Una pesadilla que no termina

Karla Valdez / El Diario de El Paso
2019-01-05

Tras poco más de un año de haber sido brutalmente golpeado en Ciudad Juárez, a Sebastián Alejandro Díaz Ponce aún se le quiebra la voz al recordar el momento que le cambió la vida y por el que todavía tiene pesadillas.
El 23 de mayo de 2017, sin imaginar que su vida quedaría marcada, Díaz Ponce decidió ir a la fiesta de graduación de su prima en el conocido bar Silver Fox en la vecina ciudad.
Ya que esa anoche fue golpeado por seis hombres que tenían un problema con su amigo Perry Wolf y terminaron desquitándose con él cuando trató de evitar que le pegaran a su amigo.
Estas personas fueron identificadas en documentos oficiales como Óscar Valencia Aguayo, René Pinoncelly García, Sebastián Zapata Pozo, Diego Cantú Peraldi, José Andrés Contreras Hayes y Adrián Beltrán. 
“Cuando estábamos en la fiesta bailando y disfrutando se empiezan a escuchar gritos y la gente corría para un lado del bar. Cuando me acerco veo que son estas seis personas contra Perry Wolf”, dijo Díaz Ponce a El Diario de El Paso.
Díaz Ponce relató que ni siquiera su amigo sabía por qué estos seis hombres estaban tratando de agredirlo, por lo que le pidió que no les hiciera caso y que se retiraran del lugar para evitar problemas.
“Cuando ya nos íbamos porque nos corrieron al ver que todo se estaba tornando agresivo, veo que Zapata viene y le quiere pegar a Perry (Wolf) cuando estaba distraído. Al ver eso yo meto la mano para frenarlo y lo moví, fue todo lo que hice” explicó Díaz Ponce.
Esa acción desató la molestia de los acusados, quienes comenzaron a golpear a Wolf y fue en ese momento cuando los guardias del lugar y otras personas se metieron para tratar de separarlos.
“Se hizo la bola y yo empiezo a buscar a Perry (Wolfe) y a gritar porque se me perdió y quería saber que estaba bien. No sé cómo pero yo terminé del lado donde estaban estas personas y Diego Cantú me empieza a decir que me vaya con mi novio”, dijo.
En ese momento Díaz Ponce estaba más preocupado en buscar a su amigo, por lo que dejó de prestarle atención a Cantú, quien repentinamente lo empujo diciéndole que se fuera.
Al ver esto, uno de los primos de la víctima se acerca para llevarse a Cantú y evitar un pleito mayor, pero fue ahí cuando Pinoncelly le da un puñetazo en la cara.
“Después de que (Pinoncelly) me pega, empecé a sentir golpes por todos lados y cuando menos pensé ya era seis contra mí. Logro salir de ahí pero me caigo y de pronto salió Valencia y me da una patada en la cara”, relató.
Díaz Ponce comentó que no tuvo oportunidad de reaccionar y tratar  de defenderse porque asegura que no sabía que estaba en una pelea.
“No me alcancé a defender porque no sabía que me había metido en un pleito, yo solo estaba ahí y me pegaron. Estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado”, enfatizó.

Lo golpean dos veces en la misma noche

La víctima contó que luego de recibir la patada en el rostro, él estaba desorientado y de no ser por Wolf y los guardias, sus agresores hubieran seguido golpeándolo.
“Yo estaba en el suelo viendo estrellas y llega Perry (Wolf) a quitarlos porque todavía después de la patada me iban a dar más golpes ahí en el suelo, no me dieron chance de nada; era obvio que me querían hacer mucho daño”, indicó.
En ese instante llega un conocido de Díaz Ponce y lo mueve del lugar donde lo habían dejado los guardias y lo lleva a donde estaba una camioneta.
“Estaba yo ahí todo desorientado y escucho que me empiezan a gritar y cuando volteo son estas personas. Si no los había visto bien cuando me pegaron ahora ya no tenía dudas que ellos eran”, dijo.
Al sentirse amenazado por estas personas, Díaz Ponce levantó la guardia para tratar de defenderse de un nuevo ataque.
“Ya me habían hecho papilla y ahí venían otra vez, parecía que querían matarme, parecía que no habían acabado el trabajo y lo querían acabar”, resaltó.
Mientras Díaz Ponce esperaba de frente a cinco de sus agresores, Pinoncelly lo tomó por la espalda y le estrelló la cara contra la camioneta.
“Cuando me levanté vi que estaba rodeado y me empecé a defender pero me dieron un golpe que me noqueó y llega Sebastián Zapata, que ya se lo estaban llevando sus guardias, ya estaba en su carro y se bajó solo para darme una patada en la cara”, recordó Díaz Ponce.

‘Sentí que estuve muerto’

Cuando sus agresores lo dejaron en un charco de sangre, uno de los primos de Díaz Ponce se acercó para ayudarlo y le llamó a su madre para llevarlo al hospital.
“Me acuerdo que estaba volteando hacIa el suelo y estaba chorreando mucha sangre y podía sentir cómo la mandíbula se movía por mi cara”, explicó.
Una vez en el hospital Díaz Ponce asegura que sintió que estuvo muerto por un momento, por lo cual no quería dormirse.
“Me querían sedar porque yo estaba muy histérico, pero no me quería dormir porque sentía que si me dormía me iba a morir”, manifestó.
Los médicos indicaron a los familiares de Díaz Ponce que a raíz de la golpiza el paseño presentaba serias lesiones corporales, entre ellas una doble fractura de mentón, así como fracturas en la mandíbula y la nariz.
Tuvo que ser sometido a cirugía para tratar de reparar las fracturas en la mandíbula y mentón, las cuales hasta la fecha siguen causándole problemas.
“Estuve en recuperación física como cinco meses, pero hasta la fecha sigo sufriendo porque no siento nada en la barbilla, está como dormido y a cada rato tengo que estar estirando la mandíbula porque se queda trabada y eso me da calambres muy fuertes”, explicó.
Pero más allá de lo físico, su afectación es emocional, ya que luego de la golpiza de la que fue víctima, Díaz Ponce padece estrés postraumático.
“A veces revivo en mis sueños ese momento y despierto alucinando que ellos están en mi cuarto pegándome y me arrincono y empiezo a pelear”, dijo Díaz Ponce con lágrimas en los ojos.
Aunque trató de superar este trauma con el apoyo de un psicólogo, el paseño asegura que dejó de ir a sus terapias porque siente que su problema es tan profundo que ni ellos pueden ayudarlo.
Ya que sus agresores lo han amenazado de manera indirecta, diciéndole a conocidos de Díaz Ponce que “más vale que ni les busque”.
“Dicen que si les busco me van a desaparecer, dicen cosas que diría un sicario”, comentó.

Su vida dio un giro

Díaz Ponce aseguró que desde ese día le cuesta trabajo confiar en la gente, por lo que dejó de salir a lugares como los jóvenes de su edad y ahora prefiere solo estar con su familia.
“Prefiero ya no exponerme. Esto para mí fue una lección de que no sabes cuándo te va a tocar y cuando te toca ni saber que te fuiste”, dijo.
El paseño comentó que ahora se encuentra totalmente dedicado a su familia y a su trabajo como productor, ya que la golpiza le arruinó varios proyectos que tenía en puerta.
“Todo se fue a la basura, yo tenía proyectos que eran grandes para mí. Pero ahorita solo quiero ser mejor de lo que pude haber sido no hubiera pasado esa experiencia”, dijo.

Buscan dejar precedente

Luego de que la justicia mexicana no lo diera el apoyo necesario a Díaz Ponce debido a que los acusados son hijos de familias influyentes en Ciudad Juárez, la víctima interpuso una demanda contra sus agresores en El Paso.
Por lo que sus abogados Ricardo y Federico Vielledent aseguran que están reuniendo todas las evidencias necesarias para proceder con el juicio y dejar un precedente.
“Una de las razones por las que tomamos este caso fue porque hace 10 años a mí me pasó algo similar en Chihuahua y yo aún no era abogado y no sabía que una demanda procedía aquí. Por eso queremos dejar precedente y que la gente tome conciencia y que sepa que este tipo de actos no se pueden cometer contra un ciudadano americano sin consecuencias no solo en México, sino en cualquier parte del mundo”, dijo Ricardo.
Por su parte Federico aseguró que ya se están preparando para el juicio, el cual aún no tiene fecha pero esperan que se lleve a cabo a mediados de año.
Una de las cosas que se buscan con la demanda es obtener una compensación económica para reparar distintos daños, entre ellos gastos médicos, dolores físicos y gastos de la Corte.
Por lo que en la demanda se establece que esperan una compensación de alrededor de un millón de dólares, pero Federico explicó que esta es solo una cantidad que aparece en los documentos, ya que será el jurado quien determine la cantidad.
“En los documentos se pone un número, pero en realidad es el jurado quien determina la cantidad de la compensación tomando en cuenta diferentes cosas que son presentadas durante el juicio”, concluyó. 

Te puede interesar
Piden renuncia de la titular de la Secretaría de Energía
El Diario de Juárez | 21:01hrs.
El Partido de la Revolución Democrática acusó falta de experiencia a Rocío Nahle por no dar solución al desabasto de combustible en el país
Victoria del Magic sobre Celtics
Associated Press | 21:01hrs.
Orlando se impuso 105-103 a Boston y con ello rompió su racha de cuatro derrotas consecutivas
EU y Argentina apoyan a 'presidente interino' en Venezuela
Excélsior | 19:01hrs.
Esto por considerar al gobierno de Nicolás Maduro como una dictadura
Inicia AMLO festejos por Zapata
Reforma | 08:01hrs.
AMLO iniciará en Morelos la celebración por Centenario de la muerte de Emiliano Zapata, a quien rendirá homenaje el primer año de Gobierno
Cae con AMLO compra de gasolina de EU
Reforma | 21:01hrs.
Es una caída de 28 por ciento respecto a diciembre de 2017 y enero de 2018
EU reitera que no reconoce la toma de posesión del 'dictador' Maduro
Excélsior | 19:01hrs.
Son varios los países de América que no reconocen el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela por considerarlo una dictadura
Tips para ser un experto al buscar vuelos en Google
El Diario de Juárez | 19:01hrs.
Esta herramienta utiliza un algoritmo que analiza las tarifas de boletos de avión en cualquier fecha
Parálisis en EU podría resultar más cara que construir muro
El Diario de Juárez | 14:01hrs.
El cierre parcial de gobierno en Estados Unidos ha supuesto una pérdida de 3 mil 600 millones de dólares hasta el momento
Define Congreso venezolano plan para enfrentar a Maduro
Associated Press | 09:01hrs.
La oposición ha considerado el segundo mandato del presidente como 'usurpación' de cargo