miércoles 01, octubre, 2014 | hrs

Testigo hunde a sospechoso de triple homicidio


Juliana Henao
El Diario de El Paso | Jueves 23 Mayo 2013 | 22:56 hrs
En el juicio en contra de Eugene ‘Gino’ Ferri, quien enfrenta cargos por un triple homicidio cometido el 14 de abril del 2010, investigadores aseguraron ayer que después de encontrar a las víctimas, el acusado se convirtió en el principal sospechoso.

Kevin Streined, encargado de analizar el arma, dijo que no se le pudieron presentar cargos a Ferri, de 50 años, hasta después de un año, cuando se encontró el arma con la que se realizaron los tres asesinatos.

Streined dijo que cartuchos de una pistola nueve milímetros fueron encontrados en la vivienda de Gilles y Helga Delisle, quienes junto con Peter Weith fueron asesinados hace tres años en Mesilla Hills, cerca de Las Cruces, Nuevo México.

El arma semiautomática con la que se presume se cometieron los homicidios fue encontrada en el excusado de los baños del parque La Llorona, en Las Cruces.

Ayer, Streined no pudo determinar si las balas encontradas en los cuerpos de las víctimas provenían del arma encontrada.

Igualmente, el investigador dijo el jueves que no podía asegurar cuánto tiempo había permanecido el arma escondida en dicho sanitario público.

En el momento del asesinato, Gilles tenía 69 años, su esposa Helga 72 y Weith, socio de la pareja tenía 68. Sus cuerpos fueron encontrados sin vida en la casa de los Delisle el 15 de abril del 2010.

El caso está siendo llevado por la fiscalía del Condado de Otero puesto que existía un conflicto de intereses con la oficina del Condado de Doña Ana. La ex fiscal del Condado de Doña Ana, Amy Orlando es la encargada de llevar este caso de manera especial.

El acusado fue arrestado el 8 de abril del 2011 en El Paso bajo los cargos de esconder propiedad gravada, después de que las autoridades descubrieran que tenía en posesión un millón de dólares en trofeos de animales.

Ayer, durante el juicio que inició el lunes, la investigadora del Departamento del Sheriff, Linda Wright, aseguró que como parte de un acuerdo de cooperación con las autoridades, Ricky Huckabay, amigo del acusado, informó que había dejado a Ferri en la casa de los Delisle el 14 de abril y que se había reunido con él horas después, cuando vio que manejaba una camioneta Pathfinder, propiedad de la pareja asesinada.

El informante dijo que había acompañado a Ferri a esconder el arma en el parque de Las Cruces.

Wright dijo que Huckabay había trabajado con las autoridades por varias semanas e incluso usó un dispositivo de grabación escondido en su teléfono celular cuando se captaba una comunicación entre él y acusado, donde éste le ordenada deshacerse del arma 9 milimetros.

De acuerdo a documentos de la Corte del 2008, Gilles Delisle representó a Weith en un caso de bancarrota donde Carol Ferri, madre de Gino estaba involucrada. El acusado manejaba las finanzas de su madre y le debía a Weith alrededor de 1.3 millones de dólares por la inversión de tres propiedades.

jhenao@diariousa.com

¿Cómo te sientes tras leer esta noticia?
También te puede interesar
Comentarios
Los comentarios que en la sección de abajo se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un “click” en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado.
Consulte aquí el reglamento.