Inhibe Guardia Nacional a centroamericanos

Antes cruzaban familias enteras, ahora, no, dijo Israel López Ordoñez, de 52 años, quien conduce balsas en el río Suchiate

The New York Times
lunes, 24 junio 2019 | 17:07
|

Guatemala— El despliegue de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala ha interrumpido el flujo habitual de personas y comercio, además de que ha alertado a migrantes centroamericanos y sus contrabandistas.

Habitantes de la zona señalan que, bajo el incremento de fuerzas en la frontera por el acuerdo del 7 de junio entre las autoridades mexicanas y los Estados Unidos, es menor la cantidad de personas que buscan cruzar, incluso sólo a comprar.

"Antes incluso cruzaban familias enteras. Ahora, no", dijo Israel López Ordoñez, de 52 años, quien conduce balsas en el río Suchiate en Ciudad Hidalgo, Chiapas.

La familia Aguilar, por ejemplo, se había estado preparando desde febrero para migrar al norte. Tomaron prestados 2 mil 600 dólares, hicieron un pago inicial a un contrabandista y partieron de su casa en el norte de Guatemala la semana pasada.

Pero en la frontera de Guatemala con México, su contrabandista les dijo que cruzar a México era demasiado arriesgado.

"No sabemos nada, ya sea un cambio definitivo o solo por un tiempo", dijo Juan Alberto Aguilar, de 27 años, quien viajaba con su esposa y su hija de 3 años.

La familia estaba en la plaza central de Nentón, un pueblo cerca de la frontera entre Guatemala y México, esperando la camioneta que los llevaría a casa.

Por ahora, algunos están sopesando la posibilidad de solicitar asilo en México, ya que es una de las pocas opciones que quedan.

En la ciudad fronteriza guatemalteca de La Mesilla, cerca de Frontera Comalapa, Carmelo, un cambista de 50 años, dijo que varias personas que él conoce, entre ellas amigos y familiares, han abortado los planes de emigrar hacia el norte en las últimas dos semanas.

"No está bien", dijo sobre las nuevas medidas. "Si un guatemalteco viaja a los Estados Unidos, muchas personas aquí pueden vivir de ese guatemalteco".

Incluso traficantes de migrantes, responsables de transportar a muchos de los migrantes a la frontera de EU, están retrasando o cancelando viajes al norte.

El plan de despliegue es parte de un acuerdo entre la Administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador de México y el Gobierno de Estados Unidos para frustrar las amenazas del Presidente Donald Trump de aranceles.

En Ciudad Hidalgo, una bulliciosa ciudad comercial en México cerca del extremo suroeste de la frontera, los vendedores dicen que han visto una caída significativa en el negocio en las últimas dos semanas.

La mayoría de sus clientes son guatemaltecos que evitan el pago de aranceles en sus compras al regresar ilegalmente a Guatemala en balsas que navegan en el río Suchiate, que delimita esa sección de la frontera.

Defensores de inmigrantes anticiparon que la creciente presencia de las fuerzas de seguridad continuaría reduciendo el número de personas que intentaban migrar hacia el norte, pero esperaban que con el tiempo los flujos se recuperaran, quizás a través de vías migratorias más remotas y peligrosas.