PUBLICIDAD

Opinión

¿Se va a hacer o no se va a hacer?

Los Hoyos del Chamizal están más abandonados y secos que nunca

Erasto L. López
Analista Ciudadano

martes, 21 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

La disputa por decidir dónde se construirá el Centro de Convenciones continúa. Aparentemente, este duelo está entre dos bandos; por un lado, están los ambientalistas, quienes piden que el Centro de Convenciones sea construido en otro lado que no sea El Chamizal y no afecte el (deteriorado) medio ambiente de Ciudad Juárez. Y, por otro lado, están los empresarios, quienes anhelan un Centro de Convenciones a como dé lugar, y consideran que los terrenos de los “Hoyos del Chamizal” son buena opción por la cercanía con los puentes internacionales de Paso del Norte y Córdova-Américas. 

Dicen que cuando te encuentres entre dos polos opuestos hay que tratar de encontrar un punto medio. Los Hoyos del Chamizal están más abandonados y secos que nunca. Desde muy pequeño he visto y visitado esos terrenos secos y deteriorados, y lo cierto es que siempre han estado hechos un verdadero asco. Ninguna administración le ha metido “varo” a esos terrenos, por lo que terminaron convertidos en un nido de ratas, arañas, perros de la calle, insectos y uno que otro indigente que toma el lugar para hacerlo su hogar por unas semanas. Seamos sinceros, los que conocemos esas partes de El Chamizal sabemos que no tienen árboles, y que la tierra que esta allí es de muy mala calidad, ya que por muchos años ha servido de tiradero de escombro, por lo que la tierra no es útil para sembrar algo.

PUBLICIDAD

Desde un punto de vista ambientalista, nos daremos cuenta de que en esa área no hay nada que defender, esos Hoyos del Chamizal, no tienen valor ecológico alguno. Sin embargo, eso no quiere decir que todo esté perdido. Es decir, si por alguna razón se decide que el Centro de Convenciones no se construirá en ese lugar, debe existir la convicción de regenerar y reforestar esas áreas. Como ya se dijo, la tierra no es buena, pero invirtiendo lo necesario se pude hacer “el milagrito” y convertirlo en un área verde digna para los juarenses, así como un atractivo para los extranjeros que cruzan a Juárez para conocerlo. Hay que entender que con mítines, marchas y pancartas no se van a reforestar los Hoyos del Chamizal, por lo que las acciones que hasta el momento se han realizado para defenderlo, han sido tan banales e inútiles como querer apagar un incendio con una pistolita de agua. 

Todo lo anteriormente dicho ha sido un punto de apoyo para los empresarios al justificar la construcción del Centro de Convenciones en esas áreas. Hay un punto positivo (pero no sincero) en el pensar de los empresarios “el Centro de Convenciones traerá inversión a la ciudad”. Pero no todo es digno de confianza; los empresarios tienen un patrón de comportamiento que muchos juarenses ya conocemos: construyen, edifican, crean y modifican todo (supuestamente) “en aras del progreso y beneficio de la ciudad y los juarenses”, pero conforme pasa el tiempo, nos damos cuenta de que todo termina privatizado en sus manos o siempre a su favor. Y si algún ciudadano que no pertenece a ese círculo selecto quiere utilizarlo para un evento deportivo o cultural, o no está disponible o tienes que pagar una buena lana para poder utilizarlo. Entonces, ¿quién nos asegura que este Centro de Convenciones (supuestamente público), será para uso público y comunitario y que después de un tiempo no nos darán una estocada en la espalda, para que al final los beneficios sean solo para unos cuantos ciudadanos (empresarios) muy selectos? 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search