Miércoles 28 Junio 2017 | 

8

05

43

Secciones

Miércoles 28 Junio 2017 | 

8

05

43

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Huyen de Ley Arizona y hacen de Juárez su hogar

Luis Chaparro
El Diario de El Paso | Domingo 04 Agosto 2013 | 21:23 hrs

Desde esta frontera una pareja ha comenzado a contar la verdad: “No estamos diciendo que no hay violencia en Ciudad Juárez, sino afirmando que se puede vivir aquí”. Tras la deportación voluntaria de su esposo, Emily Cruz, una mujer de 28 años que hasta hace tres años no conocía México, se ha asentado en Ciudad Juárez para comenzar a escribir lo que es ser “una verdadera ama de casa de Ciudad Juárez”.

En 2010, Emily abrió el blog ‘The real housewife of Ciudad Juarez’, citado ahora por noticieros nacionales e internacionales por el valor de una norteamericana de decidir hacer una vida en la “ciudad más violenta del mundo”, con tal de no separarse de su esposo, un indocumentado que tenía una vida hecha en Arizona.

La travesía comenzó cuando se aprobó la Ley SB1070 en Arizona, que daba permiso a los agentes de la Policía de actuar como Patrulla Fronteriza, revisando los documentos migratorios de los residentes bajo cualquier pretexto.

“No queríamos arriesgarnos a ser detenidos, estábamos aterrorizados, porque yo también podía ser culpable de hospedar a un indocumentado”, relata Emily desde un café en Ciudad Juárez.

Fue ella quien tomó la decisión y fue ella misma quien eligió Ciudad Juárez como su nuevo hogar hasta 2020, cuando su esposo, Raymundo Cruz pueda normalizar su situación migratoria.

“Elegimos Juárez porque Laredo no nos podía ofrecer fuentes reales de empleo, Tijuana está .... separada de San Diego y aquí yo puedo cruzar todos los días a mi trabajo en El Paso y él trabaja en una maquila”, añade.

La familia Cruz, con tres años de matrimonio, llegó a Ciudad Juárez en pleno verano de 2010, cuando se contaban diariamente más de una decena de asesinatos y los periódicos del mundo daban cuenta del “baño de sangre”, como lo llama Raymundo.

“Cuando ella me dijo que la opción era Ciudad Juárez, se me hizo muy loco. Había un baño de sangre en 2010, pero ni modo, al último nos venimos y sí batallamos mucho por el miedo y todo eso, pero ahorita estamos acostumbrados y tranquilos”, relata Cruz, un hombre con el rostro cicatrizado por el acné, una mirada dura, pero una sonrisa que deja ver al “salvador” del que habla su esposa.

Cuando se conocieron, en 2005, Emily era adicta a la metanfetamina. Fumaba cada noche hasta perder el conocimiento. Pero Raymundo le quitó el hábito, le llamó “idiota” por “dañarse de esa manera”. Dos años más tarde ella estaba ya en proceso de dejar las drogas, se habían ido a vivir juntos y estaban por casarse. Allí, cuenta Emily, fue cuando se dio cuenta que no lo podría dejar ir.

Raymundo trabajaba en la bodega de una paletería en Phoenix, Arizona. Era prácticamente el encargado de la tienda y tenía un salario decente. Pero a raíz de la aprobación de aquella ley todo ha cambiado. Ahora es operador de maquila, y gana apenas lo justo para pagar la renta de una modesta casa en Ciudad Juárez. Emily trabaja en El Paso, Texas.

Con apenas dos semanas de haber llegado a Ciudad Juárez, Emily encontró el cuerpo de un hombre asesinado. Sintió terror de muerte. Consideraron regresar a los Estados Unidos, huir de Ciudad Juárez y vivir en las sombras de la SB1070. Pero pronto Emily encontró paz en la Internet: decidió abrir un blog y contar todo lo que estaba viviendo en su nuevo país de residencia.

“The real housewife of Ciudad Juárez” (http://therealhousewifeofciudadjuarez.blogspot.mx/), ha sido visitado miles de veces. A simple vista no hay nada de especial en una mujer escribiendo sobre las ofertas en el Smart, la cocina mexicana, y las ocho mudanzas que han pasado en Ciudad Juárez. Pero viéndolo bajo la perspectiva de una mujer estadounidense que jamás había estado en México antes, un indocumentado que no había visitado México en más de 12 años, una ley tildada de racista, y una ciudad calificada como la más violenta de México, cada palabra adquiere una interesante fuerza.

Emily ha estado activamente escribiendo en su blog, de 2010 a la fecha hay más de 110 entradas, todas relatando la experiencia de una “verdadera ama de casa en Ciudad Juárez”.

La familia Cruz tendrá que esperar hasta 2020 en una ciudad cambiante, a la que le gustan las sorpresas. Tan solo en tres años de haber vivido aquí ha conocido el miedo, la muerte de cerca, pero también, como dice Emily, “la amistad y el apoyo de mucha gente”.

La última entrada en su blog fue del pasado viernes. Dice: “Así que, Dios, ¿quieres decir que es hora de que deje de sentir lástima hacia mí misma? ¿Quieres decir que todos estos problemas no son nada comparados a los que la mayoría de la gente en este mundo debe enfrentar? ¿Quieres decir que soy bendecida y afortunada y debería estar más que agradecida por mi asombrosa vida?

“He escuchado este mensaje antes, hace años, cuando sentía lástima por mí misma por nuestra situación migratoria, pero he recibido ese recordatorio fuerte y claro esta semana. Fuerte. Y claro”.

[email protected]


  • También te puede interesar
  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Reparan el doble de baches que en años pasados
Staff/El Diario de El Paso | 21:42 hrs

Rellenan cerca de 500 huecos por semana

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: