Vamos

Car-wash antiviral

Con asientos de piel o acabados en negro brillante, puede que la recomendación de desinfectar los interiores de tu vehículo con una mezcla de cloro y agua suene a una medida temeraria

Agencia Reforma

De la Redacción

viernes, 29 mayo 2020 | 11:17

Con asientos de piel o acabados en negro brillante, puede que la recomendación de desinfectar los interiores de tu vehículo con una mezcla de cloro y agua suene a una medida temeraria debido a lo corrosivo de esta sustancia.

Sin embargo, puedes prevenir cualquier daño al habitáculo si complementas el sanitizado con el uso de productos de estética automotriz así como una técnica cuidadosa, aseguró Ignacio Solís, fundador del taller Crazy Detail.

De entrada, uno de los errores que podrían cometerse es el agregar a la solución más cloro del necesario.

"No hay que pensar que entre más cloro se ponga es mejor, sino que hay que ocupar el porcentaje de agua adecuado", apuntó Solís.

Según especialistas médicos, la mezcla para sanitizar el interior de un vehículo debe ser de 5 mililitros de cloro por cada 95 de agua.

Antes de comenzar con el proceso de desinfección de la cabina, lo recomendable es rociar la sustancia en superficies ocultas y así comprobar que no se causa un daño a los materiales.

En tanto, las tapicerías de piel y de Alcántara de los asientos son de las más vulnerable al cloro, por lo que, de acuerdo con Solís, puede aplicarse la sustancia sanitizante con un paño, dejarla actuar por 30 segundos y posteriormente retirarla con otro trapo humedecido en agua.

Para darle un mayor cuidado a los recubrimientos de piel, puedes aplicar un limpiador y acondicionador para este tipo de material al terminar con la sanitización.

Con el objetivo de evitar rayar superficies del tablero como la pantalla de infoentretenimiento o insertos en negro brillante, es necesario utilizar un paño adecuado, el cual debe ser de microfibra y debe estar perfectamente limpio.