Sábado 24 Febrero 2018 | 

20

45

31

Secciones

Sábado 24 Febrero 2018 | 

20

45

31

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Se ‘salva’ Duranguito

Diego Murcia/ Luis Hernández
El Diario de El Paso | Miércoles 21 Diciembre 2016 | 00:01:00 hrs

Luis Pablo Hernández/El Diario de El Paso |
Imagen Galeria

Luis Pablo Hernández/El Diario de El Paso |


Ante la oposición de vecinos, activistas, y ahora hasta de comerciantes, a la ubicación de una nueva arena multiusos, el Cabildo de El Paso votó el martes, por cuatro votos contra dos, para efectuar un estudio y encontrar un sitio alterno.

El estudio de factibilidad tendrá los parámetros de que se encuentre a mil pies del Centro de Convenciones y que respete la edificación del Teatro Abraham Chávez. La opción más discutida por ahora es el propio Centro de Convenciones.

También se dio la orden a la administración municipal de remover la oficina de José Carlos Villalba, gerente de bienes raíces de la ciudad, que se tenía en las inmediaciones de la comunidad Duranguito –el cual por ahora se salva de ser demolido– para servir de intermediaria entre los residentes y la Ciudad.

La decisión del Cabildo fue celebrada por más de medio centenar de personas que acudieron al Ayuntamiento para expresar su rechazo al sitio propuesto para el inmueble que presentaría espectáculos a audiencias de hasta 13 mil personas.

Las concejales Emma Acosta y Claudia Ordaz se opusieron a la moción propuesta por Cortney Niland, aduciendo que el gasto de un millón de dólares hecho hasta la fecha era dinero de los contribuyentes que se perdería con esta votación.

“Hemos sido diligentes, contratamos a especialistas… votar a favor de esto es fiscalmente irresponsable”, agregó Ordaz. Los representantes Michiel Noe y Carl Robinson no estuvieron presentes durante la votación.

Al conocer la decisión por parte del Cabildo, después de más de 60 días desde que comenzó la disputa por la construcción de la arena, residentes de Union Plaza, celebraron con vítores y aplausos.

“Me siento muy feliz y me siento muy contenta, le doy gracias a Dios y a toda la gente que nos ayudó y estuvo con nosotros y nos defendieron. Estoy muy contenta de que no me van a quitar de mi barrio”, dijo la señora Antonia ‘Toñita’ Morales, de 88 años de edad, quien ha vivido en el barrio Duranguito por más de 50 años.

‘Toñita’ al igual que otros residentes de la tercera edad, se convirtieron en íconos del movimiento en defensa de la comunidad de Union Plaza y el vecindario de Duranguito. A lo largo de las semanas, los residentes pasaron de ser figuras partícipes a líderes del movimiento.

A puerta cerrada

La decisión de reubicar la arena vino tras tres horas de discusión a puertas cerradas. Previo a esto, durante cuatro horas, al menos unas 30 personas –incluida Morales– tomaron el podio para hablar en contra de la construcción de la arena que se realizaría en la zona conocida como Duranguito.

Al filo del mediodía, el Cabildo entró en sesión ejecutiva para buscar consejo legal sobre qué medidas se podrían tomar para mover el proyecto de lugar.

La reunión ocurre luego de que varios concejales se reunieran en privado con los activistas que quieren evitar el desplazamiento de los vecinos del barrio Duranguito y la destrucción de sitios históricos en la zona.

Por otro lado, la reunión entre los activistas y los concejales Jim Tolbert, Cortney Niland, Peter Svarzbein y Lily Limón, así como una segunda reunión entre los opositores y el alcalde Óscar Leeser provocaron que un ciudadano ayer interpusiera una queja de violación a las reglas de ética de la Ciudad, en contra del alcalde y los concejales.

Jud Burgess denunció que los funcionarios “intencionalmente conspiraron para evitar un quórum (del Cabildo) infringiendo la Ley de Reuniones Públicas de Texas”. Burgess sostiene que las reuniones equivalen a un “quórum escalonado” en el cual se efectuaron acciones a nombre de la Ciudad sin el debido anuncio y supervisión pública.

Larga y tendida

La conversación de cuatro horas entre opositores al proyecto y el Cabildo, logró que la representante del Distrito 8, Cortney Niland, desistiera de apoyar dicha construcción y sumara su oposición a la de Lily Limón, representante del Distrito 7, que se desdijera del proyecto el pasado 10 de diciembre.

“No voy a seguir apoyando esto”, dijo Niland con voz resquebrajada, luego de escuchar las historias de docenas de personas cuyas vidas están ancladas a la historia de Duranguito. “No vamos a dejar que tengan esta preocupación en esta Navidad. Algo se nos ocurrirá”, prometió la funcionaria a la concurrencia que permaneció a la expectativa por poco más de ocho horas en las instalaciones del Ayuntamiento.

Ella, como representante a la que corresponde esta porción de la ciudad, fue el centro de la mayoría de llamados de atención. Por ejemplo, el testimonio de Antonia Morales, quien, con simples palabras, recordó a los funcionarios que la zona Central de El Paso es el punto neurálgico de este lado de la frontera.

“El Centro es comercio, no es turismo”, señaló la residente de 88 años de edad, que ha vivido en la zona toda su vida. “Acá es donde ocurre el comercio hormiga donde la gente de México viene y compra”.

Otras voces de los representantes sumaron disconformidad por el camino que habían tomado las cosas. Emma Acosta, por ejemplo, llegó a sugerir una moción para mandar a las boletas electorales la decisión de dónde debería ser ubicada esta arena. Pero su propuesta no tuvo eco entre sus pares. Luego dijo que no iba a apoyar la moción presentada por Niland porque había en juego un millón de dólares de los contribuyentes. 

El alcalde Óscar Leeser apuntó que la gente nunca estuvo en peligro de ser desalojada, y reiteró su compromiso de no permitir la ejecución del dominio eminente. Sopesó, eso sí, que la reubicación de la arena podría costar más pero reconoció que, a la larga, el retorno de beneficios sería mayor a la inversión.

Aunque votó a favor, Jim Tolbert también tuvo sus reparos ante la propuesta de Niland: “Me preocupa que estemos hablando de una conversación amigable y no hemos hablado ni siquiera con los inversionistas que colaborarían con este proyecto, para comenzar”. Tolbert se encontraba en uso de la palabra cuando fue abucheado por la multitud.

Luego, cuando Tolbert dijo que se les habría de dar dinero para que se movieran del lugar, muchos rieron, Michael Patiño entre ellos. Patiño, una de las caras más visibles de la reciente oposición a la arena, dijo que no se vendían a ningún precio, a lo que Tolbert respondió: “No es momento de ser un pendejo”. En ese momento, el alcalde Leeser intervino para evitar que la discusión se saliera de control.

 

Patiño y Tolbert intercambiaron palabras al final de la sesión. Por otro lado, el activista dijo que la petición de remover de su puesto a la regidora Niland seguía en pie y llamó los habitantes de su distrito a contactarlo al 915-633-4754 para sumarse a esta iniciativa.

Lo que viene

Ahora que se han sentado las bases para reiniciar el proceso de reubicación de la arena, el Cabildo de la Ciudad espera echar a andar un par de puntos que faciliten su trabajo con la comunidad a la que representa.

El primero de ellos sería un plan de acción en el que se incluya a los residentes que puedan ser afectados, directa o indirectamente, por la construcción de la arena. También se instruyó a la administración municipal para que contrate a una persona o empresa que funja como vocero del Concejo y vínculo con la comunidad, para que la comunicación fluya sin intermediarios, “para hacer llegar la información hasta las personas”, explicó la regidora Cortney Niland.

Otro punto a considerar es la revaluación del plan original, presentado por el personal de la Ciudad, en 2012, año en que se votó por la creación de los Bonos de Calidad de Vida. En dicho primer estudio, los puntos identificados para la creación de la arena incluían el espacio del antiguo edificio municipal, a la altura de Cleveland; el Centro de Convenciones, y los terrenos de Union Pacific, en las cercanías de la calle Santa Fe.

A la discusión también se unió el director de la Cámara Taiwanesa de Comercio de El Paso, Allen Cheng, quien lleva viviendo en la frontera 10 años. “Estoy hablando en defensa de la última lavandería china en esta ciudad. Pidió que salvaran esa parte de la historia”, dijo.

La propiedad a la que se refiere está ubicada en el 202 Overland, y es uno de los últimos vestigios en pie que quedan como testimonio de la época en que los trabajadores chinos-americanos ayudaron a construir el sistema ferroviario de la frontera.

Cheng dijo que se encuentra buscando fondos para remodelar esa casa y convertirla en un museo de historia china.

[email protected]


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Causa revuelo 'green cards' de suegros de Trump
The New York Times | 21:11 hrs

Obtuvieron residencia legal permanente en EU, confirmó el 21 de febrero un abogado de la pareja.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: