*

Sábado 10 Diciembre 2016 | 

5

45

33

Secciones

Sábado 10 Diciembre 2016 | 

5

45

33

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Implican en secuestro al acusado de triple homicidio

Karla Valdez
El Diario de El Paso | Viernes 14 Octubre 2016 | 00:01:00 hrs

Archivo | Letrero que estaba en propiedad de las víctimas

Archivo | Letrero que estaba en propiedad de las víctimas

Aparte de mandar matar a su esposa, su suegro y su cuñada, Samuel Velasco habría ordenado el secuestro en Ciudad Juárez a su otra pareja, para cobrarle rescate a la hermana de ésta.

Eso trascendió el jueves durante el juicio por conspiración para cometer asesinato en otro país que entabló el Gobierno federal en contra de Velasco, quien presuntamente tramó los asesinatos para silenciar a su esposa, Ruth Sagredo Escobedo, quien iba a testificar que violó a la hija de ambos en El Paso.

Uno de los testigos de la Fiscalía Federal, Silvia Méndez, dijo ayer que el mismo sicario que Velasco presuntamente contrató para matar a los Sagredo la secuestró a ella en el 2008.

“En diciembre de 2008 yo iba llegando a mi trabajo cuando de pronto unos hombres encapuchados se bajaron de una Suburban, me pusieron una pistola en la cabeza y nos levantaron a mí y a una compañera”, declaró Méndez.

Méndez, quien trabajaba en el centro comercial Las Misiones en Ciudad Juárez, en una zapatería propiedad de su hermana, describió que en todo momento los secuestradores fueron “amables” con ella porque así lo había “ordenado el jefe”.

“Yo tenía mucho miedo y les pedía (a los secuestradores) que no me lastimaran y me dijeron que no me preocupara que su jefe les había ordenado no pasarse de listos conmigo”, comentó Méndez en el jurado.

Entre lágrimas y la voz entrecortada, Méndez relató paso a paso cómo fueron las 13 horas que estuvo secuestrada y el “terror” que sintió al pensar que no volvería a ver a su hijo, el cual procreó con Velasco en el 2002.

“Tenía mucho miedo y no entendía porqué a mí si no tengo dinero y sólo les rogaba a esos hombres que me dejaran volver con niño, que él me necesitaba porque era muy chiquito”, expresó la mujer.

En su testimonio, Méndez dijo que cuando los hombres la subieron a ella y a su compañera a la camioneta, las obligaron a ponerse un pasamontañas y las tiraron al piso de la camioneta boca abajo para que no pudieran ver a dónde las llevaban.

De acuerdo con el testimonio de la testigo, al llegar a una casa los “encapuchados” le dijeron que tenía que hablarle a su hermana para que pagara el rescate. Pero este dinero sólo se lo pidieron a Méndez, mientras que a su compañera de trabajo la llevaron a otro cuarto.

“Sólo a mí me pidieron dinero y a mi amiga se la llevaron a un cuarto diferente y sólo había un colchón y comida en el piso. Lo que me dio mucho miedo fueron las manchas de sangre en el piso”, manifestó Méndez.

Luego de varias horas de tener el pasamontañas puesto y ante la incertidumbre de no saber si iba a regresar sana y salva a su casa, Méndez entró en una crisis nerviosa y no podía respirar, por lo que los secuestradores le quitaron “la capucha”.

“Cuando vieron que me faltaba el aire, me quitaron la capucha para que respirara bien y se decían entre ellos que había dicho su jefe que nada me podía pasar”, dijo Méndez. 

Fue en ese momento cuando la mujer pudo ver la vestimenta de sus captores. “Traían camisetas Hollister y tenis Nike. Todos andaban vestidos igual”, agregó.

Cuando las esperanzas de volver a ver su hijo se esfumaban, Méndez relató que sin decir palabra los secuestradores la subieron a ella y a su compañera a la camioneta y las dejaron detrás de una gasolinera.

“Mi hermana estaba ahí esperándonos y les agradeció por no hacernos daño, pero unos carros nos siguieron para que no diéramos aviso a la Policía”, expresó Méndez.

Sospecha de los Velasco

De acuerdo con Méndez, la comunicación con Samuel Velasco y su familia era casi nula ya que desde antes de que su hijo naciera perdió contacto con ellos.

Por lo que le sorprendió que tanto Velasco como su hermana Dalia llamaran a la casa de la madre de Méndez.

“Dalia nunca hablaba a la casa de mi mamá y al día siguiente del secuestro llamó y cuando contesté dijo: “¿por qué contestas tu?’ como si estuviera sorprendida”, comentó Méndez.

Luego de contarle a Dalia sobre su secuestro, recibió una llamada de Samuel Velasco, quien le pidió que cruzara a El Paso para platicar de lo sucedido.

“Me dijo que me esperaba en casa de Dalia, que quería ayudarme y platicar conmigo”, dijo la mujer, quien en todo momento evitó voltear a ver su expareja.

Según Méndez, al llegar a la casa de su excuñada, Velasco se portó “muy amable” y comprensivo con ella y le propuso ayudarle económicamente con el hijo de ambos de quien nunca antes se había hecho cargo.

“Me dijo (Velasco) que me iba ayudar a mantener a mi hijo, porque entendía lo difícil que debía ser para mí lo del secuestro”, declaró Méndez.

En ese preciso momento llegarían a la casa Emmanuel Velasco, hermano de Samuel Velasco y Alan García, el asesino a sueldo que mató a Ruth Sagredo Escobedo y su familia.

Lo que sorprendió a Méndez fue que los dos hombres iban vestidos “exactamente” como sus plagiarios.

“Los dos traían la misma ropa (camisa Hollister y tenis Nike) que los que me secuestraron y cuando me vieron en la casa los dos (Alan y Emmanuel) pusieron cara de sorpresa”, dijo.

Fue en ese momento cuando Méndez, le dijo a Velasco que no quería nada de él, que era madre soltera y que ella sola sacaría a su hijo adelante.

A pesar de que Méndez se mudó a El Paso, ya que tenia por su seguridad y la de su familia, los Velasco nunca dejaron de “acosarla”, testificó.

“Un día de la nada Dalia me llamó y me dijo que sabia me había casado y me dio santo y seña de todo y no me dijo cómo sabía tanto, sólo dijo que se enteró”, comentó.

Dalia y Emmanuel Velasco, cómplices de los delitos cometidos por su hermano Samuel, se encentran en custodia de las autoridades y enfrentan cargos por conspiración para cometer homicidio en otro país. Ambos esperan su juicio el próximo mes de diciembre.

El juicio contra Velasco continúa el día de hoy en la Corte que preside el juez federal David Briones.

[email protected]

@


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Estaba drogado el piloto de globos que mató a 16
Agencias | 00:01 hrs

Había sido condenado al menos ocho veces por conducir intoxicado

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: