Domingo 22 Octubre 2017 | 

4

01

55

Secciones

Domingo 22 Octubre 2017 | 

4

01

55

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

La historia secreta de algunas canciones

Daniel Centeno
El Diario de El Paso | Sábado 09 Noviembre 2013 | 23:44 hrs

No hay algo más normal que cantar lo que suena en la radio sin tener la más mínima idea de lo que significa. La verdad es que muchos temas tienen su historia, algunas dignas de mención. Pasó hace poco, cuando el cardenal Gianfranco Ravasi, tuiteó desde la cuenta del Vaticano unos versos de ‘Perfect Day’, de Lou Reed.

Lo hizo como homenaje al músico fallecido, y quizás pensando que se trataba de Dios, cuando la alusión estaba más por el lado de la heroína: ‘Oh, es un día perfecto / Me alegro de haberlo pasado contigo / Oh, es un día perfecto / Haces que me sienta a gusto’.

 

¿Y cómo es él?, de

José Luis Perales

 

Ésta es la canción con mayores leyendas urbanas en el presente conteo. Pocas personas que han pasado un despecho pueden soportar con estoicismo la prueba de este coro: ‘¿Y Cómo es él? / ¿En qué lugar se enamoró de ti? / ¿De dónde es? / ¿A qué dedica el tiempo libre? / Pregúntale, / ¿por qué ha robado un trozo de mi vida? / Es un ladrón, que me ha robado todo’.

La primera suposición fue que José Luis Perales no se cortó en meterle música a un despecho sufrido en primera persona.

Con el tiempo, la historia se transformó en algo digno de un diario de curiosidades: el cantautor se la había compuesto a su pequeña hija María, en cuanto supo que tenía un noviecito en primaria.

El cuento enterneció aún más a las fanáticas del otrora mesonero de Cuenca. Sin embargo, la realidad era otra (y sin tantos ribetes míticos): Perales la parió por encargo de Julio Iglesias, quien se acababa de divorciar de Isabel Presley (para el momento vuelta a casar). La compañía olió el éxito encerrado en el tema y lo obligó a cantarla. El padre de la criatura, en un principio, se negó a hacerlo.

Lo cierto fue que cuando se decidió, no se imaginó que la canción lo acompañaría como una cruz para el resto de su vida. Por cierto, en esa fecha su hija apenas contaba con tres años de nacida…



Los dinosaurios

Charly García



Para los menos enterados, esta letra puede ser un completo disparate: ‘Los amigos del barrio pueden desaparecer, / los cantores de radio pueden desaparecer, / los que están en los diarios pueden desaparecer, / la persona que amas puede desaparecer. / Los que están en el aire pueden desaparecer, /  los que están en la calle pueden desaparecer, / los amigos del barrio pueden desaparecer, / pero los dinosaurios van a desaparecer. / No estoy tranquilo mi amor, / hoy es sábado a la noche, / un amigo está en cana’.

Sin embargo, aquí está contenida una de las canciones de protesta más célebres de Charly García. La misma, afincada en alegorías y otras yerbas, constituye uno de los tantos alegatos en contra de los desaparecidos argentinos y los dictadores de ese país, que diezmaron a la población entre 1976 y 1983.

Por raro que parezca, García no fue torturado después de publicar esta pieza, que aún hace emocionar hasta las lágrimas a su público austral. Como dato de cultura general: sale en el disco Clics modernos de 1983.



Every Breath You Take

The Police



Acá la cosa se pone retorcida. ¿Quién no conoce esta canción de Sting?, ¿quién no la ha dedicado?, ¿quién no se ha puesto a volar con ella?, ¿quién no ha enmarcado la década de los 80 con esta banda sonora?

Por algún extraño motivo es una pieza que conecta con todo el mundo. La tocan en las bodas, sale en muchas películas y su cantante no puede dar un concierto sin meterla en el repertorio. Lo raro es la explicación que da su propio creador: el tema, con el que el grupo The Police cerró su discografía, fue compuesto en una casa jamaiquina en pleno proceso de separación del músico con su primera esposa.

En ese encierro comenzó su retahíla: ‘Every breath you take / And every move you make / Every bond you break, every step you take / I’ll be watching you’ (’Cada aliento tuyo / Cada movimiento / Cada norma rota o paso dado / Te estaré observando’).

Lo que no sabe la gente, aunque Sting lo haya dicho mil veces, es que su canción no la pensó como una de amor, sino como una sobre una persona obsesiva. Podría decirse que es una oda a los celos y, ya en plan exagerados, a los maltratadores.

Nunca entendió el compositor inglés la manera en la que su público adoptó su canción. Quizás por eso siempre la canta en vivo con una sonrisa de oreja a oreja.

Perla negra

Yordano



La historia que más engancha sobre esta canción es la que afirma que Yordano la compuso al rememorar su primera experiencia sexual. Y eso no es todo: la tuvo con una prostituta, y la impresión fue tal que se le quedó grabada hasta el punto de meterle letra y música muchos años después.

Con el tiempo, poco se sabe del tema. Al igual que pasa con la famosa Salamandra de Miguel Bosé, la gente ha hecho y deshecho tramas alrededor de Perla negra.

Yordano suele decir que el personaje central se repite en varias de sus canciones. No obstante, aclara que no es ninguna meretriz. Simplemente, fue un ente que salió de la melodía.

El resto fue parir imágenes poéticas que se amoldaran con el tono. El resultado salta al oído: ‘Noche de luna llena / la hora es la del puñal / como ladrones de sombras / entramos buscando que una fantasía / se haga realidad’.

Ahora bien, si se le insiste mucho, Yordano reconocerá, como lo ha hecho en alguna entrevista, que la frase ‘dime qué quieres que te haga’ sí se la escuchó a una meretriz bastante veterana en acrobacias de toda índole.



A modo de ñapa

Hey Jude de los Beatles fue compuesta por Paul McCartney, inspirada en el hijo de Lennon, Julian (por cierto, su padre siempre dijo que Lucy In The Sky With Diamonds salió de un dibujo del por entonces infante). I Need You, For Your Blue, Isn’t It a Pitty y Here Comes the Sun, de George Harrison; y Badge, Bell Bottom Blues, Layla y Wonderful Tonight, de Eric Clapton, fueron escritas para Pattie Boyd (quien terminaría siendo mujer de ambos).

De hecho, la última, fue una manera irónica que tuvo el guitarrista inglés de burlarse de lo mucho que tardaba la musa en maquillarse antes de salir.

Y ya que estamos en son de burla, De Sol a Sol de Salserín fue la manera de velada de su autor, Servando Primera, de dedicarle una canción a su mamá: Sol Mussett.

Y esto último se imprime así, para que después no digan que este artículo no fue variopinto.


  • También te puede interesar
  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Los lobos cachorros son adorables… hasta que la naturaleza los llama
The New York Times | 00:01 hrs

Aunque son cercanos a los perros –algunos científicos los clasifican dentro de la misma especie–, hay grandes...

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: