Estados Unidos

Biden y líderes fijan un ‘futuro de energía limpia‘

Jennifer Granholm, la secretaria de Energía, calificó el plan de Estados Unidos para abordar el cambio climático como ‘el salto a la luna de nuestra generación’

Associated Press / Joe Biden durante la reunión virtual

The New York Times

viernes, 23 abril 2021 | 11:43

Nueva York— Bill Gates pidió este viernes una gran inversión pública y privada en innovación para cumplir con los objetivos globales y del presidente Biden para evitar un cambio climático catastrófico.

"El mero uso de las tecnologías actuales no nos permitirá alcanzar nuestros ambiciosos objetivos", dijo Gates, cofundador y filántropo de Microsoft, a través de un video en el segundo día de una cumbre mundial organizada por la administración Biden.

Después de que Biden inició el primer día de su cumbre sobre el cambio climático declarando que Estados Unidos reduciría sus emisiones de calentamiento global al menos a la mitad para fines de la década, el Día 2 de la reunión virtual del viernes se centra en cómo Estados Unidos y otras naciones pueden cumplir sus objetivos e impulsar el desarrollo de energías renovables.

Lograr los objetivos de Estados Unidos requeriría una revisión sustancial de las políticas internas actuales, según los expertos en energía, quienes dicen que el país tendría que eliminar virtualmente su uso de carbón para generar electricidad y reemplazar millones de autos que funcionan con gasolina por vehículos eléctricos.

Jennifer Granholm, la secretaria de Energía, calificó el plan de Estados Unidos para abordar el cambio climático como "el salto a la luna de nuestra generación". Hablando durante una sesión sobre el desarrollo de la energía renovable, dijo que la administración de Biden tenía como objetivo reducir a la mitad el precio de la energía solar y de las celdas de batería, al tiempo que reducía en un 80 por ciento el costo de la energía del hidrógeno, lo que reduciría la dependencia del gas natural, todo a finales de la década.

"Necesitamos una mentalidad que supere la resistencia al cambio", dijo Granholm. "Muchos están estancados en el status quo y tal vez insisten en que no podemos alcanzar nuestras metas".

Pero Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, advirtió que los países que establecen nuevos y ambiciosos objetivos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento del planeta, todavía están produciendo demasiada contaminación climática.

“En este momento, los datos no coinciden con la retórica y la brecha es cada vez más amplia”, dijo Birol. El Agencia Internacional de Energía la semana pasada emitió un informe que pronosticaba que la demanda de carbón aumentaría un 4.5 por ciento este año, principalmente para satisfacer la creciente demanda de electricidad.

"No nos estamos recuperando de Covid de una manera sostenible y seguimos en un camino de niveles peligrosos de calentamiento global", dijo Birol.

Sin embargo, había motivos para el optimismo. El viernes, Benjamin Netanyahu, el primer ministro de Israel, anunció que su país pondría fin al uso del carbón a nivel nacional. El jueves, Corea del Sur dijo que detendría las finanzas extranjeras para el desarrollo del carbón, y China prometió "limitar estrictamente" el carbón, ya que apunta a alcanzar un pico de emisiones para 2030.

"Para 2025, salvo circunstancias imprevistas, Israel ya no quemará carbón", dijo Netenyahu.