Estados Unidos

Reconoce Biden genocidio armenio; protesta Turquía

El primer mandatario estadounidense en calificar así la muerte de más de un millón a manos del imperio Otomano

Associated Press

Associated Press

sábado, 24 abril 2021 | 13:25

Washington— El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconoció este sábado el genocidio armenio, el primer mandatario estadounidense en calificar así la muerte de más de un millón de armenios a manos del imperio Otomano a partir de 1915.

Aunque presidentes estadounidenses previos han ofrecido reflexiones sombrías de ese tiempo oscuro en la historia, mediante declaraciones en la fecha, evitaron cuidadosamente usar el término genocidio, preocupados de que eso complicaría las relaciones con Turquía: un aliado de la OTAN y una influencia importante en el Oriente Medio.

Pero Biden hizo campaña con promesas de hacer de los derechos humanos una guía central de su política exterior. En su promesa el año pasado, Biden argumentó que no llamar las atrocidades contra los armenios un genocidio despejaba el camino para futuras atrocidades masivas. Se calcula que unos 2 millones de armenios fueron deportados y que 1.5 millones fueron asesinados en los eventos conocidos como Metz Yeghern.

"Recordamos las vidas de todos los que murieron en el genocidio armenio de la era otomana y nos comprometemos nuevamente a evitar que una atrocidad semejante vuelva a ocurrir", dijo Biden en un comunicado.

"Afirmamos la historia. No lo hacemos para culpar, sino para asegurar que lo que ocurrió no se repita nunca".

Un funcionario estadounidense reiteró que la intención no era culpar a la Turquía moderna, a la que el funcionario calificó de un "aliado clave de la OTAN".

"La intención de la declaración -la intención del presidente- es hacer esto de una manera ejemplar centrada en los méritos de los derechos humanos, y no por ninguna razón más allá de eso, incluida la de echar la culpa", dijo el funcionario a los periodistas.

Denuncia Turquía politización por 'terceros'

Después del anuncio de Biden, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó a "terceros" de interferir en los asuntos de Turquía.

"A nadie le beneficia que los debates, que los historiadores deberían llevar a cabo, estén politizados por terceros y se conviertan en un instrumento de injerencia en nuestro país", dijo Erdogan en un mensaje al patriarca armenio en Estambul.