PUBLICIDAD

Opinión

Título 42 y la problemática de la migración en Juárez

No se dan abasto los 23 centros, asilos y refugios que existen en la ciudad, para tanta población que recibimos

Marco Gallardo
Sociólogo

jueves, 11 agosto 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

La decisión de un juez federal que falló a favor de que Estados Unidos continúe expulsando a la brevedad a todos los migrantes sin documentación o permiso, sin permitirles tener resguardo o cualquier tipo de apoyo humanitario, entró a favor bajo el Título 42, situación que afecta directamente a nuestra ciudad, ya que cientos de inmigrantes mensualmente, son regresados por esta frontera a nuestro país, ya que la cifra no es baja, son en promedio alrededor de 100 migrantes expulsados cada día de expulsión o repatriación según sea el caso, situación que se agrava, ya que aunque nosotros como ciudadanos no nos damos cuenta, cientos más llegan semanalmente, buscando el sueño americano.

No se dan abasto los 23 centros, asilos y refugios que existen en la ciudad, para tanta población que recibimos, que no llega a cruzar o que devuelven, por lo que miles de migrantes más viven en hoteles, moteles, y casas de renta o invadidas, o en sitios abandonados, con mucho menos de las condiciones básicas para vivir dignamente, y en la búsqueda de posiciones laborales informales, que van desde trabajos temporales en tiendas de abarrotes, restaurantes, bares, puestos de comida informal, hasta en funerarias, desempeñándose ya sea cuidando los carros, despachando, cocinando o como personal de limpieza. 

PUBLICIDAD

Solo alrededor de 200 latinoamericanos de centro y Sudamérica, han podido tener permisos de trabajo y acceso a servicios médicos, miles más siguen clandestinos, se estima que la cifra de inmigrantes que actualmente reside en nuestra ciudad es de cinco mil habitantes, por mencionar una cifra moderada, si bien la idea de estos migrantes, no es llegar a Juárez a poder conseguir un empleo, la ciudad solo un escalón más en su búsqueda de llegar a Estados Unidos, la realidad es que solo un pequeño número de ellos logran tener entrevistas, logran llegar a obtener los permisos de trabajo, de turista o de exiliados. Con la aprobación de esta Ley Título 42, la situación solo generará mayor número de migrantes en la ciudad, y debemos atender este problema como nuestro, como podemos darle la oportunidad de llevar una vida digna, con vivienda digna en su estadía, quizá algunos migrantes, crucen al mes, dos o tres meses, pero la realidad es que muchos tienen ya más de un año viviendo entre nosotros, y no todos los migrantes son extranjeros, también tenemos migración interna, de los estados del centro y sur del país.

Según el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, son casi cinco mil personas que esperan el fallo o resolución de sus solicitudes de asilo, residencia, perdones, no residentes de Ciudad Juárez, que habían estado congelados por la pandemia, que al parecer seguirán pausados. Bajo el nuevo tenor del presidente Biden, no se ven cambios en el corto plazo para la revisión o resolución de estos casos, y es que desde el 2018 se ha incrementado la revisión de la franja fronteriza, y el modelo de cero tolerancia a migrantes, ha generado más expulsiones del país vecino que nunca, y ahora esta listas de espera o metering como llaman los americanos, tiene desde entonces más de ocho mil integrantes, lo que ha provocado que de tener dos albergues en 2018, tengamos 23 en estos tres o cuatro años, cuando empezó la búsqueda y persecución de migrantes, como ordenamiento del estado americano, ha mostrado que Ciudad Juárez, requiere de atención y ayuda federal en este dilema, hay tres situaciones que debemos atender urgentemente, que hacer en términos humanitarios y económicos, de cómo esta población vive y se mantiene, desarrollar la ciudad como un centro de atención ciudadana y desarrollo de políticas donde se apoye a la población a quedarse, a irse, donde se regule su situación como migrante, y por último, tener un esquema de gobierno donde se tome en cuenta al migrante, en sus dependencias, en los tres niveles de gobierno, ya que solo se le deja a la ciudad el asunto, como si fuera un fenómeno local, siendo un fenómeno internacional, que debe ser atendido por todos, no solo por el gobierno municipal y mayormente por las asociaciones civiles de la localidad, que junto con pequeños negocios y comercio informal, están permitiendo que miles de migrantes, puedan tener alimento y hospedaje, lo más grave es, cuánto tiempo podemos seguir así, sin que llegue a provocar una crisis humanitaria, sin que llegue a lastimar la gobernabilidad de la ciudad, creo que es tiempo de que el Gobierno estatal y el Gobierno federal lo atiendan como un problema mutuo y no solo de la ciudad, o de los migrantes, nada bueno vendrá de dejar las cosas como están, se está volviendo patológico, y la historia nos muestra, de la pobreza, el desahucio, hay un paso a la violencia, a la drogadicción y el crimen. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search