Juárez

Video y fotos: El yoga une a fronterizos

Se reunieron hoy sobre el bordo del río Bravo para armonizar y dar un sentido de unión entre juarenses y paseños

Hérika Martínez Prado
Hérika Martínez Prado
Hérika Martínez Prado
Hérika Martínez Prado
Hérika Martínez Pradoh
Hérika Martínez Prado
Hérika Martínez Prado
Hérika Martínez Prado

Hérika Martínez Prado/
El Diario

domingo, 15 septiembre 2019 | 17:58

Decenas de habitantes de Ciudad Juárez y El Paso se reunieron hoy sobre el bordo del río Bravo para armonizar y dar un sentido de unión a la frontera, con la práctica de yoga.

 “A pesar de todas las situaciones tan adversas que el muro ha representado, Juárez y El Paso, como ciudades hermanas, se unen para representar una unión en la familia, una cohesión en una práctica de yoga manifestándonos en el amor y en la paz, en esa hermandad que ambos pueblos siempre han sostenido. Esto significa superar todos los límites, la frontera, el muro”, destacó Mauricio Rivera, coordinador de la práctica.

Durante más de una hora, el maestro y fundador de YSYoga System, guio a los más de 100 participantes que acudieron vestidos de blanco, en una meditación y ejercicios de yoga frente al muro fronterizo por donde diariamente caminan cientos de migrantes que buscan el asilo político de Estados Unidos.

El evento que se realizó sobre el bordo del río internacional, fue documentado por un grupo de ingleses que llevan a cabo el proyecto Around the World by train (Alrededor del mundo por tren), a unos 100 metros del puente ferroviario conocido como “Puente Negro”, por donde todos los días cruza el tren binacional, cerca del Puente Internacional Paso del Norte-Santa Fe.

Adriana Cardona, obrera de una maquiladora de la ciudad, celebró la buena respuesta que tuvo el evento con la finalidad de unirse y “de manera vibracional emitir paz y armonía a la comunidad”.

Sobre los tapetes especiales, tanto expertos en la disciplina como personas que iban a acompañar a alguien más y finalmente decidieron participar, se colocaron frente al río Bravo y el muro fronterizo, por donde al acabar la práctica se observaron a dos familias con niños caminando hacia el final de la muralla de acero de casi seis metros de altura, con el objetivo de entregarse a los agentes de la Patrulla Fronteriza para pedir el asilo político al Gobierno de Donald Trump.

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) que acudieron a verificar de qué se trataba y elementos de la Guardia Nacional que vigilan desde el pasado 16 de junio los límites de México con Estados Unidos, observaron desde arriba del bordo la práctica de los yoguis fronterizos.

“Yo tomo clases de yoga desde hace más de seis años y me ha ayudado mucho a estar en paz conmigo misma, a afrontar las situaciones de estrés que se presentan en la ciudad, inseguridades, problemas en el trabajo; a mí me ha ayudado mucho a crecer como persona y a estar en paz”, aseguró Sandra Sánchez, ingeniera en Sistemas Computacionales.

La juarense destacó además la importancia de compartir el propósito de paz y amor en un lugar donde ha habido tantas situaciones difíciles para los migrantes que cruzan en busca de una mejor vida.

Zulma y Rocío, una maestra y una administradora que practican la yoga en un gimnasio de la localidad, también señalaron la importancia de ser empáticos con los migrantes que se vieron forzados a salir de sus lugares de origen.

“Todos somos igualitos, no importa de qué país somos, tenemos los mismos sueños y los mismos temores a veces. Es bonito que podamos compartir, sentirnos unidos, sentirnos que pertenecemos, que estos muros y estas payasadas, pues nada más son payasadas de hombre, nada más son ideas de ellos, porque los límites realmente no existen”, destacó Zulma, mientras una pareja de migrantes caminaban junto al muro fronterizo con un niño en los brazos.

Bajo un cielo nublado, el evento culminó entre aplausos y abrazos por parte de los maestros y participantes, algunos quienes confesaron haber conocido por primera vez ese punto entre Juárez y El Paso.

“La representación que hoy hemos tenido de yoga nos ha unido más y queremos alzar nuestra voz para decir ambas ciudades que somos un pueblo unido, somos una gran ciudad, Juárez-El Paso, y que no hay muro que nos detenga, sino al contrario, hay familias que nos unen en ambos lados de la frontera”, concluyó Rivera.