Opinión

El aporte de las OSC en Ciudad Juárez

Las Organizaciones del Sociedad Civil han realizado grandes trabajos en beneficio de la sociedad mexicana, atendiendo diversas problemáticas

Alejandro Núñez
Catedrático

sábado, 11 julio 2020 | 06:00

Las Organizaciones del Sociedad Civil (OSC) han realizado grandes trabajos  en beneficio de la sociedad mexicana, atendiendo diversas problemáticas como lo es la atención de mujeres víctimas de la violencia, atención de niñas, niños y adolescentes en situación de violencia, alimentación, prevención de la violencia y la delincuencia, asistencia social, entre otras problemáticas; también, han impulsado grandes reformas entre las que destacan la Ley General de Víctimas, la reforma sobre juicios orales, la Ley de Alimentos, Ley de Transparencia y Rendición de Cuentas, la Reforma Política, y en el caso del Estado de Chihuahua la Ley sobre Participación Ciudadana.

Las organizaciones no son intermediarios de recursos, son constructoras de bienes públicos; en su conjunto, aportan alrededor del tres por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, el 85 por ciento de sus ingresos, proviene de recursos autogenerados.

Las OSC son un elemento constitutivo de una sociedad plural y en desarrollo, no se puede concebir un sistema democrático sin la sociedad civil, y tampoco puede haber sociedad civil sin condiciones mínimas de apertura democrática. 

Actualmente las Organizaciones de la Sociedad Civil se encuentran en un estado de abandono por parte del Estado Mexicano, se han añadido dos problemas fuertes: uno fiscal y el otro la crisis general de la sociedad mexicana, lo que ha dificultado gravemente el desarrollo de las actividades de las organizaciones sociales.

En México, existen alrededor de 40 mil 426 OSC con Clave Única de Registro Federal de las Organizaciones de la Sociedad Civil, según los datos del portal del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol).

En el estado de Chihuahua, de acuerdo con el “Estudio el Aporte de las Organizaciones de la Sociedad Civil, Dimensión del Sector Filantrópico en el estrado de Chihuahua 2018” que realizó Construyendo Capacidades en las Organizaciones de la Sociedad Civil A.C., se demostró que por cada peso invertido en el costo de operación en las OSC, se generaron 4.8 pesos en servicios, lo cual da muestra de la eficiencia de las OSC en relación con la prestación de servicios y a realización de actividades derivadas del cumplimiento de su objeto social. En relación a generación de empleos, durante el 2018 las OSC crearon un total de nueve mil 780 empleos, lo que representa el 1.1 por ciento del total de la población con empleo formal, lo que equivale alrededor de 882 mil 868 personas en el estado de Chihuahua. Es importante mencionar que únicamente alrededor del 15 por ciento de los ingresos de las OSC provienen de recursos públicos y el resto de sus ingresos son autogenerados. 

Las Organizaciones de la Sociedad Civil ante la pandemia del Covid-19 enfrentan diversos retos que van desde el financiamiento, hasta la forma en la que se atiende a sus beneficiarios.

Debido a la contingencia sanitaria que enfrentamos, las actividades de procuración de fondos como la organización de eventos han quedado suspendidos; las fundaciones que destinaban fondos para la operación de las organizaciones han redirigido sus recursos para atención del Covid-19, pero ha quedado a la deriva otra serie de circunstancias que generaran daños colaterales y los gobiernos no tienen la capacidad operativa y voluntad muchas veces de atenderlos como lo es la violencia familiar, la generación de oportunidades para niños y jóvenes, adultos mayores y alimentación, entre otros.

De acuerdo con estadísticas de la Junta de Asistencia Social Privada del Gobierno del Estado de Chihuahua, hasta el mes de abril del presente año el 96 por ciento de las organizaciones continuaban operando, tan sólo el 60 por ciento rediseñó sus programas y la forma de brindar atención a sus beneficiarios directos; el 15 por ciento de las OSC se vieron en la penosa necesidad de tener que despedir al menos a un colaborador y el 37 por ciento de ellas redujo el sueldo de sus colaboradores.

En Ciudad Juárez, las OSC han tomado un papel fundamental en el desarrollo social y comunitario, ya que atienden diversas problemáticas de manera directa, como lo es la atención de jóvenes en situación de calle, jóvenes en situación de conflicto con la ley, prevención de violencia contra la mujer y familiar, promoción de la participación ciudadana, adultos mayores, migrantes, solo por mencionar algunos. Nuestra ciudad se ha visto marcada por diversos sucesos negativos como masacres de jóvenes (Villas de Salvárcar), feminicidios y el clima generalizado de violencia desde el 2008. Sin embargo, han tomado como propios los problemas que tanto han dañado a nuestra ciudad y se han ocupado por generar estrategias para mejorar los entornos sociales y familiares.

Los gobiernos de los tres niveles y principalmente el municipal, ya que es el que se encentra más cercano a la ciudadanía, deben de ver como grandes aliados a las OSC ya que son las que realmente tienen contacto con los diversos grupos sociales que atienden. Administraciones gubernamentales van y vienen, pero las OSC son las que siguen de manera constante atendiendo las problemáticas sociales, no sólo durante tres o seis años que duran las gestiones gubernamentales.