Opinión

Entre infrahumanizar, suprahumanizar y deshumanizar

¿Cómo actuará el gobierno municipal con la migración?

¿De dónde emana esta humanidad que se encuentran en el periplo migrante? Sin duda, de la pobreza, de la injusticia social, de las inequidades económicas, de la violencia radical o de la falta de perspectivas del sur

Jorge Breceda
Analista

lunes, 25 octubre 2021 | 09:29

La noticia del fin de semana es la nueva caravana migrante, se calcula que el grupo se compone entre tres mil a seis mil 500 personas entre las cuales se encuentran aproximadamente 300 niños y niñas (recién nacidos a diez años), más de una docena en sillas de ruedas y por lo menos doce nacionalidades: salvadoreña, hondureña, entre otras.  

Es oportuno preguntarse: ¿De dónde emana esta humanidad que se encuentran en el periplo migrante? Sin duda, de la pobreza, de la injusticia social, de las inequidades económicas, de la violencia radical o de la falta de perspectivas del sur -derivada de la política colonialista de las potencias-. 

Conociendo el espacio del que surgen, ahora corresponde preguntarse si pueden ser caracterizadas de identidad humana, es decir, ¿el concepto de humanidad conlleva un contenido universal o se aplica a humanidades (nacionalidades) particulares? 

Lo anterior, surge de visualizar otro tipo de “caravanas”, que al igual que la comentada, solo intentan transitar temporalmente el territorio mexicano, me refiero a los miles de personas que ingresan al país en medio de lo que se llama spring break. Resulta ridículo recordar que a los americanos o europeos no se les exige un amparo para transitar de Cancún a Playa del Carmen o Tulum, todo lo contrario, existen esfuerzos por parte del gobierno mexicano atraer esas “caravanas” durante todo el año. 

Por lo expuesto, ¿debe identificarse como política pública el hecho que la identidad humana dejó de ser universal para convertirse en contingente? Es decir, la humanidad de las personas no emana de la universalidad sino de la diferencia, usted contiene más o menos identidad humanidad por tener x, y o z nacionalidad. 

Lo anterior, destruye la idea que las personas contamos con una humanidad universal. El mismo Marx reflexionó sobre la inestabilidad de la universalidad, al decir que “el hecho de ser un emigrante me hizo ver […] la relación, necesariamente inestable, entre toda idea abstracta y su instanciación concreta”.  

 

De la reflexión marxista se infiere que la humanidad no es universal pero que existen personas universales que, ostentarán permanentemente con la categoría de “identidad humana”, lo anterior, bajo el criterio contingente y accidental derivado de la ética del particularismo, es decir, la facultad de performa el significado universal de la humanidad. 

Hasta lo explicado se puede inferir como sistemáticamente los estados pueden promover vía decreto a quienes ostentarán el derecho de humanidad: política de deshumanizar. Sin embargo, contradictoriamente el estado mexicano con habilidades cuasi metafísicas, al mismo tiempo que le suprime la humanidad se las reconoce con una potencia increíble. 

¿cómo se suprahumaniza a las personas migrantes? En México no solo se reconocen derechos humanos sino las garantías que conllevan, es decir, el mecanismo por el que una persona defiende sus derechos por medio de órganos jurisdiccionales, para el caso concreto: el amparo. Sin embargo, interponer un amparo es un mecanismo que no todo mexicano tiene acceso.

Seguramente usted recuerda un amparo contra los retenes anti ebrios, pero, la estadística menciona que un bajo porcentaje de la población mexicana tiene posibilidad del acceso a esta garantía constitucional. Pues los migrantes fueron escuchados de manera pronta y expedita, dando como consecuencia que muchas personas de la caravana se encuentren protegidas por mandato suscrito por un juez de distrito. 

Ahora bien, hasta el momento se expone un verdadero oxímoron dentro de la política migratoria mexicana, pero ésta no se limita ahí, sino también tiene formas para infrahumanizar al migrante, es decir, no le extingue la cualidad o identidad humana, solo la reduce a grados que se exhibe una terrible estulticia. 

Para ilustrar lo anterior, un ejemplo bastará, siendo: comentan los noticieros que el domingo la caravana avanzó menos de cinco kilómetros dentro el Estado de Chiapas, lo anterior, porque se encontraban a 38 grados centígrados (bajo la sombra), lo que provoca cansancio y deshidratación. Es en ese momento en donde autoridades del Instituto Nacional de Migración promovieron la hidratación por medio de obsequiar agua, es decir, esperan a que se encuentren en condiciones de extrema desprotección, para proteger. 

Por último, la pregunta inicial persiste, ¿cómo actuará el gobierno local hacia la caravana migrante? Porque de algo estamos seguros, ¡llegarán a nuestra ciudad! Por ello, a cuatro semanas -se calcula- de su llegada, hagamos un llamado a reconocer en las personas su identidad humana de homo viator, es decir, un derecho humano a ser migrante. 

close
search