Viajes

Será para otro día

Bodas, vacaciones y sueños de años de europeos terminan en viajes cancelados para llegar a Estados Unidos

Associated Press

jueves, 19 marzo 2020 | 13:43

París — Cancelada quedó la visita a Las Vegas para una boda con un personaje disfrazado de Elvis.

El sueño de un periplo de 3 mil 500 kilómetros (2.200 millas) para atravesar Norteamérica de punta a punta, será para otro día.

Reuniones familiares, vacaciones, viajes de placer y de negocios, todos quedaron frustrados por la prohibición, anunciada el miércoles por el presidente estadounidense Donald Trump, a la entrada de europeos a fin de frenar el contagio del coronavirus.

Para muchos europeos que crecieron admirando la televisión, la música, los deportes y la comida rápida estadounidenses, la idea de ser súbitamente impedidos de cruzar el Atlántico constituye un golpe psicológico, como si un amigo entrañable les hubiera rechazado.

“Nos íbamos a casar en Las Vegas, con un Elvis oficiando la boda, iba a ser algo magnífico”, declaró Sandrine Reynaert, una residente de París que tuvo que cancelar la boda planeada para el 20 de abril. Su prometido incluso ya había grabado la fecha en su anillo de bodas.

Reynaert relató que pidió el día libre en su trabajo para dedicarse a cancelar todos los planes, no sólo para la boda sino también otros que iban a hacer a la famosa carretera Route 66, al parque nacional Joshua Tree y al Gran Cañón.

Jean-Michel Deaux, un maestro de francés jubilado, tenía planeado un viaje de 3.500 kilómetros (2.200 millas) para atravesar Norteamérica, y tenía su viaje hacia Nueva Orleáns reservado para el 24 de marzo. Ahora todo quedó hecho tierra.

El largo viaje planeado para en marzo y mayo con su esposa Christiane los iba a llevar a varios estados, siguiendo los pasos del Marqués de Lafayette, el aristócrata francés que se unió a los rebeldes americanos contar el dominio colonial británico en el siglo XVIII. El viaje los iba a llevar también a comunidades amish en Pensilvania, a los escenarios de música de Memphis y a un paseo en bote por el río Mississippi. La pareja incluso había comprado equipaje adicional para poder comprar souvenirs y llevarlos de vuelta a Francia.

“Tenemos años planeando este viaje, iba a ser como un peregrinaje”, expresó Jean-Michel Deaux. “Llevo noches estudiando los mapas, imaginándome en la cubierta del barco”.

A pesar de los nuevos contagios en Europa y Estados Unidos, la pandemia parece estar cediendo en China, donde surgieron en diciembre los primeros casos del virus conocido como COVID-19. China reportó apenas 15 casos nuevos el jueves, lo menos que ha tenido hasta ahora, y monitoreaba estrechamente la llegada de personas provenientes de otros países.

En muchas personas, el coronavirus sólo provoca síntomas moderados, como fiebre y tos. En algunos, en particular adultos mayores y personas con problemas de salud ya existentes, puede causar efectos más graves. Sin embargo, la gran mayoría de las personas enfermas de COVID-19 se recuperan.

Muchos europeos se expresaron asombrados por el anuncio de Trump. Una madre en París contó que su hija de 19 años, en Los Ángeles, la llamó a la madrugada para avisarle que no podría irla a visitar este mes porque temía no poder regresar.