brasil no es Cuba, Nicaragua o Venezuela. Sus elecciones son verdaderamente competitivas. Pero la razón probable que encarcelara a Lula en las encuestas electorales del 7 de octubre es que su competidor más duro es Jair Bolsonaro, un populista de extrema derecha, racista y amante de las reglas militares. Buena suerte para salir de la depresión de Brasil con cualquiera de estos dos.

América Latina está pidiendo a gritos nuevos pensamientos e ideas frescas. Sin embargo, los mexicanos simplemente votaron por un aspirante a Chávez, Andrés Manuel López Obrador, con la esperanza de que este viejo perro les enseñe nuevos trucos. No lo hará, y es probable que México vuelva a los malos hábitos del pasado.

Hace media década, la Revolución Bolivariana estaba en marcha. Petro-flush Caracas era el padre de todos. La Habana proporcionó a los aliados médicos y matones para la "seguridad".

Donde los regímenes colapsen, China, Rusia, Turquía, Irán y otros oportunistas nefastos tratarán de llenar el vacío de Sugar Daddy. Mientras tanto, Brasil y México declinarán hasta escapar del hechizo populista-socialista.

Entonces, ¿y nosotros? Washington necesita revisar y actualizar la Doctrina Monroe, porque nuestros intereses en el hemisferio van más allá de la inmigración.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: