La declaración de las democracias latinoamericanas sobre Venezuela fue vergonzosa | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Viernes 19 Octubre 2018 | 

11

57

40

Secciones

Viernes 19 Octubre 2018 | 

11

57

40

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La declaración de las democracias latinoamericanas sobre Venezuela fue vergonzosa

Andrés Oppenheimer / El Miami Herald | Lunes 24 Septiembre 2018 | 00:01:00 hrs

Después de varios años en los que el llamado “Grupo de Lima” de las democracias latinoamericanas había logrado un gran progreso al hablar colectivamente en contra de la dictadura de Venezuela, la mayoría de sus miembros emitió una desafortunada declaración que dañará la causa de la libertad en Venezuela.

La declaración de 11 países del “Grupo de Lima” rechazó los llamamientos para una intervención militar en Venezuela, que es diplomática y legalmente correcta, y no debe sorprender a nadie. Pero no propuso ninguna acción no violenta para presionar al dictador venezolano Nicolás Maduro para que tome medidas para la restauración de la democracia, en flagrante contradicción con los compromisos anteriores del grupo.

La declaración del 16 de septiembre fue firmada, entre otros, por México, Brasil, Argentina, Chile, Perú y Paraguay, y afirmó que la solución a la crisis venezolana debería ser “a través de una vía pacífica y negociada”. Agregó que los países signatarios “expresan su preocupación y rechazo de cualquier acción o declaración que implique una intervención militar en Venezuela.

La declaración se produjo horas después de que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijera que no deberían descartarse opciones en los esfuerzos por poner fin a la crisis venezolana. Más tarde, Almagro aclaró que estaba pidiendo una “intervención diplomática”.

Dos países clave del Grupo de Lima, Colombia y Canadá, no firmaron la declaración del 16 de septiembre.

Le pregunté al ministro de relaciones exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, en una entrevista que se emitirá el domingo por la noche en CNN en Español, si la no firma de Colombia significa que quiere mantener abierta la opción militar. Él respondió: “Rechazamos cualquier actitud beligerante y cualquier acción violenta”.

Al preguntársele por qué Colombia no firmó la declaración, Holmes Trujillo dijo que su país no estaba de acuerdo con partes de su lenguaje. Un alto diplomático de otro país latinoamericano me dijo que Colombia no había firmado la declaración porque la consideraba una crítica tácita a Almagro, quien ha sido un firme defensor de la democracia en Venezuela.

Al no mencionar siquiera nuevas sanciones diplomáticas o financieras, el Grupo de Lima olvidó sus propios compromisos previos. El 21 de mayo el grupo acordó por unanimidad reducir las relaciones diplomáticas con el régimen venezolano, buscar ayuda humanitaria mundial para hacer frente a la crisis de refugiados en Venezuela y tomar medidas para congelar activos financieros de funcionarios venezolanos involucrados en corrupción o abusos contra los derechos humanos.

Pero, increíblemente, el grupo no hizo nada al respecto en su última declaración. ¡Nada! Mientras tanto, la crisis humanitaria en Venezuela está empeorando día a día.

Más de 1.6 millones de venezolanos han huido a los países vecinos en los últimos dos años, tratando de escapar de la escasez de alimentos y medicinas, y de una tasa de inflación proyectada de un millón al año. El director de la Oficina de Migración de Colombia, Christian Kruger, me dijo recientemente que espera que el número de refugiados venezolanos se duplique en los próximos doce meses.

¿Qué debería hacer el Grupo de Lima para ayudar a producir una solución pacífica a la crisis política y económica de Venezuela? Primero, debe enviar un mensaje claro a Maduro de que sus países miembros cortarán las relaciones diplomáticas con Venezuela a menos que el régimen restablezca sus plenos derechos a la Asamblea Nacional que fue elegida democráticamente en 2015, designe un tribunal electoral independiente, libere a todos los presos políticos y permita elecciones libres.

En segundo lugar, imponer sanciones a los visados ​​y congelar los activos extranjeros de los principales miembros del régimen de Maduro. Muchos de ellos tienen grandes fortunas en bancos extranjeros, incluidos algunos en América Latina.

En tercer lugar, apelar a las instituciones internacionales para que ayuden a los países de América Latina a hacer frente al éxodo venezolano, y pedirle a la administración Trump que permita la entrada de refugiados venezolanos a los Estados Unidos, en lugar de deportar a muchos como lo hace ahora.

En resumen, es totalmente comprensible que las democracias de la región rechacen cualquier solución militar que no esté respaldada por el derecho internacional, como una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Lo que es contraproducente e inexcusable es emitir tal declaración sin equilibrarla con nuevas medidas para ejercer presión diplomática sobre el régimen de Maduro para restaurar la democracia.

Vergonzosamente, la declaración unilateral del Grupo de Lima le ha otorgado una victoria diplomática al mismo régimen que está echando a millones de venezolanos y está creando la mayor crisis migratoria que América Latina ha visto en los últimos tiempos.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: