El Paso

Ex convicto asegura ser el ‘héroe anónimo’ de Walmart

Solo busca dinero a costa de una tragedia, asegura hermano de víctima

GoFundMe / Lázaro Ponce (izquierda) y el héroe captado en video (derecha)

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso

jueves, 23 enero 2020 | 06:00

Mediante una cuenta en la página de recaudación GoFundMe.com se pide a la comunidad apoyo económico para un ex convicto identificado como ‘el héroe anónimo’ que rescató a un bebé en el tiroteo de Walmart del 3 de agosto de 2019.

De acuerdo con la publicación hecha por Crystal Roberts, su esposo –Lázaro Ponce– es el hombre captado en las cámaras de Walmart saliendo de la tienda con el bebé de la familia Anchondo en brazos.

“Mi maravilloso esposo arriesgó su vida para salvar a un bebé cuya madre y padre murieron en el tiroteo de El Paso”, se lee en la descripción de la campaña que pretende recabar 50 mil dólares.

Desde el 15 de agosto del 2019 el misterioso hombre es buscado por las autoridades locales y por la misma familia Anchondo. (Sabrina Zuniga)

Presuntamente Ponce rescató al pequeño de André y Jordan Anchondo, la pareja que perdió la vida en el atentado al proteger de las balas a su pequeño bebé, quien en ese entonces apenas rozaba los dos meses de vida.

De acuerdo con registros judiciales en poder de El Diario de El Paso, el 11 de julio de 2001 Ponce fue hallado culpable en El Paso de posesión de menos de 2 onzas de mariguana, por lo cual fue sentenciado a pasar cinco días en la Cárcel del Condado.

Registros de nacimiento del Condado de Bexar señalan que Ponce nació en San Antonio, Texas. De acuerdo con la página de GoFundMe, el autodenominado ‘héroe’ padece algunas enfermedades, por lo que busca recolectar los 50 mil dólares; hasta el cierre de la edición la cuenta no había colectado un solo centavo.

Reportes periodísticos señalan que Ponce y su mujer se encontraban sin techo –‘homeless’– en El Paso el día de la masacre, y que pasaban tiempo en el McDonald’s a la entrada de Walmart de Cielo Vista cuando ocurrió la tragedia.

En un comunicado emitido por el Departamento de Policía de El Paso (EPPD) se busca desde hace seis meses el paradero del héroe. La Unidad de Crímenes contra Personas (CAP) de EPPD divulgó la fotografía de esta persona, de sexo masculino y de apariencia hispana, con la intención de que la comunidad le pueda poner en contacto con él.

“Las acciones (de esta persona) en Walmart fueron críticas y salvaron vidas, por ello es necesario identificarlo y que sea entrevistado por los investigadores”, establece el comunicado de EPPD.

La fotografía disponible de dicha persona fue captada en un acceso de la tienda Wal-Mart 2201 de El Paso, donde la persona vestía una camisa a cuadros, un pantalón de mezclilla y una gorra color café.

“Creemos que este héroe ayudó a salvar varias vidas, incluida la de un infante”, sostuvo EPPD al divulgar la fotografía.

No identificado oficialmente

El Diario de El Paso se contactó con un portavoz del Buró Federal de Investigaciones (FBI) para poder corroborar la efectividad de la identidad de Ponce.

“Continúan las investigaciones, sí se ha contactado la agencia con él, pero aun no se ha confirmado oficialmente hasta que se tengan los resultados pertinentes”, dijo en entrevista telefónica el vocero de FBI.

El bebé Anchondo, ahora ya con casi 8 meses de edad, iba con sus padres de compras a Walmart el día del tiroteo masivo. Ambos perdieron la vida por los impactos de bala al resguardar al bebé, quien solo sufrió una fractura en sus extremidades y ahora se encuentra con un estado de salud extraordinario.

Asegura hermano de víctima que no es ‘el héroe’

El Diario de El Paso se contactó con Tito Anchondo, hermano del fallecido André Anchondo, y declaró que el ‘autoproclamado héroe’ –Lázaro Ponce– no es quien asegura ser.

“Sinceramente yo pienso que ese señor no es”, dijo Anchondo. “Creo que esta persona busca fama a costa de una tragedia”, comentó.

De acuerdo con Tito, la persona que en realidad salvó a su sobrino es para él ‘un ángel’.

“Hubo un medio de comunicación que lo dio por hecho, que él es quien dice ser, pero no se han comunicado con nosotros y yo creo que no es. Este periódico le ha dado fama, pero es un convicto”, expresó Anchondo, que luego volvió a enfatizar que él cree que quien verdaderamente salvó al bebé Anchondo es un ángel.

“En el retrato del supuesto héroe se le ve una cachucha con una ‘T’, pero en las cámaras después del tiroteo, se ve al señor con el bebé y una cachucha con las letras ‘T’ y ‘A’. Yo pienso que el hombre que salvó al Baby Paul es un ángel y que esto es una señal, yo me llamo Tito Anchondo y esas son mis iniciales”, dijo Anchondo, quien también está próximo a lanzar un documental del suceso mortal en El Paso.

El tío del bebé expresó en exclusiva a El Diario de El Paso que existe otro autoproclamado héroe, identificado como ‘Gerónimo’, pero que, al igual que Ponce, ‘solo busca fama’.

“Él dice que también salvó al bebé. Ahora hay dos hombres que dicen eso y yo creo que no es ninguno de los dos”, comentó Anchondo.

Agregó que piensa que está muy mal que estas personas se proclamen solo por beneficio personal.

“Yo he estado muy al pendiente y he pedido que hablen con nuestra familia, pero no lo han hecho. Quiero ver a los ojos a esta persona y saber realmente si está mintiendo”, expresó.

“Mi hermano, que en paz descanse, se sacrificó por su bebé, y no me parece justo que personas busquen sacar provecho monetario de esto”, dijo. 

“En las fotos el parece otra persona.. en fin, si es él, lo quiero conocer...”, dijo Tito Anchondo, “... pero si no es, que creo que no, pues qué mal”, concluyó.

La cuenta del GoFundMe de Ponce pretende recabar 50 mil dólares. No se expresa para qué o específicamente con qué objetivo se necesita el dinero; la cuenta está en la categoría de ‘gastos médicos y servicios de salud’, sin embargo, el supuesto héroe salió sin heridas del tiroteo del 3 de agosto.

El sábado 3 de agosto de 2019 es un día que quedará marcado para siempre en las mentes de miles de personas a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, el estado de Texas, y particularmente las ciudades hermanas de El Paso y Juárez.

Ese día, uno de los crímenes de odio más mortales perpetrados en los Estados Unidos cobró la vida de 22 personas inocentes, hirió a 24 más y afectó la vida de innumerables familiares, amigos, paramédicos y oficiales, que no han podido olvidar lo que sucedió. 

szuniga@diariousa.com