Vamos

El jardín Xilitla se reinventa no sólo para garantizar la seguridad

Aún no hay una fecha de apertura, pero el Jardín Escultórico Edward James, Las Pozas, ya está preparado para recibir a los visitantes bajo un nuevo protocolo

Agencia Reforma

martes, 14 julio 2020 | 11:11

Surrealismo sin multitudes en Xilitla

                   

Aún no hay una fecha de apertura, pero el Jardín Escultórico Edward James, Las Pozas, ya está preparado para recibir a los visitantes bajo un nuevo protocolo.

 

 El jardín se reinventa no sólo para garantizar la seguridad de los presentes en este tiempo de pandemia, sino también para mejorar la experiencia en este espacio de Xilitla, en la Huasteca Potosina, que sorprende por sus estructuras surrealistas insertas en un increíble entorno de selva.

 

 Ya no habrá filas afuera del jardín, pues se quitó la taquilla. En los días más concurridos antes del Covid-19, los visitantes solían formarse hasta cuatro horas por un boleto de entrada.

 

 "Va a ser una nueva etapa para el jardín. Tendremos venta de boletos únicamente por Internet y en un punto de venta remoto, en el Museo Leonora Carrington. Es una estrategia que ayudará eliminar las filas y también que invitará a recorrer el pueblo, pues dará más visibilidad a otras áreas de Xilitla", dice Ximena Escalera, directora ejecutiva del jardín escultórico.

 

 Estas serán las nuevas medidas para poder acceder:

 

 - Las entradas se podrán adquirir vía Internet en www.laspozasxilitla.org.mx hasta con tres meses de anticipación y para un horario determinado.

 

 - La visita se realizará bajo la guía de un experto, en grupos de máximo 10 personas y con una duración de 90 minutos aproximadamente.

 

 - Habrá cuatro grupos al mismo tiempo en el jardín, pero estos nunca se encontrarán ya que irán recorriendo las distintas zonas en un solo sentido.

 

 - A los visitantes se les hará control de temperatura corporal a la entrada y se les dará gel antibacterial para las manos. Habrá estaciones desinfectantes a lo largo del recorrido.

 

 - Los visitantes mayores de 2 años deberán portar cubrebocas durante su estancia y no podrán recorrer el sitio a placer.

 

 - No podrán tocar, mucho menos subirse, a ninguna de las 27 estructuras que hay en el jardín.

 

 - El lugar permanecerá cerrado los martes para dar descanso a la flora y fauna que habita en el lugar, así como para labores de mantenimiento y conservación.

 

 - No habrá servicio de restaurante ni de guardarropa.

 

 - La tienda se mantendrá cerrada.