PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Video: Fue ‘El 300’ tema en Palacio de Gobierno

Confirmaron en la encerrona los jefes de los cuerpos policiacos que se trata de una guerra que no es nueva entre La Línea y Gente Nueva-del Cártel de Sinaloa

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 21 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-Fue ‘El 300’ tema en Palacio de Gobierno

-Panistas juarenses con cara de sorpresa

PUBLICIDAD

-Elección con padrón manoseado

-Ven con reservas la sentencia LeBaron

Era obvio que la atención de los participantes en la reunión de seguridad de los lunes que encabeza en Palacio de Gobierno la gobernadora, Maru Campos, sería centrada en los brutales hechos acontecidos la madrugada del domingo en la zona de Parral-Valle de Allende-Valle de Rosario. Murieron cuatro personas, tres fueron decapitados.

Confirmaron en la encerrona los jefes de los cuerpos policiacos que se trata de una guerra que no es nueva entre La Línea y Gente Nueva-del Cártel de Sinaloa, pero radicalizada ahora que la Marina, el Ejército y la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) han detenido a los tres principales líderes operativos de Gente Nueva en Parral, Valle de Zaragoza, Jiménez, Valle de Allende, El Rosario, Balleza, etc.

Entre febrero y marzo de este año fueron apresados en Parral y Culiacán Antonio Leonel C.M., “El 300”, y Efrén y Bryan Salgueiro. Al menos dos siguen recluidos en el penal de Aquiles Serdán, uno más (no ha sido informado quién), fue trasladado a una cárcel de máxima seguridad del interior del país.

En la misma reunión de seguridad quedó confirmado que durante el enfrentamiento fue abatido precisamente un individuo apodado “El Rayo” o “El 10”, de nombre Luis Enrique Cebreros Herrera y no José C. como inicialmente trascendió.

“El Rayo” llegó como sucesor de “El 300”. Tenía apenas un par de meses al frente del Cártel de Sinaloa en la región del Valle de Allende.

Entre los asistentes a la reunión estuvo, aparte de la gobernadora, el secretario de Seguridad, Gilberto Loya; el fiscal General, Roberto Fierro; el secretario de Gobierno, César Jáuregui... y los jefes de la Quinta Zona Militar, de Seguridad Pública y Protección Ciudadana federal y el Cisen. No asistió el jefe del Gobierno federal en el estado, Juan Carlos Loera.

Tras revisar a detalle el enfrentamiento en Parral-Valle de Allende, todos coincidieron en reforzar los operativos de seguridad en aquella zona, en Cuauhtémoc, y particularmente en Ciudad Juárez, donde continúan los asesinatos en ascenso.

***

Muchos panistas aparecieron ayer en sus trabajos con cara de ‘what’ y ‘wow’ al enterarse de la megaencerrona que presidió en la ciudad de Chihuahua la jefa de jefas de sus colores partidarios en la entidad, la gobernadora Maru Campos.

Obviamente, la sorpresa desbordó a los que no fueron convocados y que se consideraron excluidos porque piensan que son buenos chicos y chicas y que deben ser invitados a todo evento de esa naturaleza que encabece la gobernadora.

El Diario de Chihuahua en su columna GPS ofreció en su edición de ayer santo y seña exclusivas sobre los asistentes a la reunión llevada a cabo el sábado en uno de los lofts de la Torre Lumina.

Ahí aparecen muchos nombres. Faltó destacar hasta la asistencia del fiel terrier desata zapatos llamado Peccu, inseparable de la gobernadora. Nos interesan también, los nombres de los juarenses convocados.

Gritaron a los cuatro vientos en redes sociales que fueron tomados en cuenta Joob Quintín, “El Rulo” García y Rogelio Loya, por supuesto encabezados por Javier González Mocken, pero hasta ahí. Joob colocó en su perfil de Whats orgullosa pose con Maru.

De entrada ni cuenta se dio de la encerrona el jefe del Gobierno estatal en Juárez, Óscar “El Intrigas” Ibáñez, tampoco la mayoría de los funcionarios de su rango, menos los regidores Alma Arredondo, Amparo Beltrán, Austria Galindo, Víctor Talamantes ni Enrique “Javiercitocorral” Torres.

A estas alturas de pasada la reunión todos ellos y muchos más siguen con cara de interrogante, pero pronto Palacio armará un encuentro eminentemente localista, hasta Clara Torres será invitada, para lo que podría llamarse un desagravio fronterizo.

***

Con urnas en vez de asambleas, afiliación al mismo tiempo de la elección y un padrón de por sí cuestionado por las más altas autoridades electorales, así será el proceso para elegir al relevo del actual Comité Estatal de Morena.

Quienes desmenuzan los términos de la convocatoria recién emitida ven no uno sino un cúmulo de problemas para seleccionar a quien será el sucesor del profesor Martín Chaparro en el partido guinda.

No faltan vivillos, por supuesto, que le ven defectos hasta para cuestionar la legitimidad y constitucionalidad de la convocatoria, con el fin de llevarla de nuevo -para variar- ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El procedimiento marcado contempla elecciones mediante urnas y hasta facilidades para el acarreo de los aspirantes a consejeros estatales, como el hecho de que podrá haber afiliaciones al partido incluso momentos antes de la votación.

Eso independientemente de que hasta permite la participación de simpatizantes y militantes menores de edad (habla de jóvenes entre 15 y 17 años), que legalmente no han adquirido el estatus de ciudadanos, reservado para los mayores de 18 años en toda la legislación vigente.

Con todas las innovaciones -y el agravante de los antecedentes, dado que los tribunales han frenado procesos internos de Morena por la falta de un padrón confiable- comenzará el partido sus congresos distritales a finales de julio.

Finalmente tendrá elección de dirigencia y comité estatal completo entre los días seis y siete de agosto próximos, con la idea de llegar a la última parte del año con una estructura renovada, que le permita preparar los siguientes retos electorales.

Así que habrá tiempo, mucho tiempo, para las impugnaciones, que están a la vuelta de la esquina; están incluso antes de que comience formalmente el proceso.

***

La sentencia LeBaron -como le dicen a la dictada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que ordena al Tribunal Estatal Electoral revisar la demanda de la comunidad mormona de poder autodeterminarse- es visto todavía con muchas reservas por los magistrados locales.

No es por prejuzgar, pero los encargados de analizar la propuesta y resolverla, encabezados por la magistrada Roxana García, contemplan un camino muy extenso para entrar apenas al fondo del debate, que radica en el artículo segundo constitucional referente a la autonomía de las comunidades indígenas.

Mientras el TEE espera la notificación formal del TEPJF, que está a horas de ser entregada, ahora es analizada la forma en que habrá de abordarse el asunto, para el cual deberá el órgano jurisdiccional llamar a expertos que le ayuden.

De entrada están el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), las universidades públicas y los centros de investigación social, para ver de qué forma pueden equipararse las comunidades indígenas con la de los LeBaron, asentados en el municipio de Galeana.

Según el tribunal federal, como referencia los magistrados del TEE deberán tomar en cuenta peritajes antropológicos, dictámenes etnográficos y opiniones especializadas en materia jurídico-antropológica, además de comparecencias, visitas a la comunidad y recepción de opiniones.

Así, los derechos electorales que consideró el TEPJF entran en la esfera de la demanda de los LeBaron, habrán de ampliarse a todo el espectro de la convivencia social, lo que implica bastante trabajo para la justicia electoral local fuera de su esfera especializada de acción.

El precedente y la jurisprudencia que pueden sentarse con este caso podría abrir la puerta a más demandas del mismo tipo de otras comunidades y minorías producto de migraciones recientes. Por eso las reservas con que ven el problema.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search