Inclusión comunitaria y desarrollo integral, retos para Juárez

A 10 meses del inicio de la contingencia migratoria, la ciudad busca cómo enfrentar situación

Hérika Martínez Prado/
El Diario
miércoles, 11 septiembre 2019 | 06:00
|

La inclusión comunitaria y el desarrollo integral de capacidades para dar respuesta a los miles de migrantes que están la frontera son los retos a los que se enfrenta actualmente Ciudad Juárez después de 10 meses de éxodo, destacó el Consejo Estatal para la Protección y Atención al Migrante (Coespo).

De acuerdo con los registros oficiales, hasta ayer sumaban 20 mil 295 migrantes en la ciudad, 6 mil 214 en espera de cruzar a Estados Unidos para solicitar el asilo político y 14 mil 081 retornados a esta frontera por el Gobierno de Donald Trump; sin embargo, el coordinador general de Coespo, Enrique Valenzuela, estimó que realmente son entre 8 mil y 12 mil los que permanecen en la ciudad. 

“En realidad sabemos que muchas de estas personas no están aquí, lo sabemos porque cuando son llamados (por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, CBP) porque toca su turno pasar a los Estados Unidos, de 10 personas que son llamadas muchas no se presentan y avanzamos hasta 30 números o más”, y de los retornados hasta un 50 por ciento ha manifestado su deseo de regresar a su país de origen, dijo el funcionario estatal.

Muchos se han ido a otras fronteras y otros han buscado otras maneras de cruzar, pero siguen siendo miles los que permanecen en Ciudad Juárez, por lo que ayer se llevó a cabo una reunión extraordinaria del Coespo, con representantes de los tres niveles de gobierno en áreas como Educación, Salud, Registro Civil e Infancia; representantes de los albergues y organizaciones locales e internacionales de abogados y apoyo humanitario como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de Naciones Unidas.

A 10 meses del inicio de la contingencia migratoria, Ciudad Juárez enfrenta el reto del desarrollo de oportunidades en los diferentes aspectos para los migrantes, destacó Valenzuela. 

“Estamos en el punto de seguir desarrollando las capacidades locales para enfrentarnos a todas las variables del fenómeno migratorio; extranjeros, connacionales, personas retornadas que necesitan asistencia humanitaria, que necesitan atención a sus necesidades básicas. Ahorita estamos desarrollando capacidades locales (para toda la población migrante)” comentó.

Más allá de prepararse para recibir a los migrantes, Juárez está ya en la tarea de inclusión social, productiva, educativa, de salud y de desarrollo integral de sus capacidades, apuntó.

Tendrán seguridad social


Entre las necesidades urgentes que tiene la ciudad frente al fenómeno migratorio se encuentra el armonizar las coberturas de las pólizas del Seguro Popular con respecto a la realidad de las personas extranjeras, tanto para los que están en tránsito como para los retornados de Estados Unidos, destacó el coordinador general del Coespo.

Durante la misma reunión, el doctor Rogelio Covarrubias Gil Lamadrid, subdirector de la Jurisdicción Sanitaria II, aseguró que todos los migrantes registrados ante el Seguro Popular serán atendidos, aunque ya haya vencido su póliza.


Urgen consulados de Honduras y Guatemala

Valenzuela también destacó la necesidad de una representación consular en Chihuahua de los Gobiernos de Honduras y Guatemala.

Esto mientras que la apertura anunciada del Consulado de El Salvador en la ciudad se pospuso hasta nuevo aviso.

También “urge en lo local, un programa especial de regularización migratoria”, así como realizar gestiones necesarias para que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) del Gobierno Federal, tenga una representación en Chihuahua.

Otra prioridad es el facilitar mecanismos para los trámites de Registro Civil para personas originarias de Cuba, Venezuela y Nicaragua; buscar mecanismos de inclusión productiva formal para los extranjeros que se encuentran en tránsito registrados ante Coespo; además de consolidar esquemas de inclusión educativa formal y no formal para las niñas, niños y adolescentes en contextos de migración que se encuentran en la ciudad.

“No existe un diagnóstico de los desplazamientos internos forzados de connacionales que llegan diariamente a los puentes internacionales, que permita trazar una ruta de referencia para su atención, más allá de resolver sus necesidades básicas”, destacó Valenzuela.


Necesario agilizar cruce de solicitantes de asilo

También subrayó la importancia de que la Secretaría de Relaciones Exteriores convoque a una reunión urgente con las autoridades migratorias estadounidenses para agilizar el cruce de solicitantes de asilo tanto connacionales, como extranjeros.

Y en el caso de los retornados de Estados Unidos bajo el programa Permanecer en México, dentro de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), es necesario documentar casos de poblaciones vulnerables que han regresado a México, como mujeres embarazadas, personas con problemas de salud, menores y migrantes con vulnerabilidad acentuada, apuntó.