Una propuesta migratoria razonable | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

3

38

55

Secciones

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

3

38

55

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Una propuesta migratoria razonable

Robert J. Samuelson/The Washington Post | Lunes 05 Febrero 2018 | 00:01:00 hrs

Somos una nación de inmigrantes que se sienten incómodos con la inmigración. Hay una larga historia de resentimiento contra los inmigrantes, que data de los inmigrantes irlandeses en la década de 1840 y los chinos unas décadas más tarde. Esto contrasta con nuestra capacidad demostrada de absorber a los recién llegados.

Es hora de superar este legado de dos cabezas con una política de inmigración para el siglo XXI.

¿Cómo sería una política así?

La mayoría de los llamados “soñadores” recibirían estatus legal, al igual que muchos otros residentes indocumentados que habían llevado vidas respetuosas de la ley. A cambio, habría una seguridad fronteriza más dura (incluido un “muro” o su equivalente) y un requisito de que la mayoría de los empleadores verifiquen el estado de inmigración a través de una red electrónica (como E-Verify). Estos pasos reducirían drásticamente la cantidad de inmigrantes ilegales.

En cuanto a la inmigración legal, habría un techo de alrededor de un millón al año, que hasta hace poco era aproximadamente el nivel de admisiones. Pero habría un cambio fundamental en los criterios para la inmigración legal, desde las conexiones familiares hasta las habilidades en el lugar de trabajo. Cuanto más educados sean los inmigrantes, más fácil les resultará adaptarse a una nueva sociedad.

Hay al menos tres razones para apoyar este tipo de sistema.

En primer lugar, el sistema existente ha aumentado la pobreza en los Estados Unidos, impulsado por los flujos de trabajadores legales e ilegales con poca capacitación. Es como si hubiera una agencia llamada Oficina de Trabajadores No Calificados dedicada a aumentar la pobreza en Estados Unidos.

Considerar. De 1980 a 2016, el número de personas con ingresos por debajo de la línea de pobreza del gobierno aumentó en 11.3 millones (de 29.3 millones a 40.6 millones). Completamente dos tercios de esos, ó 7.6 millones, eran hispanos. Gran parte de este aumento refleja claramente el impacto de los inmigrantes y sus hijos.

En segundo lugar, el status quo promueve la anarquía y la represión que, con razón, ofenden, por diferentes razones, a todos los lados del debate sobre inmigración. Un lado ve a los inmigrantes indocumentados como infractores de la ley que deberían admitir su crimen y sufrir las consecuencias al ser deportados. Dado el estimado de 11 millones de inmigrantes ilegales, esto parece poco probable. El otro lado ve las acciones interminables de aplicación –redadas en hogares y negocios– como las tácticas de una policía. No hay una manera real de romper este estancamiento, excepto al comenzar de nuevo.

En tercer lugar, los inmigrantes calificados son buenos para la economía. Es cierto que no pueden impulsar por sí solos el crecimiento económico anual a 3 ó 4 por ciento desde el 2 por ciento más de los últimos años. Pero cada pedacito ayuda. Un área donde los inmigrantes brillan es el emprendimiento. En un estudio de nuevas empresas, el equipo formado por marido y mujer de economistas William Kerr de Harvard y Sari Pekkala Kerr de Wellesley College descubrieron que aproximadamente una cuarta parte de los fundadores de la empresa eran inmigrantes.

Todo esto es cada vez más relevante, porque después de haber disminuido durante algunos años, la inmigración vuelve a crecer. Steven Camarota, del Centro de Estudios de Inmigración, un grupo que favorece políticas de inmigración más estrictas, estima que los nuevos inmigrantes en 2016 totalizaron casi 1.8 millones, lo que –si se confirma por el recuento final– empataría con 1999 como el más alto en la historia.

Como grupo, ahora hay más de 43 millones de inmigrantes en Estados Unidos, legales e ilegales, que representan aproximadamente el 13 por ciento de la población, informa el Instituto de Política de Migración, que generalmente apoya políticas más flexibles. Los hijos de inmigrantes nacidos en Estados Unidos constituyen un grupo de casi el mismo tamaño. Esto significa que aproximadamente una cuarta parte de la población total de Estados Unidos son inmigrantes o sus descendientes.

Pero hay una paradoja. Para que los inmigrantes que ya están aquí tengan éxito, se debe limitar la inmigración futura. De lo contrario, las presiones de lidiar con nuevos grupos se vuelven más polémicas.

¿Cómo se reducirá la pobreza si las filas de los pobres se reponen constantemente con nuevos inmigrantes pobres? Admitir más trabajadores mal pagados hace que sea más difícil para la última ola de inmigrantes mal pagados, sus principales competidores, avanzar.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: