Trauman a niños para ahuyentar migrantes | Opinion El Paso

Opinión El Paso

Diario.mx: Edición Cd. Juárez, Chihuahua, México | Últimas Noticias
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario

Domingo 27 Mayo 2018 | 

7

33

04

Secciones

Domingo 27 Mayo 2018 | 

7

33

04

Buscador | Diario.mx
Registrate El Diario Regístrate aquí

En tu Mail

Facebook El Diario Twitter El Diario


Trauman a niños para ahuyentar migrantes

The Washington Post / Editorial | Martes 01 Mayo 2018 | 00:01:00 hrs

Washington— Bebés, niños pequeños, preadolescentes, adolescentes: los funcionarios de la administración Trump están menos interesados en la edad de un menor migrante no autorizado que en retirar al niño de sus padres como un medio para disuadir a quienes cruzan la frontera ilegalmente. Ese plan, lanzado por primera vez por el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, el año pasado cuando era secretario de Seguridad Nacional, fue ampliamente considerado como tan insensible y tan radicalmente desviado  de la práctica histórica que era impensable para cualquier Gobierno de los Estados Unidos.

Si tan solo.

De hecho, la idea de separar sistemáticamente a los menores y padres indocumentados no sólo ha ganado apoyo entre los altos funcionarios decididos a cambiar el rumbo de la inmigración ilegal, sino que ya está sucediendo con mayor frecuencia. El Departamento de Seguridad Nacional insiste en que no ha adoptado la práctica como una política oficial, a pesar de la presión de la Casa Blanca para hacerlo, pero los funcionarios del Gobierno reconocen que cientos de niños, incluyendo algunos menores de 4 años, han sido separados de sus padres en los últimos meses.

Por ahora, está claro que hay pocas líneas rojas que el presidente Donald Trump no está dispuesto cruzar en su cruzada para librar a Estados Unidos de inmigrantes indocumentados. Para Trump, tras haberse lavado las manos del caso de los ‘dreamers’ –migrantes jóvenes, la mayoría de más de 20 años, criados y educados en los Estados Unidos después de ser traídos aquí cuando eran niños– no representa ningún dilema moral el infligir un daño psicológico duradero a los niños más pequeños al separarlos de sus padres, si esto promueve su objetivo de combatir la inmigración ilegal.

Según informó The Washington Post, altos funcionarios de Inmigración y Vigilancia Fronteriza recomendaron que todos los padres que ingresen al país ilegalmente con sus hijos sean detenidos y enjuiciados, lo que significa la separación automática de menores que no pueden ser recluidos legalmente en cárceles o centros de detención diseñados para adultos. Hasta hace poco, eso era extremadamente raro: la mayoría de los padres que cruzaron la frontera con niños serían liberados en espera de una audiencia en el tribunal de inmigración, o, en algunos casos, detenidos juntos en un centro diseñado para familias. El enjuiciamiento de los padres por el ingreso ilegal al país, un delito menor según la ley federal, ha sido extremadamente raro, específicamente debido al daño que causaría a niños inocentes.

Además, muchos de los padres que serían enjuiciados son elegibles bajo la ley de los Estados Unidos para buscar y obtener asilo. Eso no es difícil para los migrantes de El Salvador y Honduras, acosados por los cárteles de la droga, la violencia de pandillas, el abuso doméstico y algunas de las tasas de homicidio más altas del mundo. En los últimos tres meses de 2017, más de dos tercios de los 30 mil solicitantes de asilo cruzaron ilegalmente el país, y sería injusto eximir de juicio migratorio sólo a aquellos que solicitaron el asilo en los puertos legales de entrada, como lo proponen los oficiales de Seguridad Nacional ¿Debemos, acaso, penalizar a personas desesperadas y empobrecidas que huyen de la violencia sólo porque entran a Estados Unidos por el lugar equivocado?

Estados Unidos tiene un interés legítimo en disuadir el cruce ilegal de fronteras. Tiene derecho a detener y deportar a personas y familias que no presenten un caso persuasivo de asilo. Pero dividir a las familias y provocar traumas a los niños con el objetivo de atemorizar a los inmigrantes, muchos de los cuales pueden tener un reclamo legítimo de asilo, no es sólo cruel.

Está más allá de los límites de lo normal para un país civilizado.



  • comentarios

Los comentarios que en la sección de arriba se vierten son responsabilidad de los participantes. Ayúdenos a mantener un intercambio de ideas sano denunciando, mediante un en el ícono de la bandera, cada participación que considere inapropiada. Si el comentario no cumple con LAS REGLAS, será eliminado. Consulte aquí el reglamento.

Bienvenido a nuestro servicio de comentarios. Lo invitamos a analizar, comentar y cuestionar los artículos y reportajes que publica El Diario. Para mantener un intercambio de ideas sano para todos nuestros usuarios, es necesario que siga las reglas que a continuación detallamos. Al participar en el servicio de comentarios usted acepta la aplicación de estas normas.

Usted acepta que es totalmente responsable por el contenido que publica.

No publicará intencionalmente contenido que viole el derecho de autor, marcas registradas, patentes o cualquier otra propiedad intelectual de una tercera persona.

No difundirá contenido difamatorio, obsceno o agresivo que viole el derecho de una tercera persona a la privacidad de acuerdo a las leyes municipales, estatales, federales o incluso internacionales o que sea considerado inapropiado. Indemnizará a Publicaciones Paso del Norte(*), sus empleados y empresas afiliadas de todas y cada una de las demandas y/o dátos (incluyendo, pero no limitándose a honorarios de abogados) que sean presentadas por terceras personas en relación con el contenido que usted publicó. No redactará contenido que discrimine a otras personas por su género, raza, origen étnico, nacionalidad, religión, preferencias sexuales, discapacidades o cualquier otra categoría.

Usted entiende y acepta que El Diario no es responsable por el contenido publicado por terceras personas.
Es de su entendimiento que en los foros de discusión, El Diario supervisa el contenido publicado y se reserva el derecho de eliminar, editar o alterar el contenido que parezca inapropiado por cualquier motivo sin pedir el consentimiento del autor. Nos reservamos el derecho de acuerdo a nuestro propio criterio de retirarle a un usuario el derecho a publicar contenido en nuestro sitio.

Entiende y acepta que los foros de discusión deben ser usados sin propósitos comerciales.
No solicitará recursos o apoyos económicos. No promoverá empresas comerciales o realizará actividades comerciales de ningún tipo en nuestros foros de discusión.

Usted entiende y acepta que el uso de cualquier información obtenida a través de los foros de discusión es bajo su propio riesgo.
El Diario de ninguna manera respalda el contenido que los usuarios difunden, y no puede ni se hará responsable de su veracidad.

Con cada contenido que usted publica, otorga a El Diario sin pago de regalías la licencia irrevocable, perpetua, exclusiva y totalmente sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados de, distribuir, realizar y mostrar dicho contenido en su totalidad o partes a nivel mundial y para incorporarlos en sus trabajos de cualquier modo conocido actualmente o desarrollado con posterioridad.





Inicie sesión con cualquiera de las siguientes redes sociales: