El Paso

Combate FBI extorsiones de falsos secuestros

Se ha registrado un aumento de este tipo de estafas; la agencia instó a la comunidad a mantenerse alerta y denunciar

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

viernes, 25 septiembre 2020 | 06:00

La Oficina Federal de Investigaciones en El Paso (FBI) advirtió el miércoles a la comunidad sobre las llamadas de extorsión por “secuestro virtual” en las comunidades del oeste de Texas.

De acuerdo con el FBI, recientemente se ha visto un aumento en este tipo de extorciones que tienen como objetivo afectar al bolsillo de las familias

El FBI dijo que los secuestros virtuales ocurren cuando a una víctima se le dice, por teléfono, que su familiar ha sido secuestrado. Luego, mediante el engaño y amenazas, los supuestos criminales obligan a las víctimas a pagar un rescate.

“Los delincuentes también amenazan con dañar a las victimas si llaman a la Policía o alertan a las autoridades. Nadie es secuestrado físicamente en estos esquemas, pero a menudo son traumáticos para todos los involucrados”, informó el FBI.

Según las estadísticas de la agencia federal, en promedio las familias envían miles de dólares a los estafadores antes de comunicarse con la Policía.

“Muchas más personas también han sido víctimas, pero no han denunciado los incidentes por miedo o por vergüenza. Individuos, familias y pequeñas empresas han sido los objetivos de las llamadas”, señaló la agencia.

Además, el FBI dice que las personas que llaman, a veces se representan a sí mismas como miembros de un cartel de la droga o agentes de la ley corruptos: “normalmente le darán a la víctima instrucciones específicas para garantizar el ‘regreso’ seguro del individuo presuntamente secuestrado. Estas instrucciones generalmente implican demandas de pago de rescate”, indicaron.

“Las instrucciones generalmente requieren que el pago del rescate se realice de inmediato y, por lo general, mediante transferencia bancaria”, dijo el FBI.

El FBI en El Paso instó a la comunidad a mantenerse alerta y denunciar las amenazas o extorsiones, además de que se compromete a trabajar con nuestros agentes del orden público estatales y locales para aumentar el conciencia sobre la amenaza que representan.