La cuestión de la ciudadanía arruinaría los resultados del censo | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 11 Diciembre 2018 | 

9

50

45

Secciones

Martes 11 Diciembre 2018 | 

9

50

45

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


La cuestión de la ciudadanía arruinaría los resultados del censo

Esther J. Cepeda/The Washington Post | Domingo 01 Abril 2018 | 00:01:00 hrs

Chicago— Algunos hombres muy sabios dijeron una vez: “No habrá una segunda oportunidad para que el censo de 2020 sea correcto ... [y] todos viviremos con los resultados durante una década”.

Vincent P. Barabba y Kenneth Prewitt, ambos directores del censo pasados, hicieron estas declaraciones en un artículo de opinión del Washington Post el verano pasado, cuando advirtieron a la nación que la administración Trump estaba a punto de arruinar el recuento decenal.

Ahora que el Secretario de Comercio Wilbur Ross ignoró el mejor consejo de funcionarios de carrera en la Oficina del Censo de los EU e insistió en reintroducir una pregunta sobre la ciudadanía estadounidense que no se había formulado desde el censo de 1950, mucha gente está preocupada.

La Conferencia de Liderazgo en Derechos Civiles y Humanos, por ejemplo, emitió una declaración llamando a la adición de último minuto “intempestiva, innecesaria y no probada”, y agregó que “socavará años de cuidadosa preparación y aumentará los costos significativamente, poniendo en riesgo una acertada y precisa contabilidad. La pregunta es innecesariamente intrusiva y generará inquietudes en todos los hogares (nativos y nacidos en el extranjero, ciudadanos y no ciudadanos) sobre la confidencialidad de la información proporcionada al gobierno y cómo las autoridades gubernamentales pueden usar esa información”.

Menos reacciones diplomáticas de los líderes hispanos y los defensores de los inmigrantes calificaron el movimiento como otra táctica de intimidación, discriminatoria y simplemente racista.

Otros se preguntan: “¿Cuál es el problema?”

Bueno, todo se remonta a la obtención del próximo censo correcto, lo que significa obtener el recuento más preciso. Aquellos que estén a favor de determinar el número de inmigrantes presentes ilegalmente a través de los datos del censo podrían perder más si los inmigrantes y otros temen ser honestos con los trabajadores del censo.

“El censo es una herramienta realmente importante que afecta cómo las comunidades locales, los estados y el gobierno federal observan las decisiones presupuestarias para todo, desde escuelas, hospitales, todo tipo de servicios. También es cómo rediseñamos los distritos legislativos y del Congreso”, me dijo Karen Hobert Flynn , quien preside Common Cause, un grupo de vigilancia no partidista. “Ya sea que obtenga una representación justa o los servicios que necesita depende de no contar las comunidades por debajo”.

Mientras tanto, hay quienes creen que si algunos inmigrantes se asustan con la cuestión de la ciudadanía, está bien, porque esos residentes no deben ser contados ni recompensados por su estado ilegal.

Hay dos argumentos en contra de esto.

No. 1: Somos una nación de leyes. Y muchas leyes vienen directamente de la Constitución, que exige la enumeración más precisa posible de todas las personas, incluidos los no ciudadanos y otros tipos de residentes, cada 10 años. Realmente, solo en este punto, apenas importa quién obtiene qué de los datos del censo; es una cuestión de seguridad nacional y buena administración para lograr el conteo más preciso que podamos.

No. 2: Somos una nación de comunidades interconectadas, y, por más que intentemos, no podemos dañar a los “otros” entre nosotros sin dañarnos a nosotros mismos.

“Un censo impreciso impacta a todos los estadounidenses, no sólo republicanos o demócratas”, dijo Arturo Vargas, director ejecutivo del Fondo Educativo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados. “Cualquier persona que viva en un estado que tenga personas de color se verá perjudicada si no se enumeran por completo”.

Me dijo que, por ejemplo, Alabama ha visto un aumento significativo de inmigrantes (esa población ahora es de 164 mil, según el Instituto de Política de Migración). Si esta población no es contada en su totalidad, el estado sureño y republicano sólido puede perder un escaño en el Congreso en la redistribución, dijo.

Otros estados rojos están en el mismo bote. Arizona tiene 935 mil inmigrantes de todos los países, Missouri tiene 249 mil, Carolina del Sur tiene 238 mil, Utah tiene 252 mil, Oklahoma tiene 228 mil, Kansas tiene 206 mil... usted entiende el punto.

“Cada comunidad se ve perjudicada, todas las comunidades pueden perderse”, me dijo Vargas. “Más de 600 mil millones de dólares en fondos federales se manejan en fórmulas que se basan en datos del censo, incluida la construcción de autopistas, programas de almuerzos escolares, Medicare y programas de atención médica... Aquellas comunidades que no cuentan con un conteo completo obtendrán menos fondos para estos servicios, a los que tienen pleno derecho. Un error, un recuento incompleto, un censo fallido o inexacto perjudica a todos”.

Hasta el momento, al menos 12 estados han indicado que presentarán una demanda contra la administración Trump para detener la inclusión de la cuestión de la ciudadanía en el censo de 2020.

Incluso si esos estados prevalecen, seguramente persistirá la preocupación de que los censistas estén ayudando a los agentes de Inmigración y Aduanas en las deportaciones. Mientras tanto, el costo del miedo que la administración está sembrando sobre el próximo censo tendrá como consecuencia vivir 10 años doloroso con datos fallidos sobre la población.



[email protected]

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: