Políticos tontos: las tropas son para la guerra | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

10

50

54

Secciones

Jueves 20 Septiembre 2018 | 

10

50

54

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Políticos tontos: las tropas son para la guerra

Rubén Navarrette Jr. / Washington Post | Domingo 22 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

San Diego— En el Suroeste, cuatro gobernadores están enviando tropas de la Guardia Nacional a la frontera entre Estados Unidos y México. Para comprender cuán peligroso podría ser esto, puedes escuchar a políticos o poetas.

Considere lo que dijo el gobernador de California, Jerry Brown, el único demócrata de esa cohorte, la semana pasada en el National Press Club en Washington. Reacio a aceptar la solicitud de tropas del presidente Trump, pero temeroso de ser visto como débil en materia de inmigración, Brown está en un aprieto.

En sus comentarios a los periodistas, el gobernador del Golden State restó importancia a su enfrentamiento con Trump. El presidente, que parece disfrutar el uso de California como una hoja metálica, ha acusado al demócrata de socavar la seguridad fronteriza.

La semana pasada, Brown, que afirmó que California y la administración Trump están “muy cerca de un acuerdo”, se comprometió a enviar hasta 400 soldados de la Guardia Nacional a la frontera, pero sólo con la condición de que no apliquen la ley de inmigración o construyan un muro.

“Tratar de detener el contrabando de drogas, la trata de personas y las armas de fuego yendo a México a los cárteles, eso me suena a luchar contra el crimen”, dijo.

Espere. Brown debe pensar que está siendo inteligente, siguiendo las órdenes de Trump, pero en sus propios términos. Sin embargo, ¿cómo se supone que las tropas de la Guardia Nacional de California luchan contra el –que no es su trabajo por cierto– sin interactuar con inmigrantes ilegales? ¿Se supone que las tropas arrestarán a los traficantes de personas y no tomarán bajo custodia a los humanos que son traficados?

“¿Intentar atrapar a algunas madres y niños desesperados, menores no acompañados que vienen de América Central? Eso suena como algo diferente”, dijo Brown.

De acuerdo. Para muchos latinos, parece que alguien está tratando de blanquear el marrón y volver a hacer blanco a Estados Unidos.

Vamos a consultar con una banda de poetas mexicanos que –como ciudadanos estadounidenses naturalizados que viven en San José, California, desde la década de 1960– utilizaron la música para descifrar la diáspora mexicana.

Para desempacar la experiencia de los blancos de la clase trabajadora en el Rust Belt, recurres a Bruce Springsteen. Pero para decodificar lo que significa ser un inmigrante mexicano indocumentado que vive en este lado de la línea, debe absorber la sabiduría de Los Tigres del Norte, una banda que ha vendido más de 30 millones de discos.

En su himno de batalla cultural, “Somos Más Americanos”, un inmigrante indocumentado enfrenta a los estadounidenses que confunden a los trabajadores con invasores y asumen una posición de guerra.

“Soy extranjero en mi tierra. Y no vengo a darles guerra. Soy hombre trabajador”.

Estados Unidos está confundido. Acogemos a los refugiados de la Siria devastada por la guerra, aunque sea un pequeño número de ellos, pero ni siquiera daremos una audiencia de asilo a los refugiados de Centroamérica devastada por la guerra. Hacemos un gran espectáculo acerca de mantener fuera a los inmigrantes ilegales; y el partido que está haciendo mucho del golpe de gracia (el Partido Republicano) está enganchado a las contribuciones de empresas que usan mano de obra inmigrante ilegal. Interpretamos a los inmigrantes ilegales como delincuentes peligrosos, luego les entregamos nuestros hijos y los dígitos del código de seguridad de nuestro hogar para que puedan hacer que nuestras vidas sean más cómodas.

¿Tiene sentido esto para cualquier persona que no se emborrache viendo Fox News y siguiendo los desvaríos de Nueva York y Washington que no distinguen la frontera de un burrito?

Si el rudo Trump y todos los otros matones antiinmigrantes se toman en serio la decisión de detener la inmigración ilegal, no tienen que enviar soldados y construir un muro. Todo lo que tienen que hacer es encontrar el valor para morder la mano que los alimenta. Comience a encerrar a los empleadores, y los inmigrantes ilegales que contraten se despedirán.

Pero cuidado. Esto no es tan fácil como molestar a los no ciudadanos con poca educación que no hablan inglés y no pueden defenderse. Los empleadores lucharán. Y saben cómo infundir miedo en los corazones de los políticos con seis palabras: “¡Voy a dejar de pagarte el cheque!”

A los estadounidenses les encanta quejarse sobre la inmigración ilegal, pero nunca aceptarán la responsabilidad por ello. ¿Contratar inmigrantes ilegales? ¿Quién, nosotros?

Cuando Trump siguió el ejemplo de los últimos dos presidentes, un demócrata, un republicano, y ordenó el ingreso de tropas a la frontera, permitió que los empleadores estadounidenses se desligaran del problema. También le dijo al mundo que es hora de tomar las armas porque Estados Unidos está siendo invadido. La verdad es que muchas de las personas que buscan trabajo fueron invitadas.

 

[email protected]

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: