PUBLICIDAD

Tecnología

'Game over': terminan EA Sports y FIFA su relación

Cerca de 150 millones de jugadores de videojuegos de FIFA tendrán que acostumbrarse a un nuevo nombre para la serie después de los próximos Mundiales varonil y femenil

The New York Times

martes, 10 mayo 2022 | 11:45

Cortesía | Portada del videojuego

PUBLICIDAD

Ciudad de México— Después de casi tres décadas, una de las relaciones comerciales más exitosas en el deporte ha terminado.

Meses de tensas negociaciones entre el fabricante de videojuegos Electronic Arts (EA) y la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) terminaron sin un acuerdo para extender una alianza que había creado tanto un juego tremendamente popular como un fenómeno cultural.

PUBLICIDAD

El acuerdo actual, que finalizaría después de la Copa del Mundo de este año en Qatar, se ha ajustado para extenderse hasta el Mundial Femenil del próximo verano. Pero una vez que termine ese torneo, confirmaron los funcionarios de la compañía, 150 millones de jugadores de videojuegos de FIFA tendrán que acostumbrarse a un nuevo nombre para la serie: EA Sports FC.

El juego en sí no cambiará mucho. La mayoría de los clubes y estrellas famosos del mundo seguirán siendo elegibles debido a acuerdos de licencia separados con sus equipos y ligas, aunque la Copa del Mundo en sí y otros eventos controlados por la FIFA ya no estarán incluidos.

Para millones de personas en todo el mundo, las letras FIFA no representan futbol real, sino una abreviatura de una sola palabra para una serie de videojuegos que creció para proporcionar el telón de fondo de las vidas de jugadores tan diversos como los profesionales de la Premier League y los aficionados ocasionales. Incluso los jugadores sin otra relación con el deporte llegaron a conocer a sus estrellas y sus equipos a través de sus dobles digitales.

Ese tipo de uso amplio creó una asociación lucrativa tanto para EA Sports como para FIFA: el juego ha generado más de 20 mil millones en ventas durante las últimas dos décadas.

Si bien la traba en las negociaciones se debió en parte a las diferentes expectativas financieras (la FIFA buscaba al menos el doble de los 150 millones de dólares que recibe anualmente de EA Sports, su mayor socio comercial), también se hizo evidente rápidamente que había diferentes expectativas sobre lo que debería incluirse en un nuevo acuerdo.

El pacto más reciente se firmó hace 10 años, pero los años intermedios estuvieron marcados no sólo por un gran cambio tecnológico, sino posiblemente por una agitación aún mayor en la FIFA, que casi colapsa después de un gran escándalo de corrupción en 2015. El nuevo líder de la Federación, Gianni Infantino, ha intentado, y a menudo ha fracasado, desbloquear nuevas fuentes de ingresos.

Cuando ni siquiera las conversaciones directas entre Infantino y Andrew Wilson, el director general (CEO) de Electronic Arts, lograron un gran avance, las partes acordaron una separación amistosa, según éste último.

"Se trataba realmente de cómo podemos hacer más por los jugadores, más por los fanáticos, cómo podemos ofrecerles más modalidades para jugar, cómo podemos traer más socios al juego, cómo podemos expandirnos más allá de los límites del juego tradicional", dijo en una entrevista telefónica Wilson, cuya asociación personal como ingeniero del juego se remonta a dos décadas.

Además de duplicar su tarifa de licencia, la FIFA también exigió la capacidad de vincular su marca a otros productos digitales, incluidos otros videojuegos, según personas familiarizadas con las conversaciones. Eso resultó ser un paso demasiado lejos para EA Sports, que ahora debe persuadir a legiones de fanáticos devotos para que se acostumbren a otro nombre.

Para la FIFA, ahora existe la oportunidad de buscar nuevas oportunidades. Pero replicar el juego de EA no será fácil.

"Si estás rompiendo una relación que se remonta a más de 20 años, habrá consecuencias", comentó Gareth Sutcliffe, analista senior especializado en el sector de los videojuegos en Enders Analysis.

"EA seguirá avanzando: tienen toda la inteligencia tecnológica, la implementación creativa de un juego de futbol absolutamente fantástico, y realmente es fantástico. Pero, ¿qué tiene la FIFA? Su nombre".

La posición de EA en el mercado de los videojuegos ha crecido hasta tener un control casi total sobre la industria de los juegos de futbol gracias a más de 300 acuerdos de licencia similares con organizaciones como la UEFA, que administra la Liga de Campeones, y ligas y competencias nacionales en todo el mundo. Esos acuerdos permiten a EA usar los nombres y semejanzas no sólo de jugadores, sino también de clubes de fama mundial y ligas y competiciones destacadas en su juego.

Mientras la FIFA busca un nuevo socio, muchas de esas licencias limitarán lo que puede hacer. Por ejemplo, las dos competiciones de clubes más grandes del mundo, la Premier League de Inglaterra y la Champions League de la élite del futbol europeo, estarán disponibles sólo para los jugadores de EA Sports FC.

"EA Sports es un socio valioso y de largo plazo de la Premier League, y esperamos continuar trabajando juntos en la nueva era", dijo Richard Masters, director ejecutivo de la Premier League, en el comunicado de EA anunciando su ruptura con la FIFA.

La declaración también incluyó comentarios de funcionarios que representan a los órganos rectores de Europa y América del Sur, así como de los jefes de las ligas alemana y española.

Quizás apuntando a posibles oportunidades comerciales, la declaración también incluye un comentario de Nike. Según su acuerdo actual con la FIFA, EA Sports se ha visto limitada en sus actividades comerciales debido a la sensibilidad del organismo rector mundial del futbol a su lista de socios comerciales. Ahora libre de esa restricción, Wilson dejó en claro que EA Sports buscará asociarse con más empresas y marcas, creando el potencial para las ventas directas al consumidor de camisetas de equipos y otros productos.

El éxito comercial del juego FIFA se ha basado en gran medida en la capacidad de EA para aprovechar la estacionalidad del futbol; a menudo, la empresa ha realizado poco más que cambios cosméticos en su oferta (un jugador conocido con la camiseta de su nuevo equipo, por ejemplo, o un club ascendido desde una división inferior), mientras lo presenta como un producto completamente nuevo cada año.

"Si no es el número 1, ciertamente está entre las tres mejores franquicias de juegos de todos los tiempos", dijo Sutcliffe, analista de juegos.

"Y la razón de eso es que hay tantos lanzamientos. Cada año cambian el número en la caja, ponen un nuevo jugador en el frente y es más o menos lo mismo debajo del capó".

Las negociaciones entre EA Sports y FIFA también fracasaron en medio de la evolución del mundo digital. Los productos y juegos más nuevos, como Fortnite y Roblox, se consideran tanto juegos como mundos digitales, algo que la FIFA ha querido aprovechar al otorgar licencias de su nombre en otros productos.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search