PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Video: ‘Pinche traidor, ¿por qué entraste primero...?’

De los insultos pasaron a los golpes en pleno corazón de los poderes políticos del estado, el patio central de Palacio de Gobierno, allá donde despacha la gobernadora

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 01 julio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-‘Pinche traidor, ¿por qué entraste primero...?’

-Duarte dio al clavo en un tema contra Corral

PUBLICIDAD

-Requisitos flexibles en la pelea por Morena

-Disparan en falso por andar urgidos de dinero

El crecimiento económico, el Campestre, el golf, Los Arcos, La Morín, Cielo Vista, no han despegado a varios “empresarios” ruteros un centímetro hacia el buen gusto, la elemental educación y menos, mucho menos, la diplomacia. ¿Con qué se come eso oiga?, preguntarán.

“Pinche traidor, ¿por qué entraste tú primero?”, le soltó un rutero a otro.

-“Cómo eres culo compadre, ¿para qué me haces venir a Chihuahua y nos dejas fuera de la reunión?”, dijo otro rutero.

De los insultos pasaron a los golpes en pleno corazón de los poderes políticos del estado, el patio central de Palacio de Gobierno, allá donde despacha la gobernadora, y donde si bien seguido hay manifestaciones populares, predominan los buenos modos, las fragancias caras, los vestidos finos, los cintos de Ferragamo, los trajes de marca, el lenguaje educado en el Manual de Carreño...

Allá, sí, allá fueron a armar su pancho el miércoles temprano varios personajes juarenses que se han disputado más de media vida el millonario pasaje en las ruteras convencionales, en las de transporte de personal y hasta taxis. Todos los vehículos unos auténticos yonques y la inmensa mayoría sin placas.

Ellos, y al menos uno nuevo en ese mundo, un tal Ever Morales, de Lazo Cinco Puntos, apoyado por Coparmex, buscan seguir mangoneando el transporte en Juárez con las rutas troncales 1 y 2, que arrancarán en unos meses. Ya recibió gratis dos camiones articulados y otros 20 Mercedes Benz.

Todos ellos fueron los protagonistas del pleito grabado en video y publicado en exclusiva por Diario.mx el miércoles. (Hoy lo repetimos en versión digital).

Inicialmente, no supimos las razones que derivaron en la escatológica discusión y produjeron tanto coraje en “El Menón”, Humberto Díaz, como para casi arrancar la cabeza del cuerpo a su compadre, Raúl Rodríguez, pero en las horas siguientes quedó claro todo como el agua.

Un diputado priista, de nombre Omar Bazán Flores, consiguió a Raúl Rodríguez y varios más una entrevista con el secretario General de Gobierno, César Gustavo Jáuregui. Abordarían precisamente la cobertura y negociazo que viene con las troncales.

Discretamente, Raúl citó a varios a una hora, pero a otra hora a otros. Total que Raúl y los suyos entraron con Jáuregui, platicaron muy a gusto y salieron. Cuando iban tomando las escaleras hacia la salida de Palacio, llegaron los otros acompañados de “El Menón”. Hubo los reclamos descritos al inicio de este texto y los trompos en pleno patio central.

Ese puño de fichitas, Rodríguez, Díaz, Matías Prieto, Humberto Domínguez, José Luis Saldívar, “El Chito”, Velázquez, solitos darían al traste en el objetivo de alcanzar la modernidad y la dignidad pretendidas con las rutas troncales. Ahí están las imágenes de su comportamiento.

***

Comprobar que Javier Corral protegió a un cártel delictivo no es cosa menor; y en verdad no creemos que algún nivel de gobierno inicie indagaciones por ese rumbo, pero sí ha quedado demostrada la extraordinaria, sospechosa, insistencia por marcar distancia de su responsabilidad directa en el asesinato de la periodista, Miroslava Breach Velducea.

Son varios los puntos destacables en el largo choro lanzado el miércoles desde su “cama de hospital” por el exgobernador, César Duarte Jáquez, contra Corral Jurado, pero el de mayor importancia por su objetividad es precisamente el tema de la periodista.

Duarte señala que desde la oficina del paseño en Palacio de Gobierno fueron armadas grabaciones a la periodista y convertido en “chivo expiatorio” uno de los detenidos por aquel crimen ocurrido el 23 de marzo del 2017 afuera del domicilio de Miroslava, en la ciudad de Chihuahua.

Eso y mucho más pudo haber en ese caso que no está cerrado no únicamente porque faltan por ser detenidos el autor intelectual del crimen, líder del grupo delictivo al que se refiere Duarte en su choro, y al menos otro autor material, sino porque no han sido tocados quienes grabaron a la periodista y el propio exgobernador.

No hay duda sobre la responsabilidad de los tres: el exsecretario particular de Corral, José “El Siniestrillo” Luévano Rodríguez; el exvocero del PAN con Corral Jurado, Alfredo Piñera Guevara y el propio exmandatario.

El denominador común de los tres fue el exalcalde de Chínipas, Hugo Amedh Schultz, condenado a ocho años de prisión nada menos que por hacer lo mismo que Luévano y Piñera: grabar llamadas telefónicas a Miroslava.

Es público que Schultz fue un operador político-electoral-financiero en primera línea de Corral no únicamente en Chínipas, sino en toda la región circundante: Batopilas, Guachochi, Bocoyna, Urique, etc. Fue convertido en funcionario estatal por el exgobernador inclusive después del asesinato de la reportera.

Fueron comprobadas por la Fiscalía General de la República sus ligas con el grupo criminal que ordenó privar de la vida a Miroslava.

En ese tema Corral no tiene saque, de ahí que haya ignorado el énfasis dado por Duarte Jáquez en su texto. Es un asunto que claramente debe ser continuado por el Gobierno federal. Corral Jurado ni sus subordinados deben seguir impunes.

***

En los chats de Morena ya simplificaron la convocatoria emitida hace unos días por la dirigencia nacional, para hacer entendibles los requisitos que necesitan cubrir si quieren postularse o votar en el proceso de relevo de dirigente estatal.

Quienes esperaban procedimientos tediosos y complicados al estilo del partido de izquierda ahora encontraron exagerada apertura y flexibilidad, lo que supone una alta participación interna y de la sociedad en la carrera por elegir al sucesor del profesor Martín Chaparro.

Para postularse como consejero, y de ahí eventualmente aspirar a la dirigencia del Comité Estatal, lo único que exige la convocatoria es ser militante registrado, lo que los morenos llaman “protagonista del cambio verdadero”. Este es el único candado.

Para demostrar esa calidad el interesado debe presentar únicamente credencial del “gobierno legítimo”, credencial de Morena, constancia de afiliación o hasta una foto que lo acredite como viejo candidato del partido o apoyador de alguna campaña política de 2018 o anteriores. Así de simple.

Pero si la postulación es tan flexible, los requisitos para votar son lo doble de fácil. El votante sólo debe acudir con credencial del INE en original y copia, así como un formato de afiliación lleno que podrá obtener el mismo día de la elección sólo descargándolo de la página oficial de Morena.

Esta apertura es inusitada y es en lo que el partido deberá poner mucha atención, dado que abre la puerta a cualquiera que quiera participar, sea o no morenista, quiera o no darse de alta en el polémico padrón guinda.

Sin contar el riesgo de intromisiones que supone una elección así, el formato también permitirá el acarreo y la medición de fuerzas de los principales equipos que disputan la dirigencia.

***

Entre la Dirección de Gobernación del Estado y la Secretaría de Hacienda, encabezadas por el expriista Eloy García Tarín y el panista José de Jesús Granillo, respectivamente, nomás se reparten las culpas por ciertos tiros en falso que dejan en ridículo a la autoridad estatal.

Resulta que las últimas semanas, con la justificación de poner orden en la venta de alcoholes, han sido enviados requerimientos de pago de licencias estatales a cientos de establecimientos privados que convenientemente olvidaron renovarlas desde hace algunos años.

En efecto, varias negociaciones por todo el estado mostraban atrasos a causa de las más variadas razones, desde la pandemia hasta la apatía de los contribuyentes.

Pero lo increíble de todo es que hasta a locales cerrados, no de ahora, sino de muchos años atrás, han llegado las peticiones de ponerse al corriente. Llevan las solicitudes, por supuesto, la clásica advertencia gubernamental de que pueden enfrentar graves consecuencias jurídicas.

Si no suena lo suficientemente ridículo el enviar requerimientos a negocios privados abandonados, también a tiendas en desuso del Gobierno federal -de las que había hace muchos años como alternativa de abasto popular, pero ya no existen- también han intentado cobrarles su renovación.

Puede ser la urgencia de dinero por la permanente crisis de liquidez que padecen las finanzas estatales lo que ha motivado esos disparos a la nada; eso y mucha falta de información de las autoridades, así como ausencia total de coordinación entre instancias inspectoras y recaudadoras.

Como quiera que sea, ojalá esperen sentados los funcionarios que quieren cobrarles licencias a entidades “fantasma”, porque nadie va a llegar a pagar licencias, anuencias y renovaciones que no son útiles ni rentables.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search