Vamos

Por el placer de viajar

Proponemos cinco sitios por el mundo y por México para consentir los sentidos y recordar instantes vividos

El Diario

lunes, 01 junio 2020 | 10:30

Proponemos cinco sitios por el mundo y por México para consentir los sentidos y recordar instantes vividos.

POR PURO GUSTO

Disfrutar de la oferta gastronómica de cada país es una de las mejores formas de apapachar no sólo el gusto, sino el corazón. En el País, el estado de Puebla es una gran opción para degustar platos con historia que llenan el paladar de una explosión de sabores y texturas con una amplia variedad de ingredientes. En el mundo, los foodies suelen quedar fascinados con la riqueza de la tradición culinaria italiana.

HAY QUE SABER OÍR

Alrededor del mundo cada nación tiene distintas tradiciones musicales, la mejor forma de disfrutar cualquier sonido es escucharlo directamente en el sitio en el que se vive. Nueva Orleans, en Estados Unidos, es reconocida como la cuna del jazz, y ofrece una amplia variedad de lugares en donde escuchar música en vivo. Por otro lado, las fiestas de la vaquería, de Yucatán, son una gran expresión de música y baile que se pueden disfrutar en ese estado del País.

¡QUÉ AROMA TAN DELICIOSO!

La ciudad de Grasse, ubicada en la región de Provenza-Alpes-Costa Azul, es conocida por ser la capital mundial de los perfumes, de los 200 perfumistas que hay en el mundo, 40 se encuentran en Grasse, no pierdas la oportunidad de olfatear ese bouquet.

POR EL PLACER DE TOCAR

El tacto no sólo percibe texturas, también temperaturas, y es importante estimularlo. Por ello, una caminata por las amplias playas de blanca y suave arena de la Riviera Maya es indispensable, como también lo es sumergirse en sus tibias aguas. Lo anterior es bastante sencillo y una buena forma de explorar nuevas sensaciones para estar más conscientes del mundo que nos rodea.

UNA MIRADA QUE ENAMORA

Solemos tener un primer acercamiento con el mundo a través del sentido de la vista. Y aunque casi cualquier paisaje puede estimular gratamente a nuestros ojos, generalmente las panorámicas con diversas formas nos fascinan. Para muestra: las postales que regalan las famosas Chimeneas de Hadas salpicadas en Capadocia, Turquía. Resulta todo un espectáculo ver, al amanecer, a las formaciones rocosas y a coloridos globos aerostático.