Buscan retrasar un año juicio de Crusius

Declararse no culpable es algo rutinario en las etapas tempranas de cualquier caso, explica abogada

Roberto Carrillo
El Diario de El Paso
sábado, 12 octubre 2019 | 11:55
|

El Paso— Tras declararse inocente de los cargos en su contra, ahora se espera un juicio largo y con una probable prórroga de hasta un año, al iniciar el proceso legal donde se acusa a Patrick Crusius de perpetrar el tiroteo donde murieron 22 personas y 24 más fueron heridas el pasado 3 de agosto en El Paso.

“Declararse no culpable es algo rutinario en las etapas tempranas de cualquier caso”, dijo la abogada Jeanne Morales al referirse a la actuación de la defensa y el acusado en el juicio que se llevará en la Corte 409 de Distrito, presidida por el juez Sam Medrano.

“No es descabellado pensar que el juicio podría empezar quizá hasta el año entrante, o incluso que pudiera cambiar de sede”, afirmó Morales sobre el caso que conmocionó a la región.

“Desde el momento que la Fiscalía ha pedido la pena de muerte, los abogados defensores necesitarán tiempo para preparar su caso y tratar de que se le dicte sentencia de cadena perpetua”, dijo.

Ante la cantidad de implicados, testimonios, pruebas y evidencias sobre los hechos, la preparación del caso sería “lenta, pero apegada a derecho”, agregó.

Tras la breve audiencia, que duró poco más de 2 minutos, el equipo legal que defiende al sospechoso de la masacre dijo a los medios que su estrategia es precisamente salvar la vida de Crusius.

El abogado Mark Stevens, de San Antonio, lidera el equipo legal que defiende al acusado, en esfuerzo conjunto con el abogado paseño Joe Aureliano Spencer, Jr.

En breves declaraciones a los medios, tanto Stevens como Spencer se pronunciaron en contra de la pena de muerte y se dijeron comprometidos para salvar la vida de su cliente.

“La vida de innumerables personas en esta área en Texas y México ha sido impactada trágicamente. Creemos que si hablamos demasiado al respecto con la prensa sería difamatorio y empeoraría el dolor”, sostuvo Stevens.

Sin ahondar en sus comentarios, Stevens se pronunció en conocer ambos lados de la historia y para ello la estrategia legal sería pedir prórrogas de hasta posiblemente un año con el fin de preparar su caso.

“Las personas que no estaban cerca de este lugar ya han tomado una decisión sobre lo que debería suceder”, refirió Stevens, quien reafirmó su obligación de llevar el caso hasta agotar toda posibilidad de liberar a Crusius de la pena de muerte.

“Mark (Stevens) y yo usaremos cada respiro que tengamos para tratar de salvar la vida de Patrick y prefiero usar cada respiro que tengamos para salvar su vida que quitársela”, señaló Spencer, defensor de oficio.

Un día después de la masacre, el acusado pidió tener un defensor de oficio, cuyos honorarios serían cubiertos por el Condado de El Paso, a expensas de fondos públicos obtenidos de los contribuyentes.

Crusius manifestó obtener beneficios públicos como estampillas de comida, asistencia de vivienda y ayuda temporal en programas que auxilian a familias necesitadas.

Sin embargo, dadas las características del caso se nombró a Stevens, defensor que practica en San Antonio, para defender al acusado. (Roberto Carrillo/El Diario de El Paso)


[email protected]