*

Opinión El Paso

Logo El Diario
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 06 Diciembre 2016 | 

3

10

53

Secciones

Martes 06 Diciembre 2016 | 

3

10

53

Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Donald Trump, su estrés y sus daños

Francisco R. Del Valle/Catedrático de NMSU | Martes 29 Noviembre 2016 | 00:01:00 hrs

En una aportación anterior tratamos el problema del estrés, e indicamos que éste puede causar serios daños a la salud.  En la misma aportación anotamos que las elecciones anteriores—primeramente en su etapa de primarias y posteriormente en la etapa presidencial—fueron sumamente estresantes para muchas personas.  La razón es que nunca anteriormente había habido una contienda entre dos candidatos cuyas campañas consistieron mayormente de fuertes críticas, insultos y a veces hasta falsedades de uno contra el otro.  Como se sabe, esto provocó una fuerte y estresante polarización del país, que dividió a los EU entre los partidarios de Trump y los de Clinton, que aún continúa.

En la misma aportación anterior anotamos que es indudable que de los candidatos presidenciales—Trump y Clinton—el que causó  el máximo estrés fue Trump por sus críticas e insultos—a veces hasta vitriólicos—a las mujeres, mexicanos, musulmanes y afroamericanos.  Por estas razones, es de pensar que todas estas personas padecieron, y siguen padeciendo del estrés con todos sus daños.  Y como lo indicamos en la misma aportación, el estrés fue especialmente agudo para los opositores de Trump cuando éste fue declarado presidente-electo, porque han visto en él un grave peligro para su seguridad personal; su bienestar económico; su salud (por la derogación del Obamacare); y hasta para sus vidas, porque temen que Trump pueda hundir al mundo en una tercera guerra mundial que pudiera incluir el uso de armas nucleares.

Ahora, ya siendo presidente-electo, Trump sigue causando estreses y daños tanto en los EU como en otros países, muy especialmente México.

Uno de los estreses más agudos causados por Trump es el resurgimiento del racismo, que ha promovido la supremacía blanca con tintes de nazismo, que alegaba que los arios (blancos) alemanes eran la raza superior y que las demás razas, por ser inferiores, debían someterse a los blancos.  De hecho, la televisión ha mostrado varias pancartas que dicen “make America white again” (“haz a los EU blanco de nuevo”), y que incluso muestran swásticas, que eran el emblema de los nazis.   Es indudable que este racismo ha estresado grandemente a todas las personas no blancas del país, por temor a ser discriminados y privados de sus derechos constitucionales.  

Otro estrés agudo provocado por Trump es su plan de derogar el Obamacare.  El solo temor de que esto pudiera suceder ha estresado y dañado profundamente a las 20 millones de personas que actualmente están inscritas en el programa, y que se quedarían sin cobertura y protección médica en caso de que el Obamacare fuera derogado.

Un grupo adicional que también ha sido estresado y dañado por Trump son los “soñadores” (“dreamers”) o personas cubiertas por el DACA (“diferred action for childhood arrivals”) establecido por Obama por orden ejecutiva.  De acuerdo con el DACA estas personas, que fueron introducidas ilegalmente al país por sus padres cuando eran niños, tienen el derecho de vivir, trabajar y estudiar legalmente en los EU por períodos de dos años, que se pueden renovar.  Sin embargo Trump ha declarado que cuando él asuma la presidencia no permitirá que los 760 mil dreamers continúen viviendo en el país, y los deportará.  Está claro que para todas estas personas, el estrés causado por Trump es sumamente agudo, pues después de haber pasado casi todas sus vidas en los EU, enfrentarán el gran riesgo de ser deportados.

Trump también ha estresado agudamente a los 11 millones de inmigrantes ilegales residentes en los EU—de los cuales la mayoría son mexicanos—por su promesa de deportarlos cuando asuma la presidencia.  Además del costo, el sufrimiento causado por la ejecución de esta promesa para las millones de personas deportadas—la separación de los padres ilegales de los hijos ciudadanos nacidos en los EU—sería terrible, y profundamente inhumano.  

México también está siendo estresado agudamente por Trump.  Existen tres razones.  La primera es su deseo de derogar el TLALCAN—Tratado de Libre Comercio de América del Norte—que, como es reconocido por todos, ha sido de gran beneficio económico para los tres países signatarios—EU, Canadá y México.  Ha quedado claro que la derogación del tratado no solamente perjudicaría a México y Canadá, sino también a los EU.  Y lo peor para México—la segunda razón—es que Trump ha dicho que además de revocar el tratado, establecerá un arancel del 10 al 35 por ciento para todos los productos producidos en México e importados a los EU.  Muchas personas temen que en caso de aplicarse, el arancel acabaría con la industria maquiladora de México, pues las compañías norteamericanas localizadas en México que exportan sus productos a los EU, por no pagar el impuesto, buscarían mudarse a otros países donde la mano de obra es barata, y no hay arancel de importación a los EU.

El tercer estrés para México es el plan de Trump de construir un gran muro entre México y los EU, pagado por México.  Enrique Peña Nieto, presidente de México ha dicho que su país no pagará el muro.  Pero Trump ha encontrado una manera de pagarlo.  Muchos residentes mexicanos—legales e ilegales—que viven en los EU envían parte del dinero que han ganado en los EU a sus familias en México, cantidad que excede 20 mil millones de dólares por año.  Trump ha dicho que tomaría parte de este dinero para pagar el muro.  Está claro que esto sería un robo.  Pero uno de los asesores de Trump—el gobernador de Kansas—ha dicho que la forma de tomar legalmente el dinero es establecer un impuesto a los envíos de dinero de los   residentes ilegales.

Aparte de todo lo anterior, Trump ha demostrado su racismo y xenofobia por algunos de los colaboradores, también racistas y xenófobos, que ha nombrado: Steve Bannon, Estratega Principal de la Casa Blanca (Principal White House Strategist); Michael Flynn, Asesor Nacional de Seguridad (National Security Adviser); y Jeff Sessions, Fiscal General (Attorney General). 

Lo bueno que Donald Trump tiene es que es pro-vida.  Como anotamos en una aportación anterior, Trump indicó que él buscaría revertir la decisión “Roe vs Wade” de la Suprema Corte que ha regido desde el 22 de enero de 1973, que autorizó el aborto en los EU.  Dijo que “esto sucedería automáticamente porque yo pondré jueces pro vida en la Suprema Corte y digo esto, la decisión revertirá a los estados, y serán los estados los que decidirán”.


  • comentarios

Los comentarios que en la secci&ocute;n de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participaci&ocute;n que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuaci&ocute;n detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicaci&ocute;n de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relaci&ocute;n con el contenido que usted public&ocute;. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religi&ocute;n, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusi&ocute;n, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusi&ocute;n deben ser usados sin prop&ocute;sitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos econ&ocute;micos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusi&ocute;n.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier informaci&ocute;n obtenida a través de los foros de discusi&ocute;n es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: