México a través de un lente

Presenta ex cónsul, Jacob Prado, galería “Ecosistema CDMX06050

Jaime Torres / El Diario de El Paso
martes, 15 octubre 2019 | 06:00
Jaime Torres / El Diario de El Paso |

Para destacar las distintas identidades que componen a la sociedad mexicana y que conviven regularmente en un mismo espacio determinado el embajador Jacob Prado, en su nueva faceta como fotógrafo presentó su exposición fotográfica denominada “Ecosistema CDMX06050” en una de las salas del Museo de Arte de El Paso.

La muestra de Jacob Prado compuesta por 46 piezas, mismas que forman parte de una amplia colección tomadas en el Centro Histórico de la Ciudad de México, podrán ser admiradas por la comunidad fronteriza del 11 al 31 de octubre.

“Creo que es muy interesante que podamos de diversas formas y siempre apuntar que la diversidad, la tolerancia en las sociedades es algo que fortalece y que no es negativa”, afirmó el diplomático mexicano encargado de la protección de los mexicanos en el exterior.

Resaltó que como en otras partes del mundo ocurren situaciones lamentables en contra de los derechos humanos por la falta de respeto a la diversidad étnica, creencias, cultura por lo que con esta muestra se pretende fomentar el respeto entre los hombres y mujeres en el mundo.

Explicó que la idea nació luego de una conversación que sostuvo con el escultor Sebastián, quien le ayudó a seleccionar cada una de las piezas y organizar una exhibición en las instalaciones de la fundación que el dirige en la Ciudad de México.

“Platicando y viendo las imágenes yo me emocione en un principio y le dije: oye estas fotografías son extraordinarias debes exhibirlas ya formalmente pero primero hagan  una buena curaduría, una buena selección”, fue el consejo Sebastián a Prado.

En su opinión el escultor dijo que la muestra fotográfica es un corte de un espacio urbano en donde se da una convivencia extraordinaria con personajes inusitados, desde personajes que parecen ser de la época de Don Porfirio Díaz y otros que vienen en el sistema del danzón mexicano, hasta los grupos modernos que se distinguen por sus tatuajes y perforaciones.

Y es que a decir de los asistentes en la colección se da un contraste ‘maravilloso’ por la presencia de ciertos personajes, entre intelectuales y seudo intelectuales que identifican el México de hoy… surrealista.  

Para el fotógrafo profesional Heber A. Nickolathel realizar la fotografía urbana o callejera como se le conoce es un reto complicado y riesgoso, sin embargo, dijo, el embajador hizo un magnifico trabajo al captar los rostros de las diversas tribus sociales que confluyen en ese sitio.

Externó que la propuesta es interesante porque se logró captar el sentir de todos estos rostros de todas estas actividades que realizan los mexiquenses día a día, incluyendo a otros grupos.

“Me gusta como maneja la propuesta, como maneja las tradiciones y las causas sociales que podríamos calificarlas como la protesta social que se presenta ante las diferentes injusticias que pudieran existir ya sea políticas, sociales y culturales… o de cualquier otro tipo”.

Expuso que este tipo de arte fotográfico –callejero/urbano- requiere de mucho valor, “es como si estuvieras dentro de una batalla donde no sabes la reacción de la persona a la que estas fotografiando… eso es una representación de eso”.

Y es que el embajador Prado en su misión como fotógrafo logró infiltrarse y sin querer se convirtió en este grupo de personajes que día a día confluyen en el mismo punto de encuentro.

“Felicito al embajador porque nos pudo traer algo de lo que muchos de nosotros cuando visitamos la Ciudad de México no vemos por ir en una condición turística, negocios o trabajo”, expresó el especialista del manejo del lente fotográfico.

Jacob Prado, quien fuera cónsul general del Consulado de México en El Paso y estuviera fuera de su país durante dos décadas explicó que al regresar a su ciudad natal encontró una sociedad cambiado y con una gran diversidad de gente, de clases sociales, con intereses distintos e identidades diferentes.

“Identifique a estos grupos con una visión prehispánica y otros con una visión globalizadora… y en otras personas que tiene los valores occidentales muy enraizados y muy conservadores”

Manifestó que ante los cambios encontrados tomó su cámara y empezó a recorrer las calles aledañas a la cancillería e iniciar una nueva aventura en la captación de imágenes urbanas, en especial los rostros de los personajes capitalinos.  

Dentro de las 46 piezas, impresas en papel fotográfico y montados sobre un cuadro de madera

Prado junto con su esposa Karina Buggarini dividieron la exposición en 15 temas diferentes para darle realce y diversidad.

Alejandro Pariente, director de Noticias Telemundo 48 y asistente al evento tras calificar como ‘magnifica’ la exhibición dijo que en lo personal dos fueron las series que le impactaron: elegancia y 3 actos.

En el primer retrato donde aparece un hombre bien vestido que camina con el garbo imponente, como si fuera un embajador de la década de los 50’s, refleja a un hombre que disfruta la vida al pasar sobre el zócalo capitalino  y teniendo de fondo la Torre Latinoamericana.

En la segunda pieza se muestran tres fotografías en las que se dividen los tres actos representando la cuestión generacional: una para joven, una pareja de edad madura y otra de la tercera edad.

Esta última una imagen urbana típica del ‘D.F’ donde aparece un hombre sentado en una banca, con su boina y leyendo el periódico, a su lado su pareja sentada pero dormida cubriéndose con su sombrilla de los rayos solares.

“Para mí esta debería ser una fotografía independiente porque refleja toda una imagen clásica de la ciudad donde ambos disfrutan de una buena tarde”.

Durante más de 20 días los fronterizos podrán admirar esta exposición organizada por el Consulado General de México en El Paso, el Museo de Historia de El Paso, el Centro Cultural Mexicano Paso del Norte y la revista “Border Heritage”, la cual en esta edición número 24 lleva precisamente la portada de una de sus piezas representando las tradiciones mexicanas ahora con la celebración del Día de Muertos.

Esta muestra fotográfica de 46 obras digitalizadas, es una selección de la colección “Ecosistema CDMX 06050”, que pretende ser una radiografía del lugar que hoy el artista identifica como su hogar.

Es el retrato de un espacio en donde el tiempo parece haberse detenido desde hace siglos y, simultáneamente, sigue gritando sus historias con el orgullo joven y vibrante de cuando nuestros ancestros eligieron esta tierra para habitarla y trascender.