Estados Unidos

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Martes 24 Octubre 2017 | 

1

27

37

Secciones

Martes 24 Octubre 2017 | 

1

27

37

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Tiroteo masivo desborda hospitales

Associated Press | Miércoles 04 Octubre 2017 | 00:01:00 hrs

  • Relacionadas
Imagen Nota Relacionada

Reaparece guardia herido en tiroteo de Las Vegas

Las Vegas— Las víctimas no dejaban de llegar.

En autos privados, en ambulancias que esperaban en cuarta o quinta fila, entrando por su propio pie o al borde de la muerte, llegaron por centenares.

“No tengo ni idea de a quién he operado”, dijo el doctor Jay Coates, cirujano de traumatología en un hospital que recibió a muchos de los heridos después de que un hombre disparase desde la ventana de un hotel en Las Vegas a la gente que estaba abajo en un concierto. “Llegaban tan de prisa que nos ocupábamos de los cuerpos. Sólo intentábamos evitar que la gente muriera”.

El University Medical Center of Southern Nevada era uno de los muchos hospitales que se vieron desbordados.

“Todas las camas estaban llenas”, dijo Coates. “Teníamos gente en los pasillos, gente fuera y más gente que llegaba”.

Las enormes y espantosas heridas que vio en su mesa de operaciones, señaló, mostraban que no era sólo la enorme cifra de víctimas lo que hacía diferente a este ataque.

“Estaba muy claro con el primer paciente que vi y operé que esto era un arma de gran potencia”, dijo Coates. “Esto no era un arma normal de la calle. Era algo que hizo mucho daño al penetrar en el cuerpo”.

El cirujano dijo que había visto heridas similares en el pasado, pero "por supuesto, nunca tantos pacientes".

“No podemos preocuparnos por las víctimas”, dijo un agente a las 10:15 de la noche. “Necesitamos detener al agresor antes de que haya más víctimas. Todos los ojos sobre él. Detengan al tirador”.

La multitud, expuesta en un espacio abierto y abarrotado, tenía pocos lugares donde cubrirse y ninguna salida fácil. Las víctimas caían mientras otros huían en pánico. Algunos se escondieron tras puestos de comida o se arrastraron bajo autos estacionados.

La confusión y la conmoción marcaba los rostros de los asistentes, y la gente lloraba y gritaba. Algunos heridos fueron alcanzados por metralla. Otros fueron pisoteados o se lesionaron al saltar cercas.

“Era un caos... gente corriendo por su vida. Gente que intentaba echarse al suelo. Intentando llegar a sus seres queridos que habían sido alcanzados”, dijo Shaun Topper.

Pronto surgieron historias de heroísmo y compasión: un hombre estrechó la mano de un extraño para consolarlo mientras moría, incapaz de apartarse a pesar del peligro. Otro tomó prestada una camisa franela de un desconocido para hacer un torniquete a una chica a la que no conocía.

Las parejas corrieron cogidas de las manos. Los sanos llevaban a los que sangraban. Extraños llevaron a las víctimas a los hospitales en sus coches.

Más de 12 horas después de la masacre aún se estaban retirando cadáveres cubiertos por sábanas blancas de la zona del festival, y la escena estaba cubierta de bolsas y pertenencias olvidadas por los que huyeron.

Coates, el cirujano de traumatología, dijo que no se habían perdido vidas debido a la falta de preparación, aunque quizá hubieran podido salvar más con un número menor de víctimas.

“Le diré que todo el mundo que debía vivir, vivió”, dijo Coates. “Los que perdimos, creo que si hubieran sido los únicos pacientes que entraron por la puerta hubiéramos podido salvarlos”.


  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.

Imagen Video
Desclasificarán archivos del asesinato de Kennedy
Associated Press | 00:01 hrs

Descarta Trump bloquear publicación de documentos

Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: