Estados Unidos

Se retirará Trump del tratado de control de armas 'Cielos Abiertos'

El acuerdo permite que las naciones sobrevuelen territorio con equipos de sensores para asegurar que no se estén preparando para la acción militar

Associated Press

The New York Times

jueves, 21 mayo 2020 | 08:52

Washington.- El presidente Trump decidió retirarse de otro importante acuerdo de control de armas, según altos funcionarios de la administración, e informará a Rusia el viernes que Estados Unidos se está retirando del Tratado de Cielos Abiertos, negociado hace tres décadas para permitir que las naciones sobrevuelen territorio con equipos de sensores elaborados para asegurar que no se estén preparando para la acción militar.

La decisión de Trump se considerará como una prueba más de que también está listo para salir del único tratado de armas que le queda a Rusia: el New START, que limita a los Estados Unidos y Rusia a mil 550 misiles nucleares desplegados cada uno. Caduca semanas después de la próxima toma de posesión presidencial.

Los funcionarios estadounidenses se han quejado durante mucho tiempo de que Moscú estaba violando el acuerdo de Cielos Abiertos al no permitir vuelos sobre una ciudad donde se creía que Rusia estaba desplegando armas nucleares que podrían llegar a Europa, así como prohibir vuelos sobre los principales ejercicios militares rusos.

Y, en informes clasificados, el Pentágono y las agencias de inteligencia estadounidenses han afirmado que los rusos también están utilizando vuelos sobre los Estados Unidos para trazar la infraestructura crítica de Norte América que podría verse afectada por los ataques cibernéticos.

Funcionarios estadounidenses también señalan que Trump se enfureció por un vuelo ruso directamente sobre su propiedad de golf de Bedminster, New Jersey, en 2017.

Pero la decisión de Trump, que se rumorea desde hace algún tiempo, seguramente agravará aún más a los aliados europeos, incluidos los de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, que también son signatarios del tratado.

Permanecerán en el acuerdo, pero han advertido que, con la salida de Washington, es casi seguro que Rusia también cortará sus vuelos, que los aliados usan para monitorear los movimientos de tropas en sus fronteras, especialmente importante para las naciones bálticas.