Opinión El Paso

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 23 Julio 2017 | 

10

36

51

Secciones

Domingo 23 Julio 2017 | 

10

36

51

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Historias de justicia e injusticia

Enrique Acevedo/Periodista de Univisión | Viernes 19 Mayo 2017 | 00:01:00 hrs

Washington – La secuencia de escándalos iniciada con el despido del director del FBI la semana pasada ha generado una discusión formal y pública sobre la posibilidad de un juicio político contra el presidente Donald Trump.

Más que una aspiración opositora, la destitución de Trump se ha convertido en un escenario real a 119 días de iniciar su mandato. Un objetivo impulsado desde el

Congreso, a pesar de la resistencia y la complicidad del liderazgo republicano.

Al menos tres comisiones legislativas en ambas cámaras han pedido documentación a la Casa Blanca y la presencia de testigos pertinentes para iniciar una investigación por obstrucción de la justicia contra Trump. Las indagaciones responden a un memorándum en el que James Comey asegura que el mandatario estadunidense le pidió cerrar la investigación que lo involucra.

Los primeros 100 días advertían de este choque entre la fuerza imparable de Trump y el objeto inamovible que es Washington D.C. La efervescencia política de los últimos días es simplemente el resultado de ese enfrentamiento.

Así, los últimos siete días pasarán a la historia como uno de los periodos más turbulentos de la política estadunidense. Durante este periodo, Trump despidió al hombre encargado de investigar los presuntos vínculos entre su campaña y agentes rusos, divulgó información confidencial a diplomáticos de ese país y amenazó al ex director del FBI sugiriendo que existen conversaciones grabadas de sus encuentros privados. La lista de los desaciertos trumpianos se extiende, pero el espacio de esta columna es limitado.

Mañana Trump inicia un viaje de 10 días por Medio Oriente y Europa. Su ausencia servirá para aliviar algo de la tensión que se vive en Washington, pero difícilmente servirá para corregir el rumbo de un tren que va en reversa y de bajada.

Termino con una confesión. Esta columna fue escrita desde la comodidad de una oficina en Washington D.C. Yo soy periodista y soy mexicano, pero no me juego la vida en cada denuncia, en cada nota y en cada palabra, como lo hacen muchos compañeros del otro lado de la frontera. La solidaridad con su trabajo es importante, pero no suficiente. Exijo justicia para los periodistas asesinados en México y exijo el compromiso de nuestras autoridades para que ni un solo periodista más sea asesinado por hacer su trabajo. La incompetencia es tan grave como la complicidad. Si no pueden, renuncien.

Como cronista de Culiacán, Javier Valdez fue "guía del infierno" y narró como pocos la forma en la que el narco ha infiltrado la sociedad y la cultura en nuestro país. Decía que le daba tristeza ver las calles abandonadas, entregadas a los malos. No entreguemos también nuestro derecho a estar informados, no en un país en el que el periodismo como el que producía Javier es un bien sumamente escaso.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: