Mina en Samalayuca podría generar cáncer en habitantes

Además de alergias, asmas y enfermedades crónico-degenerativas, señaló la doctora Leticia Chavarría

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
lunes, 16 septiembre 2019 | 18:23
David Cruz/ El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez.- La contaminación que generará la explotación de cobre en la sierra de Samalayuca podría generar alergias, asmas, cáncer y enfermedades crónico-degenerativas en sus habitantes, así como en la comunidad de Ciudad Juárez, señaló la doctora Leticia Chavarría.  

La doctora ha formado parte de las manifestaciones y conversatorios de los pobladores e integrantes del frente ciudadano “Para que nos mine la mina” contra la explotación a cielo abierto de “Gloria”, donde ha calificado como un “ecocidio” lo que hará la empresa canadiense, pero también exhortó a los juarenses a exigir que se invierta en el poblado que históricamente abandonado por las autoridades.

Gloria será un primer proyecto piloto de la unidad minera Samalayuca Cobre S.A. de C.V., que será explotada en el desierto juarense por la empresa canadiense VVC Exploration Corporation (VVC), con una inversión de 4 mil millones de dólares y la generación de mil 200 empleos, de acuerdo a su presidente seccional, Javier Meléndez Cardona.

Aunque el funcionario argumentó que existirán distintos candados ambientales como el que en lugar de cianuro se utilizará ácido sulfúrico en un 3 por ciento, dentro de una solución de agua para la lixiviación de los metales, la doctora Chavarría destacó que la contaminación ambiental del polvo, los explosivos y el ruido generarán daños a la salud de los pobladores.

“En una mina a cielo abierto, todas las partículas que van a existir en el aire no se pueden evitar, independientemente de si exista alguna sustancia química o no, simplemente con el puro polvo se va a estar dañando la calidad del aire, y ya con eso se van a estar generando daños a nivel pulmonar, de vías respiratorias, como alergias y asma”, apuntó.

Explicó que los fuertes vientos que se registran en la región provocarán una contaminación más extensa que pueden provocar enfermedades crónico-degenerativas como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, en la cual los pulmones se van haciendo fibrosos y la gente no puede respirar, ya no se da el proceso de oxigenación normal en la sangre.

“Una persona expuesta a este tipo de contaminantes a través de la vía área tendrá daños que le van a permanecer y que se van agravar en el transcurso de la vida. Lo cual es peor para los niños, porque están en un proceso de desarrollo de todos sus órganos y es más factible que al estar expuestos les cause un daño mayor”.

También destacó que “los lixiviados que se van a producir con el proceso de la extracción del cobre, es una contaminación en los mantos freáticos que vamos a adquirir a través de la ingestión de los productos, por el agua contaminada, si se llegara a usar agua contaminada para regar”.

El ruido que generarán los explosivos no nada más afectará a nivel auditivo, también puede producir efectos a nivel psicológico.

“A las personas expuestas a un nivel alto de ruido de manera frecuente les afecta su calidad de vida, porque las altera; no nada más el daño directo que puede producirle a los trabajadores que estén más cerca”, dijo Chavarría.

La activista le pidió a los manifestantes que acudieron la tarde del domingo a la plaza de Samalayuca no solo exigir que no se explote la mina, sino también que se fortalezca el lugar que ya tiene una Cementera, la Termoeléctrica y un cementerio de Cobalto 60.

“Esta comunidad agrícola debe fortalecerse, en vez de hacer de esto un vergel que a todos nos hace falta. Como ciudadanos tenemos que presionar para que esta comunidad florezca, pero en lo que es su naturaleza, que es la agricultura y el turismo”, destacó.