Son ya mil 500 migrantes mexicanos en Juárez

Cientos esperan en cruces internacionales oportunidad para solicitar asilo en EU

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
jueves, 19 septiembre 2019 | 10:12
David Cruz/El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— Un hombre fue sentenciado a ocho años y cuatro meses de cárcel así como a pagar 15 mil pesos por concepto de indemnización, tras haber sido encontrado culpable de violar a su hija adoptiva. 

El condenado es Luis René Hernandez Ayala. 

Los hechos sucedieron entre las 15:00 y 17:00 horas del 27 de noviembre de 2016, en el baño de la relojería “El Tiempo”, ubicada en Plaza Sendero Las Torres. 

La víctima y una de sus hermanas decidieron decirle a su madre lo que estaba ocurriendo el 5 de junio del 2017 porque Hernández Ayala le había ofrecido 200 pesos a una de sus hermanas menores para que le dejara verle los senos.

Al día siguiente la madre interpuso la querella.

Hernández Ayala le impuso la cópula a la menor entonces de 14 años de edad.

La sentencia fue emitida en un juicio oral número 45/19 y la pena fue impuesta ayer en la tarde.

En septiembre la cantidad de mexicanos se ha incrementado, por lo que cientos han permanecido postrados en los puentes Paso del Norte-Santa Fe y Zaragoza-Ysleta, originarios principalmente de Zacatecas, Michoacán y Guerrero.

“Yo creo que he visto como 500 ó 600. A veces llegan familias y se meten, tienen suerte, no pasan aquí días; yo tengo una semana aquí”, dijo Raúl, un zacatecano de 32 años quien pide ser identificado únicamente así por temor.

Él dijo huir con su esposa y sus dos hijos menores de cinco años de la violencia que se vive en su rancho, en la frontera con Durango.

“Fuimos a un albergue pero nos dijeron que podíamos estar ahí uno o dos meses antes de que nos dejaran pasar y nos regresamos al día siguiente aquí… y cuando llegamos ya se habían metido algunos. En las noches también se nos han metido, pero a nosotros nos han devuelto”, narró sentado sobre colchonetas junto a su familia.

Junto a él, otra mujer guarda en su bolsa las imágenes de su marido asesinado, pero se niega a contar su historia por temor a ser encontrada.

“A nosotros nos secuestraron a un tío y nos mataron a un primo, a mi papá le pidieron dinero porque tenía un negocito, un restaurancito”, aseguró Raúl.

Y es que la mayoría de los mexicanos que han llegado durante los últimos dos meses han afirmado huir de integrantes de cárteles como La Nueva Familia Michoacana, el Cártel Jalisco Nueva Generación, el Cartel Independiente de Acapulco y el Cártel del Golfo, además de sus brazos armados.

“Nosotros vivimos en la frontera con Durango, ahí llegan y desaparecen, tiran cuerpos, piden dinero por trabajar… ya no se puede vivir así. No queremos que nuestros hijos crezcan ahí”,  argumentó.

Mientras que en el puente internacional Paso del Norte-Santa Fe se han acumulado hasta 230 migrantes en una noche, en el Zaragoza ayer sumaban alrededor de 200 personas.

“Vienen huyendo de una situación de riesgo, de violencia y tenemos como Estado mexicano una obligación para con ellos, de ayudarlos”, señaló el coordinador general de Coespo, Enrique Valenzuela.

Aunque este fenómeno de los migrantes postrados en los puentes ya se vivió en octubre del año pasado, el caso de los connacionales es más complejo, confesó el funcionario estatal.

“En su calidad de desplazados sí nos asiste una obligación y es atenderlos, es tratarles inclusive como víctimas de un proceso violento por el que han pasado y que los ha traído hasta esta frontera”, apuntó.

Dijo que este nuevo fenómeno que enfrenta la ciudad desde julio pasado, y que se ha ido agudizando, le compete a las autoridades de los tres niveles de Gobierno para ofrecerles apoyo humanitario y cuidar su seguridad.

Valenzuela también subrayó, como lo han comentado los propios migrantes, que no quieren irse a albergues porque no quieren perder su lugar, ya que su único objetivo es cruzar a Estados Unidos. 

“Han decidido permanecer en los puentes, inclusive pernoctar ahí para no perder su lugar, por así decirlo, y es algo que ya estamos coordinando las instancias de Gobierno para brindarles el apoyo humanitario propio para estas familias, que traen inclusive niños de brazos”, dijo.

La respuesta que han obtenido de CBP es que están saturados en los procesos de asilo político, aseguró Valenzuela.

“Nos han referido que no habrán de detenerlos ni dilatar su ingreso, pero sí hemos visto que los han venido recibiendo conforme sus capacidades lo permiten. Por eso se quedan postrados en los puentes, porque de pronto reciben y dicen ‘20 más’, ‘50 más’ o hasta más por el puente Zaragoza o el Santa Fe, que es como han venido ingresando”, dijo.

Ante este nuevo fenómeno, investigadores, académicos y autoridades que forman parte del grupo de investigación interdisciplinario sobre temas de migración en Juárez, se reunieron el pasado martes en el Centro de Atención Integral para Migrantes (CAIM), con el fin de analizar y buscar estrategias de atención a mexicanos.

“La intención es fundamentalmente que a través de una comisión académica se pueda tomar razón de los fenómenos migratorios que tenemos aquí en la frontera, que esto nos permita a través del análisis avanzar en el desarrollo de las soluciones a nivel local, y tomar razón como Estado mexicano de una situación que nos obliga a todos los órganos de Gobierno, no es solamente ver el fenómeno como quienes vienen aquí de paso y que ya se van a Estados Unidos”, apuntó.


Atenderán solicitudes sólo en puente Paso del Norte

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) atenderá solicitudes de asilo de familias mexicanas exclusivamente en el Puente Paso del Norte, se informó anoche a través de un comunicado de prensa del Gobierno del Estado.

El informe señala que el CBP está dispuesta a considerar la asignación de más agentes de los otros cruces fronterizos de la ciudad en caso de que la afluencia de familias solicitantes se incremente.

[email protected]


¿DE QUIÉNES HUYEN?

• Cártel Nueva Familia Michoacana

• Jalisco Nueva Generación

• Cártel Independiente de Acapulco 

• Cártel del Golfo


– Los números

230

migrantes en el Santa Fe 

– 200

personas en el Zaragoza