Zona de tolerancia, desde 1920

La calle Mariscal en el Centro era la única donde podían estar las trabajadoras sexuales, quienes eran sancionadas si salían del sector

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez
sábado, 16 noviembre 2019 | 06:00
|

Ciudad Juárez— Desde los inicios de la década de 1920 ya existía en Ciudad Juárez una zona de tolerancia que era vigilada por la autoridad local y que se restringía exclusivamente a la calle Mariscal en el Centro de la ciudad, por lo que aquellas meretrices, como se les llamaba oficialmente a las trabajadoras sexuales, que se salieran del sector, eran sancionadas por la Policía o el inspector de sanidad.

De acuerdo con el reporte presentado al Ayuntamiento por el inspector de sanidad, eran varios los conceptos por los cuales se sancionaba a las mujeres que incurrían en faltas a la autoridad y al Reglamento de Tolerancia, según la consideración del funcionario público.

Usar un vestido transparente, besar a un hombre dentro de un vehículo, estar acompañada de un hombre en la fonda de un hotel, bailar provocativamente o actuar de forma que al inspector de sanidad le pareciera sospechosa, son algunas de las faltas que se sancionaban, de acuerdo con uno de estos reportes que se encuentra en el Archivo Histórico de Ciudad Juárez, a cargo de Edmundo Santillán Ramírez.

Incluso, el control que ejercía el Ayuntamiento sobre estas mujeres y lo que recaudaba por ello, se contemplaba en el Presupuesto de Ingresos en el renglón denominado Ramo de Tolerancia, concepto por el que en un mes se captaban 513 pesos, según se indica en el corte de caja de la Tesorería Municipal en agosto de 1924. Ese mes el presupuesto total manejado por esta dependencia fue de 59 mil 541.36 pesos.


Intentaron cambiar de lugar

Desde el año 1920 ya estaba la zona de tolerancia en la calle Mariscal y años después se les intenta cambiar a la colonia Chaveña, pero se regresaron al Centro porque allá estaban muy lejos de los centros nocturnos y cantinas, dice al respecto José Luis Hernández Caudillo, del grupo de promotores de la historia local, El Juárez de Ayer.

Desde entonces, comenta, ya operaba el Departamento de Sanidad Municipal, que tenía entre sus funciones la revisión médica a estas mujeres, supuestamente para evitar el contagio de enfermedades, pero se utilizaba más que nada para obtener ingresos para el Ayuntamiento.

Este departamento desaparece en 1983 durante la administración municipal del priista José Reyes Estrada Aguirre.


Reportes de ‘inmoralidad’

Uno de esos reportes sobre la vigilancia a las meretrices dice lo siguiente: “Informe que el que suscribe inspector de sanidad rinde al Ayuntamiento de esta localidad del movimiento habido en esta oficina durante el mes de septiembre próximo pasado, de conformidad con lo que ordena el Reglamento de Tolerancia vigente en su Artículo 42, inciso IV”. Este informe es del trabajo durante el mes de septiembre de 1924.

Los datos comienzan con el caso de 15 mujeres remitidas a la cárcel, de las que dice que son meretrices de la zona de tolerancia detenidas por no pagar sus contribuciones, habiendo insultado al inspector las dos últimas, y evadiendo el registro médico la meretriz Amalia González.

En el reporte asentado en este libro de actas que se tiene en el archivo histórico de la ciudad, se indica que los estadounidenses Mrs. Janit Colle, Clarence Allen y Care Rice Kall fueron aprehendidos en La Casa de Oro por bailar descaradamente, cometer actos inmorales e insultar al inspector.

También dos parejas de extranjeros fueron detenidas por inmorales en la vía publica, por irse besando en un carro.

A Nelly Medina la aprehenden por salir a la calle con un vestido muy transparente, contraviniendo con lo dispuesto en circular de la inspección de sanidad, mientras que a María Mancha y Tomasa Torres las detienen por prófugas de la zona de tolerancia, habiendo faltado muchas veces al registro médico.

Asimismo, el inspector reporta que la meretriz Clemencia Rodríguez fue aprehendida en la fonda del Hotel Versalles por sospechosa al estar en unión de un individuo, mientras que a María Luisa González la detiene en un cuarto del Hotel del Refugio en unión de un individuo cometiendo actos “verdaderamente” inmorales.

De igual forma aprehenden a Elvira Runs en la fonda del Hotel Versalles por ser clandestina conocida, situación por la que también detienen a Amparo Martínez en la fonda del Aeroplano.

En esos tiempos, dice al respecto José Luis Hernández del grupo El Juárez de Ayer, era indecente que las mujeres estuvieran solas o acompañadas en la barra de una cantina, sólo podían estar en el área de matrimonios que se creaba especialmente para ello en estos establecimientos.

En 1924 la ciudad llegaba hasta la calle Constitución, de donde empezaban ya los sembradíos, mientras que al poniente llegaba hasta lo que es ahora la calle Oro y la zona se amplía con la construcción de la llamada Cárcel de Piedra, en tanto que hacia el sur llegaba a la colonia Chaveña.