PUBLICIDAD

Opinión

Día de campo carretero para reos por falta de avión

Ayer la Guardia Nacional dejó plantado el traslado de medio centenar de reos de alta peligrosidad que serían sacados por el aeropuerto de Juárez para ser llevados a penales del interior del país

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 18 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-Día de campo carretero para reos por falta de avión

-La flotilla aérea en calidad de inservible

PUBLICIDAD

-“Igor” pretende imponer voceros federales

-Sino entran por Texas lo harán por Nuevo México

No únicamente los vuelos comerciales tienen sus “detalles” con eso de la informalidad. Ayer la Guardia Nacional dejó plantado el traslado de medio centenar de reos de alta peligrosidad que serían sacados por el aeropuerto de Juárez para ser llevados a penales del interior del país.

Llegó solo un avión de dos que debieron haber sido. No solo eso, no pudieron o no quisieron usar ninguna otra aeronave de ningún tipo (privada) ni tampoco salir de Juárez con una “carga”, llevarla a varios destinos, y volver por la otra.

Insólito. No tenemos registro de algo similar. Podría ser cómico, de risa o prestarse a chabacanerías, pero se trató de algo extremadamente grave. Cerca de 50 reos de los considerados más peligrosos fueron dejados en el “limbo” durante muchas horas.

Esa cantidad de presos fue sacada sorpresivamente al filo de la media noche de antier del Cereso de Aquiles Serdán, -allá en la zona conurbada de la ciudad de Chihuahua-, y traída en camión de los “foráneos” a Juárez.

Llegarían al amanecer a Juárez y de aquí volarían a sus nuevos destinos para compurgar largas condenas, la mayoría.

No hubo avión para ellos y fueron regresados por la misma pésima carretera en pésimas condiciones hacia Chihuahua y de allá conducidos a distintos Ceresos.

Hubo conductores por Juárez-Chihuahua que observaron el convoy custodiado por algunos vehículos del Ejército y la Guardia Nacional y jamás imaginaron de qué se trataba: uno de los reos sentenciado por matar a un expresidente municipal, entre varios delitos más; otros por ejecutar policías y otros igualmente por múltiples homicidios en general.

Ellos fueron los pasajeros del “curioso” camión. Muy escasa la capacidad logística para el caso. Prácticamente, colocando en bandeja de plata la posibilidad de una fuga que por mera fortuna no se dio.

***

Varios meses después de arrancada la presente administración estatal; de hecho casi nueve meses ya, los talleres de aviones en Estados Unidos siguen enfrentando dificultades para echar a volar la flotilla aérea del gobierno de Chihuahua que los antecesores dejaron literalmente para llorar.

Salvo el nuevo, el lujoso helicóptero Bell 429 adquirido al final de la administración de César Duarte, el resto de la flotilla ha sido utilizado muy poco por los nuevos funcionarios del estado debido a que siguen en reparaciones; o deben ser llevados frecuentemente a los talleres.

Para la misma gobernadora, Maru Campos, al menos un par de ocasiones han sido arrendadas aeronaves particulares porque las oficiales quedaron gravemente reumáticas. Es altamente posible que el nuevo régimen deba deshacerse de ese yonquerío.

Alguien debiera pagar por la tremenda irresponsabilidad en el manejo de esas unidades patrimonio del estado, de los chihuahuenses; adquiridas con muchos millones de pesos del presupuesto público.

Fueron usadas durante cinco años prácticamente todos los días y exclusivamente para los traslados del exgobernador, Javier Corral; de la presidenta del DIF, Cinthia Chavira y sus respectivos ayudantes y escoltas. Cero servicio a los chihuahuenses ni en momentos de graves crisis por el Covid-19. Las bitácoras que ahora son públicas resultan incontrovertibles.

Corral trepó en los aviones a un montón de particulares sin justificación oficial alguna; un exsecretario particular de César Duarte fue llevado a la cárcel y convertido en testigo protegido supuestamente por autorizar uno, un solo viaje de un particular, en uno de los aviones.

¿Cuánto tiempo de cárcel deberá sumar el exgobernador por hacer lo mismo y dejar inservible la carísima flotilla?

***

Parece imposible que se esté quieto Manuel “Igor” del Castillo. No conoce el sosiego ni por un minuto.

Concluyó su pasó por la nómina del Gobierno estatal como vocero del corralato, y sin ninguna sorpresa apareció en el mismo cargo, pero con el jefe de los mentados programas federales, Juan Carlos Loera. Quién sabe cómo justifica el sueldo porque es nula su relación con los medios informativos.

Montado en ese cargo, sus nuevos “camaradas” en la 4T han observado con enojo que “Igor” ahora se asume también como jefe de las áreas de Comunicación Social de las llamadas delegaciones regionales federales: Infonavit, FGR, Bienestar, IMSS, etc.

En ese tenor es que anda promoviendo a otro corralista, “carnalito” del exgobernador, Alfonso Villalobos Lozano, como titular de Comunicación en cualquiera de esas áreas.

Villalobos fue “director” de área, junto con muchos otros generales de papel que tuvo Corral en Comunicación Social; otra fue Gloria Soto, quien usaba su cargo para denigrar secretarias a las que enviaba a pagar recibos personales de servicios, y ahora también ha sido incluida en el “equipo” de Loera de la Rosa.

No es raro el caso de Soto, pero sí el de Villalobos quien se supone sigue siendo militante del PAN, al igual que su esposa, la regidora en el municipio de Chihuahua, Patricia Ulate.

Bajo las siglas azules ambos han conseguido diversos cargos de gobierno. Quedaron vulnerables al interior del PAN por su pertenencia al corralato y se han acuerpado con Igor-Loera con tal de salvarse en la nómina pública.

***

Al menos el transporte de mercancías con caducidad tiene en Santa Teresa su Plan B para después del lunes, si cambian las condiciones de cruce con el fin de la política de salud denominada Título 42 de Estados Unidos, utilizada para deportaciones exprés.

Mientras sigue el volado entre demócratas, republicanos, texanos y demás factores de poder del país vecino, la Asociación de Transportistas de Ciudad Juárez que dirige Manuel Sotelo tiene previstas nuevas trabas a las exportaciones.

De volver las revisiones exhaustivas por Texas, como ocurrió a principios de abril, los transportistas podrían dirigir hasta el 50 por ciento de sus cargas por la frontera con Nuevo México.

El costo extra que eso representa sería menor a las pérdidas que ya tuvieron cuando Greg Abbott implementó medidas restrictivas estatales a los cruces provenientes de los estados mexicanos con los que tiene frontera.

No sería lo ideal, pero algunos integrantes del sector de comercio exterior no ven otra opción ante las consecuencias que tendría el fin del Título 42, que podría terminar este 23 de mayo aunque la decisión presidencial todavía se encuentra en litigio en los tribunales estadounidenses.

Si termina la política restrictiva -instruida desde 2020 por Donald Trump y mantenida por Joe Biden hasta la fecha- otra de las consecuencias previstas es la llegada masiva de migrantes en busca de cruzar a Estados Unidos.

De darse este escenario, la frontera mexicana podría saturarse todavía más de migrantes que llegan sin lo mínimo necesario para subsistir en la ciudad.

Ante ello, los transportistas también han llamado a otros organismos de la iniciativa privada para coordinarse con los tres niveles de gobierno y buscar alternativas ayuden a las empresas a salir adelante.

La demanda creciente de mano de obra es uno de los problemas que podría atenderse si llega a presentarse el alza prevista, pero para eso es necesario organización y orden de parte no solo del gobierno, sino del sector privado.

***

Lista la mayoría calificada en el Congreso del Estado para la Reforma Judicial. El voto que le faltaba a Mario Vázquez, ya está listo con Deyanira Ozaeta.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search