Regresa a escena

Bajo la dirección de Perla de la Rosa está de vuelta la obra que se presentó en Alemania, ‘A la orilla del río’

Brisa Frías / El Diario
jueves, 14 noviembre 2019 | 18:50
Cortesía |

En verano Telón de Arena estrenó una obra cuyo tema central es la migración. ‘A la orilla del río’ también estuvo en Alemania y tras su buena acogida regresa a escena en temporada que permanece hasta el 24 del presente mes.

La propuesta escénica que dirige Perla de la Rosa no solo habla “de los que llegan”, sino también “de los que reciben”, y aborda las historias que están detrás de los abrazos de tres minutos entre familiares y amigos separados por la deportación, en un evento que se da justo a la orilla del río Bravo, llamado ‘Hugs Not Walls’.

El montaje resulta en un trabajo fragmentario con personajes múltiples, una especie de entramado de viñetas sobre los migrantes y la frontera.

“Todo tiene un eje motivador, un engarce que es llegar a lo que es la reunión de deportados y sus familiares que se ha dado por seis ocasiones”, detalla la directora.

Este reencuentro de familias separadas por políticas migratorias de Estados Unidos fue cancelado en mayo pasado porque instancias públicas y privadas negaron el acceso a la zona donde se llevaba a cabo la efímera reunión binacional.

No obstante, el pasado 26 de octubre en la frontera desapareció ese muro ideológico por unos instantes, cuando ‘Abrazos, no muros’, realizó de nueva cuenta.

En la ficción, el evento resurgirá en la obra en la que participan los actores Liliana Álvarez, Gisela Moreno, Claudia Rivera, Rubén Ríos, Mario Vera y Humberto Leal Valenzuela.


Antecedentes

‘A la orilla del río’ surgió como respuesta al proyecto que de manera conjunta hizo la compañía juarense con la alemana Nik, presente en el Festival Internacional de Teatro sin Fronteras del año pasado.

De inicio, relata la directora, se retomó una investigación de David Dorado Romo que se llama ‘La rebelión de los baños’. 

“En 1917 hubo todo un relajo con un personaje femenino, Carmelita Torres, una chica de 17 años que se rebeló y se negó a ser rociada en el ácido que los agentes descargaban contra los mexicanos en el puente Santa Fe con el pretexto de querer matar los piojos”.

La también actriz explica que el líquido era Ziklón B o ácido cianhídrico, el mismo que la compañía Bayer compró y posteriormente aplicó en las cámaras de gas durante la Segunda Guerra Mundial.

“Ahora que fuimos a Alemania incluí esa parte porque vimos que era una conexión con los alemanes. Ese material se empezó a usar en el puente Santa Fe de Ciudad Juárez”.

De la Rosa agregó que ese pasaje en el puente internacional fue el momento justo en el que se implementó la frontera y la concepción de la xenofobia.


A la orilla del río

Hasta el 24 de noviembre 

Funciones de miércoles a domingo 

7:00 p.m.

Café Teatro Telón de Arena 

Cayetano López e Insurgentes

Entrada: miércoles y jueves, 120 pesos; 80 pesos con descuento. De viernes a domingo, 150 pesos; 120 pesos con descuento.