*

Viernes 09 Diciembre 2016 | 

23

58

33

Secciones

Viernes 09 Diciembre 2016 | 

23

58

33

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

A la alza, cifra de turistas que se quedan a vivir sin permiso

Elliot Spagat/Associated Press | Viernes 14 Octubre 2016 | 00:01:00 hrs

Archivo/El Diario de El Paso | Un oficial revisa la documentación de visitantes

Archivo/El Diario de El Paso | Un oficial revisa la documentación de visitantes

Washington— Más de 20 años han transcurrido desde que el Gobierno de Estados Unidos calculó cuánta gente entraba al país legalmente y se quedaba más tiempo del que su visa le permitía. Las cifras actualizadas, finalmente publicadas en enero pasado, eran considerables.

El Departamento de Seguridad Terrestre (HSD) comunicó que 525 mil 127 personas que deberían haber salido del país en el año fiscal 2015 se quedaron, cifra mayor que la población de Atlanta. Y eso fue solamente aquellos que entraron por avión o barco, no por tierra.

Para ponerlo en perspectiva, la Patrulla Fronteriza realizó 337 mil 117 arrestos de gente que entró al país ilegalmente durante el mismo período, casi todos en la frontera con México. Más gente se excedió en su estancia permitida en su visa que la que fue capturada cruzando la frontera ilegalmente.

Se calcula que un 40 por ciento de los 11.4 millones de personas que están ilegalmente en Estados Unidos se quedaron después de que su visa expiró, un hecho crucial pero frecuentemente ignorado en el debate de inmigración. Ese porcentaje podría aumentar conforme India y China reemplacen a México como los más grandes exportadores de inmigrantes a Estados Unidos. Por mucho tiempo, los mexicanos han entrado ilegalmente a través de los desiertos de California, Arizona y Texas, pero la ausencia de una frontera compartida vuelve esa ruta improbable para los asiáticos.

Las sobreestadías representaron aproximadamente un 1 por ciento de los 45 millones de visitantes de negocios o placer desde octubre del 2014 a septiembre del 2015, de acuerdo con el reporte tan esperado de Seguridad Terrestre. Canadá ocupó el primer lugar en sobreestadías, seguido por México, Brasil, Alemania e Italia. El Reino Unido, Colombia, China, India y Venezuela completaron el grupo de 10.

El Centro de Investigaciones Pew declaró el año pasado que más mexicanos estaban saliendo de Estados Unidos que los que entraban, dando fin a una de las más grandes oleadas de inmigrantes en la historia de Estados Unidos. Esto se atribuye ampliamente a la falta de empleos para la mano de obra no calificada después de la Gran Recesión, pero también se debió a la vigilancia de la frontera.

La Patrulla Fronteriza incrementó el número de sus agentes más de un 400 por ciento a 21 mil 444 en el 2011, de 4 mil 028 en 1993. Estados Unidos erigió vallas a lo largo de 1 mil 045 kilómetros de frontera con México, casi todos ellos en los últimos años de la Presidencia de George W. Bush. El año pasado, los arrestos de la Patrulla Fronteriza –una medida del número de cruces ilegales– se redujo a su nivel más bajo desde 1971.

Hace unos cinco años, el corredor más usado para los cruces ilegales comenzó a cambiar de Arizona al Sur de Texas, donde aproximadamente dos de cada tres aprehendidos son de otros países, no México. Grandes cantidades de mujeres y niños de Centroamérica se entregaron a las autoridades estadounidenses, disparando procesos largos en las saturadas cortes de inmigración. Las imágenes de niños amontonados en las celdas de Protección de Aduanas y Frontera fueron la gran noticia en el 2014.

‘No estábamos persiguiendo gente. La gente llegaba caminando, buscando a alguien con uniforme verde’, declaró el comisionado de Protección de Aduanas y Frontera, R. Gil Kerlikowske. ‘Había traficantes llamando al 911 diciendo: oye, tenemos algunas personas cruzando. No era un problema de seguridad de la frontera, sino de administración de la frontera. ¿Tienes personal de cuidados de la salud?, ¿tienes comida?, ¿tienes ropa?’

El Gobierno ha tomado medidas para rastrear mejor las sobreestadías, pero es una ardua labor sin un buen sistema de registro de salidas. Los aeropuertos no fueron diseñados para revisar a los visitantes cuando ya se iban. Estados Unidos y Canadá han intercambiado desde el 2013 los nombres de personas de países terceros quienes entraron en su frontera compartida, pero México en general no registra quién entra por tierra.

El Congreso ha presionado por largo tiempo para que se realicen revisiones biométricas tales como huellas dactilares, imágenes de rostros o escaneo de ojos a los visitantes que ya se van, pero los retos financieros y logísticos han sido enormes.

‘Es difícil porque simplemente no tenemos la infraestructura’, expresó Jim Williams, ex oficial de Seguridad Terrestre, quien supervisó los esfuerzos de introducir las revisiones biométricas del 2003 al 2006. ‘Es una puerta abierta. Deberías tratarlo como una casa. Quieres permitir que entre la gente en la que confías y también quieres saber si ya se fue’, agregó.

Jeh Johnson, secretario de Seguridad Terrestre, prometió tener revisiones de visitantes que partían implementadas en los aeropuertos con más tráfico para el 2018. Pero la ambiciosa meta probablemente la heredará a su sucesor.


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Estaba drogado el piloto de globos que mató a 16
Agencias | 00:01 hrs

Había sido condenado al menos ocho veces por conducir intoxicado

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: