Nacional

Caen en Estados Unidos, acá... ¡nada!

Seis casos de políticos y funcionarios mexicanos señalados de haber aceptado sobornos del crimen organizado o de haber formado parte de redes criminales, han sido acusados y en algunos casos procesados por el gobierno de EU

Reforma

sábado, 14 diciembre 2019 | 09:29

Ciudad de México— Seis casos de políticos y funcionarios mexicanos señalados de haber aceptado sobornos del crimen organizado o de haber formado parte de redes criminales, han sido acusados y en algunos casos procesados por el Gobierno de EU.

Mientras que en México, en algunos casos apenas se están integrando las carpetas de investigación en su contra, como el caso de Genaro García Luna.

Es el caso del exsecretario de Seguridad Pública, una vez que fue detenido en aquel país, la Fiscalía General de la República informó que a su carpeta de investigación le agregarían los delitos de los que se le acusa en Estados Unidos y una vez concluida dicha carpeta solicitarán su extradición a México.

Además de García Luna, quien actualmente está en una prisión estadounidense acusado de recibir sobornos millonarios del Cártel de Sinaloa, las autoridades del país vecino también han involucrado a exgobernadores y exfiscales de justicia.

El 17 de mayo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos acusó al exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, de haber recibido pagos del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En esa misma actualización de la lista OFAC, también se señaló al Magistrado federal Isidro Avelar, de haber favorecido con resoluciones a integrantes del CJNG y Los Cuinis a cambio del pago de sobornos.

Carlos Mendoza, consultor en temas de seguridad y procuración de justicia, consideró que el hecho de que políticos mexicanos de alto perfil sean llevados ante la justicia estadounidense y no en México se debe, entre otras cosas, a las mayores capacidades técnicas que tienen las agencias del país vecino.

"En Estados Unidos se lleva a cabo todo un proceso de investigación documental, de gabinete entre las distintas agencias que les permite intercambiar información, hasta concluir un expediente sólido, no sólo hacer detenciones de una persona, sino de una red de personas que opera con una finalidad delictiva.

"En cambio, en el caso mexicano, es reiterada la pérdida de casos por falta de evidencias", señaló.

Otro ejemplo es el caso del exfiscal General de Nayarit, Edgar Veytia, detenido en marzo de 2017 en San Diego, California, acusado de participar en el envío de heroína, cocaína, metanfetamina y mariguana hacia Estados Unidos, aprovechando su cargo, entre 2013 y 2017.

Veytia, es otro ex funcionario del cual en México, pese a los cargos contra él en Estados Unidos, en México hasta la fecha no hay alguna orden de aprehensión en su contra.

La justicia estadounidense también tiene bajo juicio al exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, quien es señalado de recibir pagos de grupos criminales durante su mandato, de 1999 a 2005.