PUBLICIDAD

Juárez

Gasolina y diésel

No hay desabasto, sino más compradores

Ante alza de precios de combustibles en EU, distribuidores que antes importaban ahora surten aquí

Sandra Rodríguez
El Diario de Juárez

jueves, 16 junio 2022 | 09:48

Carlos Sánchez/El Diario | Filas para cargar combustible en la Terminal de Abastecimiento y Despacho de Pemex

PUBLICIDAD

Petróleos Mexicanos (Pemex) dejó ayer sin respuesta una solicitud de información sobre la aglomeración de transportistas que reportaron esperas de hasta tres días para cargar combustible en la Terminal de Abastecimiento y Despacho (TAD) ubicada en esta frontera.

Información obtenida en el interior de esta empresa del Estado mexicano indicó, sin embargo, que la acumulación se debe al aumento de precios en Estados Unidos, lo que ha motivado que distribuidores que antes importaban ahora se dirijan a esta instalación ubicada en la parte sur de Juárez.

PUBLICIDAD

“Es muy evidente lo que está sucediendo: hay falta de importación, los precios en Estados Unidos son más altos que los de México y están acudiendo a Petróleos Mexicanos a comprar. Son las filas que se están haciendo en la terminal”, informó una fuente consultada con la condición de no ser citada.

“Los distribuidores ya no están importando combustibles, desde que subieron los precios internacionales (…) tiene a principios de año, pero no es de que esté saturada, tenemos abasto suficiente; no hay desabasto ni escasez, digamos que hay una sobredemanda de producto de parte de clientes que están acudiendo a la instalación a surtir”, agregó.

De acuerdo con los archivos periodísticos, la brecha de precios de la gasolina entre Juárez y El Paso, hasta el pasado 8 de junio, se encontraba en más de ocho pesos por litro en los valores máximos.

“Mientras que el litro más caro aquí se vende en 17.59 pesos, en la vecina ciudad alcanza los 25.58 pesos”, indicó este medio el pasado 7 de junio. 

El pasado martes, transportistas de combustible entrevistados en el exterior de la TAD ubicada sobre la carretera a Casas Grandes reportaron esperas de más de dos días para cargar, un procedimiento que, de manera normal –dijeron– debe tardar sólo dos horas.

“Hemos durado hasta tres días aquí”, dijo Jesús Chavira, que traslada combustibles para una estación de servicio en Ascensión, Chihuahua.

Los entrevistados, provenientes también de lugares como Jiménez, Janos, Ojinaga y Chihuahua, agregaron que la congestión se ha presentado sobre todo en los últimos tres meses de este año, en el que también se ha observado un aumento en la presencia de conductores.

“(Nos dicen que) escasea el combustible, no hay suficiente, porque hay muchos equipos (tractocamiones) para cargar, y luego las instalaciones de Pemex no están en las mejores condiciones para atendernos; en ocasiones están trabajando una o dos ‘llenaderas’ y no dan abasto, por eso tantas filas”, comentó otro entrevistado, que pidió no ser identificado por temor a sufrir mayores retrasos.

Este medio solicitó información oficial a Pemex a través de la oficina de comunicación social para la zona noreste, ubicada en Monterrey, pero no hubo respuesta. 

srodriguez@redaccion.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search