Opinión
OPINIÓN

Palabras del Vial ‘duramente necesarias’

El panista juarense, Javier Palacios Reyes, levantó un puntual listado de infractores de la Ley de Vialidad que vomitó en términos generales en su cuenta de Face

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 03 junio 2020 | 06:00

-Palabras del Vial ‘duramente necesarias’

-Corralismo y Loerismo con Rafa Espino

-La reactivación es con pincitas

-Hay rebelión del panismo contra Corral

El panista juarense, Javier Palacios Reyes, levantó un puntual listado de infractores de la Ley de Vialidad que vomitó en términos generales en su cuenta de Face pero no únicamente no se atrevió a detallar nombres, sino que borró apenas fue advertido del torpe equívoco cometido.

Se trató de curar en salud pero también de desahogarse. En septiembre del 2018 fue nombrado por su amigo el gobernador, Javier Corral, como jefe de Vialidad en la ciudad de Chihuahua. Fue presentado como el último descubrimiento de la NASA en el espacio que acabaría con la negra fama de esa corporación en la capital del estado.

Sus resultados fueron todo lo contrario a las expectativas. Fue removido el 1 de junio pasado porque la corrupción llegó a grados nunca vistos, lo cual es mucho decir. Ni Juárez en sus peores tiempos.

La corrupción no quedó en las conocidas mordidas, cambios de peritajes en los accidentes y traslados de los conductores a los cajeros para hacer los pagos correspondientes.

No, los agentes llegaron al extremo de crear cuentas para depósitos y de violar a mujeres detenidas por las noches. Hay policías ya apresados por algunos de estos hechos pero múltiples casos permanecen en completa impunidad.

Por eso fue removido Palacios. Su jefe el gobernador lo solapó hasta que ya no pudo hacerlo.

Ayer Palacios Reyes les envió “un saludo” a sus “adversarios de siempre”, pero sacó el hacha contra sus “nuevos detractores”, de los que “me quedo con su vergonzoso recuerdo”.

Dice que ellos pidieron hacerse de la vista gorda para no ser sancionados cuando debían cumplir con un servicio social por haber sido detenidos alcoholizados, para recuperar su licencia, etc.

Asegura que personajes “soberbios, creyéndose superiores… sólo por su estatus social o económico” le pidieron favores ellos mismos o para “un familiar, un amigo, un conocido o su amante”.

Soltó el veneno tratando de vacunarse; no dio más detalles, y casi en cuanto le puso enter al  mensaje de inmediato lo borró. No hay borracho que coma lumbre. No en Vialidad pero sigue en la nómina. Degradado pero felizmente al lado de su protector el gobernador.

***

Tenemos algunos datos de esos raros que son característicos en el ejercicio cotidiano de la política, frecuentes cuando hay campañas electorales o en la víspera de las mismas.

Estos datos hablan del camino a la constitución de un “Proyecto Abogado 2021”, liderado por reconocidos abogados de Juárez pero con intenciones eminentemente electorales.

A la cabeza del plan aparecen Fernando Ávila González, Ulises Pacheco Rodríguez y Jaime Rodríguez, padre de la regidora en el Ayuntamiento local, Laura Yaneli Rodríguez.

El denominador común de todos ellos es que son buenos abogados pero se supone discrepantes, bastante, en afinidades políticas. Es ahí donde surge el repelente olor a azufre; donde asoma su colita el diablo.

Nos aseguran que ese proyecto tiene como fin inmediato respaldar la precandidatura a gobernador de Rafael Espino de la Peña, el consejero de Pemex, senador suplente de Cruz Pérez Cuéllar y amigo, muy amigo, del presidente AMLO.

¿Apoyar a Espino? Fernando Ávila, “coordinador” de la Mesa de Seguridad en el estado (funcionario federal) se presume acólito absoluto del “gobernador federal” en el estado, Juan Carlos Loera de la Rosa, más anotado que Espino para buscar justo la postulación a la gubernatura.

Ulises Pacheco es el ricachón en la Fiscalía General del Estado. Es quien maneja cientos de millones de pesos para la proveeduría en uniformes, vehículos, equipo, etc., para los cuerpos policiacos del estado.

Es dicho funcionario estatal innegablemente miembro del equipo del gobernador, Javier Corral. Este lo hizo primero jefe de ministerios públicos en Juárez y después se lo llevó a la ciudad de Chihuahua como mandamás del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

También se supone, entonces, que Ulises debiera andar afinando la reforma electoral impulsada por Corral para convertir a Gustavo Madero en candidato a gobernador por el PAN; pero no, anda en el equipo de Rafa Espino.

Ha empezado a circular la versión de que Loera habría cambiado su pretensión de la gubernatura por la alcaldía de Juárez y que apoyaría al Rafa. Así se entendería a Fernando Ávila también.

Loera es amigo-operador del gobernador Corral. Madero no parece tener la menor posibilidad ni de ganar la candidatura en el PAN y menos la gubernatura. Popularmente es entre odioso y desconocido. Luego entonces es posible una alianza Corral-Morena con tal de intentar no perder la gubernatura ni a manos de su partido, el PAN, ni a manos enemigas en Morena.

Corral se ha ganado a pulso el rechazo del panismo chihuahuense salvo el de aquellas facciones diminutas que consiguieron espacios en la nómina de su gobierno, Madero entre ellos.

Si en el PAN no obtiene la candidatura Madero, prefiere acuerdos de incondicionalidad afuera del blanquiazul. Ahí va diciendo.

***

Ayer la subsecretaria de Salud del Estado, Mirna Beltrán Arzaga, lució atemorizada al compartir datos con sus pares estatales y federal sobre la reactivación autorizada, con todo y semáforo en rojo, en las ciudades más grandes de la entidad.

Igual que muchos secretarios y subsecretarios del país, la de Chihuahua estaba preocupada por las consecuencias que podría traer el reinicio de las actividades productivas.

La incertidumbre y los miedos que genera fueron la marca en el primer reporte de las instancias de salud locales hacia la autoridad federal, que ayer como cada martes recibió la lista de incidencias y las expectativas de cada entidad.

Y es que la reapertura tendrá su impacto en el sistema de salud que en el caso estatal muestra una ocupación de alrededor del 50 por ciento en lo que son los espacios Covid y de terapia intensiva.

Tiene capacidad sobrada ahora, eso de acuerdo a los indicadores oficiales de la Secretaría de Salud, pero es imposible saber cuánto estrés le ocasionará la reactivación después de más de 70 días de semiparalización.

Por eso es que las instancias de salud federales y estatales definieron las dos semanas de junio como la prueba de fuego de la pandemia.

Cada día de los que transcurran con la reapertura de los sectores económicos de forma paulatina tendrá sus efectos entre siete y 12 días después. Es decir que el impacto del reinicio del lunes podrá verse al lunes siguiente y así sucesivamente.

Si la ocupación hospitalaria en todos los niveles sube o tiende a subir, especialmente si llega a alcanzar o a superar el 75 por ciento, el semáforo puede mantenerse en rojo o regresar a ese color en caso de que se haya avanzado.

Así, será cada viernes cuando cada autoridad, a nivel local, evalúe y tome decisiones sobre el color del semáforo que, como ya se ha visto, carece de indicadores claros y entendibles fuera del círculo rojo de la salud. Será el que viene y el fin de semana próximo los que muestren objetivamente qué tan bien o mal se ha conducido la reactivación.

***

Lo dicho una y varias ocasiones en este espacio. El gobernador, Javier Corral, se ha ganado sobradamente la enemistad del panismo chihuahuense porque ha marginado a sus propios correligionarios tanto en el ejercicio de las políticas de gobierno como dentro de los propios espacios gubernamentales.

Ahora los panistas se han rebelado contra Corral y contra su pretendida reforma electoral porque, en el colmo de la deslealtad, los pretende dejar fuera de sus propias decisiones internas en materia de elección de candidatos.

Por todo el territorio estatal se ha generado una movilización azul para impedir que la reforma susodicha sea aprobada en el Congreso del Estado. La encabezan nada más y nada menos los líderes de los comités municipales panistas.

Con dicha oposición no irá muy lejos el gobernador porque se trata de militantes dueños de las siglas del partido, a nivel de municipios… y más todavía, a nivel nacional.