Espectáculos

‘No tengo arrepentimientos’

Paris Hilton cumple hoy 39 años, y ya no es sólo aquella heredera y amante de la fiesta que encabezó los tabloides; ahora luce madura y como toda una empresaria

Agencia Reforma

Agencia Reforma

lunes, 17 febrero 2020 | 15:00

Pasadena, California— Su voz suena más grave. Para nada es aquel tono agudo, en ocasiones insoportable, que muchos escucharon por primera vez a principios del siglo.

Con 39 años, Paris Hilton luce madura, como una empresaria que ha construido su propio imperio apartado del de su bisabuelo Conrad Hilton, fundador de los hoteles que llevan su apellido.

Hoy Paris ya no es solamente aquella heredera amante de la fiesta que encabezó los tabloides que la convirtieron en la “It Girl” de Nueva York en 2001. 

Tampoco la joven que protagonizó uno de los primeros escándalos sexuales con el polémico y popular  video “1 Night in Paris”, que le dio fama internacional. 

Y mucho menos la rubia simple y hueca que durante cinco temporadas estelarizó The Simple Life, reality show junto a la también socialité Nicole Richie, el cual alcanzó 13 millones de espectadores.

“He vivido muchas cosas y todo sucede por alguna razón, así que no tengo arrepentimientos, pero mi consejo para cualquiera que quiera estar en esta industria es que crean en sí mismos, trabajen duro y se rodeen de gente en la que puedan confiar, que no vaya a abusar. 

“Haber comenzado siendo una adolescente, y, básicamente, haber creado esta nueva tendencia de celebridad que conocemos ahora... Me siento orgullosa de eso”, comparte Paris.

Es cierto. Antes del surgimiento de las redes sociales, de la existencia del término “influencer” y de la popularidad del clan Kardashian-Jenner (recordemos que Kim fue su amiga), existió ella. 

La neoyorquina fue la responsable de revivir el término “famosa por ser famosa”, aplicable a aquellas celebridades que sin talento ni trabajo alguno son populares. 

Aunque supo sacar provecho de esa necesidad de la gente de querer emular su estilo de vida: lanzó el libro Confessions of an Heiress, debutó en cine, es DJ, lanzó su álbum homónimo y estelarizó más realities, Paris Hilton’s My New BFF y The World According to Paris. 

Además, una línea de perfumes que ha generado más de 3 mil millones de dólares, la creación del Paris Hilton Beach Club Resort en Filipinas, 50 tiendas alrededor del mundo y otras líneas de productos, como bolsas, relojes y zapatos.

“La gente en las redes y en YouTube me dice que los inspiré a ser quienes realmente querían ser. Quiero ser una inspiración para las y los jóvenes alrededor del mundo de que si realmente confías en ti, todo es posible, y que puedes crear una marca alrededor de ti”.

Crecer bajo los reflectores también le hizo probar los sinsabores de la fama porque en el mundo de las celebridades es difícil tener confianza en la gente, nunca sabes las intenciones que tienen, y a ella la traicionaron más de una vez.

“Haber vivido lo que he vivido me ha hecho la persona fuerte que soy hoy. No sé si alguna vez volveré a confiar por completo en la gente, pero también tengo la suerte de tener gente a mi alrededor en la que sí confío.

“Es un proceso difícil, cuando vives tantas experiencias dramáticas, dejar entrar a la gente en tu vida”.

Entre esos personajes que pertenecen a su más íntimo círculo está su hermana menor, Nikki, quien, de manera mucho más discreta, la ha acompañado por el camino.

“Mi hermana me conoce muy bien, quizá más que yo misma. Ella también es muy privada, no da entrevistas y no le gusta estar bajo los reflectores, es lo opuesto a mí”, dice Paris.

Con la imagen y figura que se creó en torno suyo, gracias a los medios y los reality shows, el mundo la ha malentendido y no es la rubia que todos creen conocer.

“Me divertí haciendo el reality (The Simple Life). Estaba haciendo una broma, la gente pensaba que esa era yo. A veces es molesto que asuman que soy la rubia que interpretaba en el show, pero también me encanta probarle que se equivocan, y cuando me conocen en la vida real siempre se sorprenden”.

“Me hace feliz saber que creé algo que básicamente inició una nueva generación de ‘celebridades’”.

Desvelar su verdadera personalidad fue lo que la orilló a hacer This Is Paris, el documental sobre su vida que estrenará YouTube Originals en mayo.

“Cuando la gente me ve en las alfombras rojas, en los eventos, ven todo el glamour, pero en este filme hablo de cosas de las que nunca había dicho una palabra.

“También muestro mi lado de empresaria y lo que he creado, lo duro que he trabajado para construir mi imperio. Sé que van a ver quién soy”, afirma.