Una pregunta de ciudadanía en el Censo arruinaría a Texas | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Miércoles 19 Septiembre 2018 | 

11

03

39

Secciones

Miércoles 19 Septiembre 2018 | 

11

03

39

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Una pregunta de ciudadanía en el Censo arruinaría a Texas

Ross Ramsey The Texas Tribune | Miércoles 28 Marzo 2018 | 00:01:00 hrs

Austin— Contar es una cosa. Sacrificar es algo completamente diferente.

A medida que el Gobierno Federal se prepara para su recuento de cada década de la población de los Estados Unidos, ha decidido preguntar a los residentes si son ciudadanos de EU o no. En un momento en que la inmigración y las ciudades santuario encabezan las listas republicanas de preocupaciones políticas, esa pregunta tiene menos que ver con el conteo y más con el sacrificio.

Incluir esa pregunta podría ser un fuerte desincentivo para que algunos encuestados incluso hablen con un trabajador del censo, si sienten que responder negativamente –“No ciudadano de EU”– podría exponerlos a consecuencias legales. Ser contado es una cosa. Convertirse en voluntarios para el escrutinio migratorio es otro.

No es un ejercicio académico, tampoco, o el problema de otra persona.

En una excelente vista previa del censo de 2020 realizado por el Tribune Alexa Ura y Chris Essig, los vínculos entre la cuestión de la ciudadanía y el conteo de Texas se hicieron explícitos: “casi 5 millones de inmigrantes viven en el estado, y se estima que alrededor de dos tercios no son ciudadanos: residentes legales permanentes, inmigrantes con otra forma de estatus legal o inmigrantes indocumentados. Además, más de un millón de tejanos que son ciudadanos de EU viven con al menos un miembro de la familia que no está documentado”.

Los hispanos y los pobres ya son más difíciles de contar, ya sea que haya o no una pregunta de ciudadanía. Los distritos censales con tasas de respuesta más bajas que el promedio tienden a tener poblaciones hispanas y/o con índices de pobreza más altas. Quienes se oponen a la inclusión de una pregunta sobre la ciudadanía sostienen que aumentará aún más las posibilidades de un conteo insuficiente, particularmente en áreas con un mayor número de residentes pobres e hispanos de Texas.

El Gobierno Federal podría ahorrarse miles de millones de dólares en programas y servicios relacionados con la población subestimando la población del estado, y los críticos de la decisión de incluir una cuestión de ciudadanía en el censo 2020 dicen que un recuento insuficiente de Texas será uno de los resultados. Si eso es un conflicto de intereses o una estrategia económica inteligente depende de cada votante.

Un recuento insuficiente podría costar al estado de rápido crecimiento alguna representación en el Congreso. También recortaría brevemente a Texas en el

financiamiento de varios programas federales, desde el transporte hasta el cuidado de la salud, que se distribuyen según la población.

Dentro del estado, los efectos podrían ser aún más pronunciados.

Cuando un estado se prepara para la redistribución de distritos políticos después de un censo, lo primero que ocurre se llama redistribución de distritos, que es cuando los federales deciden cuántos escaños del Congreso debería tener cada estado. Texas ahora tiene 36; las primeras estimaciones son que 39 podrían estar en orden después del próximo censo.

La segunda pieza es la redistribución de distritos electorales, que es cuando los legisladores estatales integran a Texas en los distritos electorales, legislativos y de la Junta de Educación del Estado. Los condados lo hacen con sus puestos de comisionado, y así sucesivamente.

Si el censo de 2020 fuera a subestimar Texas, y si las poblaciones subcontadas se distribuyeran de manera uniforme en todo el estado, los efectos internos de un recuento insuficiente serían relativamente menores. Pero así no es como se distribuye la población. Recuerde: los sectores censales con las tasas de respuesta más bajas tienden a ser más hispanos y más pobres que el promedio.

Echa un vistazo a las distribuciones de esas áreas en Texas; la mayoría de ellos están más en lugares como El Paso y Laredo que en Texarkana o Midland. Eso significa, a su vez, que ciertas partes del estado tienen menos probabilidades de ser contadas que otras, y que los mismos tipos de inequidades que comienzan en el nivel federal se propagarán a través de los programas y servicios estatales.

Podría tener el efecto de mantener a la gente deprimida. Y si, mientras diseñas un programa como el censo 2020, te das cuenta de que algo que estás haciendo tiene muchas posibilidades de mantener a la gente deprimida, estás al tanto de lo que finalmente decides hacer.

En este caso, se trata de una decisión entre pedirles a las personas que digan si son ciudadanos estadounidenses o no, y –según algunos demógrafos– descartar esa pregunta con el interés de obtener un recuento más preciso de la cantidad de personas que viven en cada uno de sus más de los más de 73 mil secciones censales de EU.

No es como si las personas que no son contadas se salieran de las líneas de beneficios estatales, desde la educación hasta los carreteras, la salud y los servicios humanos hasta las cárceles. Todavía estarán en esos conteos de cabezas. Es solo que los federales no tendrán que ayudar a pagar los servicios que recibirán los innumerables texanos.

Otros lugares menos afectados por las reglas de conteo ganarán cuando se trata de política, también. Los asientos en el Congreso se reparten, distribuidos, de acuerdo

con la población. Un estado sin contar contará con menos escaños en el Congreso, menos representación, que uno contado correctamente.

Y Texas, con sus grandes poblaciones hispanas y pobres, podría ser uno de los grandes perdedores si los recuentos del censo son incorrectos.

 



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.







Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: