Economía

‘Blindaje de autos es una necesidad y no se limita a personas de altos recursos’

El Gobierno federal propuso en una iniciativa que para calcular el ISCAN se incluya el blindaje u otro equipamiento opcional, que no es un bien que obtenga el grueso de la población

Frida Andrade / Agencia Reforma

jueves, 16 septiembre 2021 | 19:49

Agencia Reforma

Ciudad de México— Ante los niveles de inseguridad, el blindaje de autos es una necesidad y no se limita a personas de altos recursos, dijo René Rivera, presidente de la Comisión Ejecutiva del Consejo Nacional de la Industria de la Balística.

El Gobierno federal propuso en una iniciativa que para calcular el Impuesto sobre Automóviles Nuevos (ISCAN) se incluya el blindaje u otro equipamiento opcional, que no es un bien que obtenga el grueso de la población.

"Los vehículos blindados son bienes que no son adquiridos por la generalidad de los mexicanos, sino únicamente por un pequeño grupo con características económicas muy particulares", destaca la iniciativa contenida en el Paquete Económico.

Por lo que el no incluir el blindaje en el cálculo del ISCAN implica que los contribuyentes de mayores ingresos tengan un trato diferenciado, se argumenta en el proyecto.

Pero la industria lo ve diferente.

"Tener un vehículo blindado un vehículo blindado ya no es sólo para grandes empresarios o gente de mucho dinero; hoy hay profesionistas, estudiantes, amas de casa con un auto blindado", afirmó Rivera.

El Gobierno debe revisar los escenarios de quienes compran estos autos, dijo.

Al no limitarse sólo a grandes empresarios, el usuario puede trabajar horas extras para pagar un auto blindado o lo puede adquirir por un préstamo bancario o un esquema de arrendamiento, añadió.

"(El blindaje) no es un capricho, es una necesidad", afirmó Rivera.

En 2020 se registraron a nivel nacional 2 mil 425 hologramas emitidos por la Dirección General de Seguridad Privada (DGSP), una especie de "certificado" que se otorga a los autos blindados para garantizar su legalidad y calidad.

Esto representó un incremento anual de 60 por ciento, según el Consejo Nacional de la Industria de la Balística.

Además, dijo, este producto debería ser deducible al 100 por ciento o con otro porcentaje.

"A lo mejor son tantas las necesidades que el Estado no se da abasto para proveer una completa seguridad, uno tiene que buscar cómo protegerse; entonces si yo me estoy protegiendo le estoy quitando al Estado una parte de la responsabilidad, por eso pensamos que sí debería de ser deducible al 100 por ciento", enfatizó.

Expuso que es necesario que esta industria pueda dialogar con el Gobierno federal y expresar su punto de vista.

"Creemos que el Gobierno no ha escuchado el punto de vista de las empresas de blindaje o de las empresas armadoras que en las agencias venden los vehículos ya blindados, sería muy interesante que nos permitiera participar para externar nuestra opinión", concluyó Rivera.

close
search